Menú

De taxistas violentos y el silencio sobre los ERE al demediado Spiriman, la campaña va reptando hacia al día 2

Los taxistas de facciones radicales coparon la puerta y la zarandearon con lanzamiento de macetas, reventando el mitin de Susana Díaz. 

(Sevilla)
0
Susana Díaz en un acto de campaña. | EFE

Lo más llamativo de la semana, debate incluso, ha sido el reventón de un mitin de Susana Díaz en la localidad sevillana de San Juan de Aznalfarache, que obligó a la trianera a suspenderlo. El incidente no fue menor, aunque lo parezca.

Estaba el escenario montado en el Teatro Romero y se esperaba la intervención de Susana Díaz y Verónica Pérez, que se hizo famosa por su apelación a ser la máxima autoridad del PSOE en el Ferraz de la bronca Sánchez-Díaz. Pero entonces llegaron los taxistas de facciones radicales, coparon la puerta, la zarandearon con lanzamiento de macetas. La violencia de la actuación forzó el cierre del teatro con la gente dentro y la suspensión del acto. Era un episodio más de la exasperación de algunos taxistas por la competencia de las VTC.

Poco después se conocía que la juez Núñez Bolaños había excluido del culebrón de los ERE al ex consejero de Trabajo Antonio Fernández de la pieza que se instruía con motivo del ERE de 17,45 millones concedidos a la empresa González Byass, de Jerez, donde él mismo aparecía incluido –luego se desincluyó–, y donde figuraba, por error, como trabajador de la empresa desde el día ¡en que nació!

Cómo será de escandalosa la cosa en sí que es la propia Junta de Andalucía, esto es, Susana Díaz y su aparato jurídico interno los que acusan y quienes han afeado que este prejubilado beneficiario de una ayuda de 386.000 euros concedida en abril de 2008 por un subordinado suyo, el ex director general de Trabajo Francisco Javier Guerrero, no siga imputado por malversación de caudales públicos.

A pesar de que la propia Junta no se cree la explicación de Fernández y de que ha recurrido su exclusión de la pieza, la juez Núñez Bolaños sigue agarrada cono clavo ardiendo a los dictados de la Sección Séptima de la Audiencia Provincial que sentó doctrina cuando dijo que si los procesados del caso ERE, los 21 ex altos cargos, eran juzgados por malversación en ese caso del procedimiento específico usado en los ERE, no podrían serlo de nuevo en cada caso concreto.

Es más, considera que haberlos acusado en el juicio de malversación fue un exceso indebido de la Fiscalía que habría dado paso de ese modo a una zona, amplia zona, de impunidad que está en litigio y veremos cómo se resuelve. Lo cierto es que poco a poco van siendo desimputados todos los acusados de las ayudas concretas como ésta de González Byass.

Con menor presencia cada vez tras su enfrentamiento visceral con la Junta de Andalucía, el médico Jesús Candel, Spiriman, ante la ofensiva de la Junta, no sólo ya por desacreditarle y dificultarle su actividad en la Sanidad andaluza, ha reaccionado de un modo discutible: ha presentado una querella criminal por prevaricación y malversación de fondos públicos contra la misma Susana Díaz nada menos que ante el Tribunal Supremo.

Como presidente de la asociación Justicia por la Sanidad, Spiriman acusa a Susana Díaz en el Tribunal Supremo porque dice que la justicia no es igual para todos, se supone que en Andalucía donde él mismo ha sido denunciado por la propia presidenta de la Junta y otros actores de la sanidad andaluza.

Su explicación, suponemos que acorde con sus abogados, ha sido la que tomamos de ABC: "Esperamos que el Supremo actúe porque a mí me están juzgando por llamarla hija de puta, que no es un delito, y sí lo es la prevaricación".

Spiriman ha recibido bastantes denuncias y querellas por delitos de injurias, calumnias, incitación al odio por sus manifestaciones en vídeos hechos públicos, pero él aduce que es Susana Díaz quien prevarica y malversa por usar las herramientas al servicio de la Junta de Andalucía para atacarlo. Curiosamente se fundamenta en la querella que se interpuso contra la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que resultó condenada por usar los medios de la Comunidad de Madrid para "atacar" a una ministra del PSOE.

Por si fuera poco, Candel convocó una protesta el día de reflexión de la campaña electoral, sábado 1 de diciembre, que acaba de ser denegada por la autoridad competente que es la Junta Electoral.

En la campaña oficial, destaca la inquietud en el PP andaluz por el ascenso de Vox, la combinación Marín-Arrimadas como jugada perfecta y el calentamiento de la oposición PSOE-Adelante Andalucía por la bolsa aún indefinida del voto útil.

No es para menos que Pablo Casado, tras su tropezón judicial, se esmere en su presencia andaluza y apunte a Cataluña. Acaba de enterarse de que las encuestas ya dan a Vox crecientes posibilidades de entrar, a su costa, en el Parlamento andaluz. Tal vez en Almería donde el PP siempre ha sido hegemónico y la inmigración una necesidad mientras aumenta sus posibilidades en otras cuatro provincias: Sevilla, Málaga, Córdoba y Granada.

Ciudadanos, consciente de su éxito en la campaña electoral urdida desde el blanqueo de la figura de Juan Marín con la brocha española-catalana de Inés Arrimada, no debe olvidar que también su electorado puede ser seducido por Vox. Según Gad3, en una semana ha crecido en 50.000 votos. De ahí la reacción anti Torra de Juan Marín para suscitar una reacción andaluza ante el agravio nacionalista.

Por fin, como se esperaba, Teresa Rodríguez, consciente de que o se enfrenta más claramente que lo hizo en el pasado debate televisado a Susana Díaz o será sepultada por el voto útil, ha sacado los dragones y ha ondeado la bandera del socialismo, sí, leen bien, del socialismo auténtico haciendo que Susana Díaz aparezca como una deriva "susanista" que no es el socialismo andaluz originario, que es el que representa Podemos-IU. Olvida así, o encubre, su esencia comunista. Juegos orquestales en la claridad del día.

Aun así, nadie descarta una sorpresa. Fíjense en la encuesta realizada por el diario La Verdad de Ceuta para estas elecciones andaluzas: el PP pierde tres escaños, Vox entra en la Ciudad Autónoma con 4 diputados y Ciudadanos pierde el suyo mientras el PSOE sube dos. Cierto que es ciudad frontera pero los datos son relevantes.

La última encuesta conocida, de NC Report para el grupo Planeta, arroja resultados que indican que el PSOE se mueve a la baja mientras Podemos-IU se come sus pérdidas y el PP se recupera un poco ante Ciudadanos y ante un Vox que no termina de entrar en el juego parlamentario. De todos modos, la esencia se perpetúa: o Susana Díaz apuesta por Teresa Rodríguez, un trago bien amargo, o no podrá gobernar a menos que Albert Rivera vuelva a argumentar que es mejor una alianza por pasiva de Ciudadanos con el PSOE andaluz, con miembros más rebeldes esta vez. Lo veremos pronto.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios