Menú

La vergüenza de Marlaska: hasta Rahola condena los ataques a Llarena

El follón del Brexit abre las portadas, arranca la campaña andaluza y el escándalo de Marlaska.

0

El Mundo dice que "May salva su Brexit sin ceder en la soberanía de Gibraltar". Y hoy la prensa se ocupa al fin de los atentados contra los jueces en Cataluña. "El CGPJ exige a Marlaska medidas de protección efectivas al juez Llarena". ¿Qué pasaría si a alguien se le ocurriera atacar la vivienda de Pablo Iglesias? Se montaría la dios es cristo. Claro que al podemita le protege medio cuerpo de policía, como recordaba ayer Luis Herrero en su programa de esRadio. El Mundo critica la "indolente actitud de Grande-Marlaska ante el nuevo ataque intimidatorio contra el juez (…) Grande-Marlaksa no puede ignorar que estamos ante un nuevo foco de violencia independentista, instigado por el president Torra y ejecutado por las juventudes de Arran, para amenazar a los representantes del Estado". Al juez Marlaska se le tenía que caer la cara de vergüenza con la actitud del ministro Marlaska. Federico Jiménez Losantos también habla de jueces a cuenta de "la nueva mayoría social-comunista del CGPJ, abrumadoramente sectaria". "El último recurso para evitar la creación del Soviet Judicial es el que ha votado por unanimidad la Asociación Francisco de Vitoria: denunciar lo ilegal de nombrar a Marchena antes que los que deben nombrarle (…) No debería renovarse el CGPJ hasta después de la sentencia contra el Golpe".

El País dice que "May resiste la rebelión en su Gobierno y apela al Parlamento". El periódico que dirige Soledad Gallego es el único que ignora los ataques a los jueces y se centra en las elecciones andaluzas. "Sánchez busca reforzar su Gobierno y arrinconar al PP en Andalucía". Dice Ruben Amón que "le convendría a Ciudadanos acercarse al PSOE andaluz" y que "un acuerdo con Susana Díaz" beneficiaría a ambos. Díaz, "íntima enemiga del líder socialista, remarcaría Andalucía como un territorio político propio, no solo ajeno a las instrucciones de del presidente, sino reacio a cualquier espacio de colaboración con la detestada Teresa Rodríguez". Máxime cuando, según los rumores, Teresa pondría como condición para apoyar al PSOE "un presidente distinto a Susana Díaz", la misma jugada que le hizo la CUP a Mas. "La maniobra es el sueño inconfesable de Sánchez". Pues que se cuide mucho Susana, los sueños más imposibles de Sánchez se han cumplido todos.

ABC dice que "May intenta salvar su acuerdo y su cargo". Álvaro Martínez cree que "la inacción del Gobierno en todo lo referente a los desmanes, políticos u operativos, de la banda del lazo, a ese intento de imposición del pensamiento único en Cataluña para acorralar a los no afines, tiene que ver seguramente con el peaje que debe pagar Sánchez por haberle despejado el camino a la Moncloa". No lo dudes, el Sánchez ciudadano llegó a llamar racista al amigo del Sánchez presidente. Luis Ventoso afea a Marlaska que haya vendido su prestigio como juez por el plato de lentejas ministerial. "Grande-Marlaska es cada día moralmente más pequeño (…) Dejar vendido al juez que está defendiendo a España en la primera línea, no decir ni una palabra en su apoyo, es una bajeza que sorprende incluso de Sánchez". De Sánchez ya no sorprende ninguna bajeza, lo que no se entiende es cómo el juez Marlaska puede mirarse al espejo cada mañana sin sentir náuseas de sí mismo.

La Razón: "May y su Brexit, en el abismo". Cuenta el periódico de Planeta que los jueces están saliendo por pies de Cataluña ante los ataques que están sufriendo. "Éxodo de jueces en Cataluña: 43 dejan su plaza en solo un año". "El clima de radicalidad creada por el proceso separatista, que ha convertido en blanco de los extremista a los representantes de la justicia, están intensificando ese fenómeno". Pedro Narváez también tiene la teoría de que Sánchez quiere aprovechar las elecciones andaluzas para quitarse de encima a Susana. "Sánchez puede vender el trofeo andaluz como propio y Pablo Iglesias hacerle el favor de desterrar a Díaz, que gobierne el PSOE pero con otra cara. Un jaque mate en diferido. Una jugada maestra". ¿Y Susana se va a dejar?

La Vanguardia dice que "May se aferra a su Brexit pese a la ola de dimisiones". Pilar Rahola da la campanada y deja a Marlaska a la altura del betún. "Desde la otra orilla ideológica, defiendo el derecho de Llarena a no ser violentado en su casa. Me parece bronco y repugnante que se vulneren los límites de la protesta legítima. Ir con potes de pintura a señalar una casa particular, con la dosis de amenaza que inevitablemente puede sugerir, es una forma de microviolencia. O, en cualquier caso, una forma ilegítima de protesta. No en mi nombre". Puf, que una fanática como Pilar Rahola dé lecciones de decencia a todo un juez debe ser difícil de digerir.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios