Menú

Rivera ratifica en Madrid su alianza con Macron para las europeas

Asegura en el congreso de los liberales que la cita de 2019 es "histórica" para luchar contra "populistas y nacionalistas" que quieren destruir la UE.

0
Albert Rivera, durante su intervención en el congreso de ALDE, este viernes en Madrid. | EFE

Con una gran ovación, puesto en pie el público, recibía este viernes el plenario del congreso de ALDE en Madrid las palabras de Astrid Panosyan, la representante de En Marche, el partido de Emmanuel Macron, asegurando que la formación de los liberales europeos es "el corazón" con el que quieren construir una coalición para las europeas de 2019. Su discurso se producía justo después del de Albert Rivera, quien había pedido a sus correligionarios continentales "generosidad" con los de Macron, a los que no dudaba en calificar de "hermanos".

Las palabras de ambos sellaban un acuerdo largamente negociado, entre otros por el responsable económico de Ciudadanos, Luis Garicano, que saldrá del cónclave madrileño reelegido vicepresidente de ALDE para los dos próximos años.

El acuerdo entre los liberales y Macron tiene dos condiciones importantes, la primera que el presidente francés no se integrará en la estructura de ALDE, sino simplemente en su grupo en la Eurocámara, y la segunda es que no habrá un candidato a la presidencia de la Comisión Europea -un Spitzenkandidat según su denominación en alemán- como el que ya han elegido las otras familias políticas del continente, como la popular, que esta misma semana elegía en Helsinki al bávaro Manfred Weber.

Una denominación con reminiscencias soviéticas

Incluso la denominación del órgano de gobierno de la Unión Europea les disgusta a los liberales, como expresaba durante su discurso el líder del grupo parlamentario de ALDE, el belga Guy Verhofstadt, quien llegaba a decir que Comisión Europea era una denominación "que me recuerda a la URSS".

Rivera, en un discurso en inglés, enfatizaba el crecimiento de los partidos liberales en el sur de Europa, e incluso prometía a los presentes que pronto Ciudadanos estará en el Gobierno de España. El líder naranja admitía que las "cosas no van bien" en el seno de la UE debido a la crisis económica y al Brexit, pero se conjuraba para lograr una Europa con "menos burocracia y más valores" ante la "histórica" cita con las urnas de primavera.

Desafíos, decía Rivera, como el terrorismo el cambio climático no se detienen en las fronteras, y por eso enfatizaba la necesidad de buscar soluciones globales. Unas soluciones que no garantizan, afirmaba, los grandes enemigos de la UE y rivales en la próxima cita de mayo, "los populistas y los nacionalistas".

Sin alusiones concretas al PDeCAT

Ni en su discurso ni en el del resto de dirigentes, entre ellos el holandés Hans van Baleen, presidente de ALDE, se aludía a la reciente expulsión del partido del PDeCAT, fundador en su día de la formación, cuando era Convergencia Democrática de Cataluña.

Sí había muchas menciones al "imperio de la ley" que la comisaría europea de competencia, Margarethe Vestager (la mujer que inspiró la serie Borgen) llegaba a definir como la verdadera "identidad" europea. La dirigente danesa afirmaba, además, que Europea es el mejor lugar que haya habido "nunca" para vivir, enfatizando que "especialmente si eres mujer". Al cónclave asistía también el primer ministro danés, Lars Lokke Rasmussen.

El peso de Ciudadanos es muy grande en la estructura partidista de ALDE, pero no tanto, por el momento, en el grupo en el Parlamento Europeo. Se trata de una realidad que cambiará sustancialmente en mayo, donde en el peor de los casos la formación naranja superará sus dos diputados, obtenidos en 2014 cuando aún no había eclosionado como uno de los grandes partidos de España.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios