Menú

La semana negra de Borrell: del escupitajo de los 'rufianes' al escupitajo elegante de los ingleses

Hoy nos cogemos el Falcon y nos vamos a Gibraltar con escala en Bruselas y destino Cuba.

0

El Mundo dice que "España acusa a Bruselas de modificar el acuerdo sobre Gibraltar a sus espaldas". Los listos de los ingleses han aprovechado que estábamos distraídos pasándole el VAR al escupitajo para colarnos un gol. Dice el editorial que "el Gobierno no ha negociado como debía para evitar que el texto consensuado entre Bruselas y Londres acabara ignorando los intereses de nuestro país", critica. Pero en el tema de Gibraltar, todos a una. "España no puede suscribir el actual acuerdo del Brexit. Y hay que respaldar a Sánchez cuando, aunque tarde, promete que no lo hará. Ha de quedar claro que nuestro país no renuncia a la soberanía de Gibraltar y que su futura relación con la UE deben consensuarla Londres y Madrid. Son líneas rojas con las que no cabe jugar". Como no tenemos bastantes líos en casa vamos a la guerra con Inglaterra. Margallo le envía una carta de ánimo a Borrell en estar horas aciagas. "Mi querido ministro y amigo: No es no. Recibe un abrazo fuerte", vamos campeón, estamos contigo. Federico Jiménez Losantos está hoy enfadado con Carmen Calvo, que espetó a Girauta que "el Poder Judicial debe emanar del Legislativo". "Es el último clavo en el ataúd de Montesquieu, al que Guerra declaró cadáver en 1985 y algunos nostálgicos se empeñan en resucitar (…) La hipertrofia de un solo poder en nombre del pueblo, en vez del equilibrio de poderes, acaba siempre en dictadura". ¿Qué equilibro? En España hemos perdido de tal forma el equilibrio que estamos a punto de darnos un leñazo de narices.

El País... uf qué pereza da El País. ¿Pues no abre con que "Rajoy vulneró la ley al gobernar diez meses sin control parlamentario"? ¿Y a quién le importa eso ya? Con lo que les gusta hacerse los listos de la clase con portadas internacionalistas, y hoy que todo el mundo va con el Brexit Soledad Gallego nos sale con esta chorrada. El editorial va sobre el viaje de Sánchez a Cuba. Dice que le parece fenomenal, pedazo de acierto del presidente, este chaval es un portento. "La visita de Sánchez a La Habana llega en un momento de cambio en la isla". Que no se reúna con la disidencia es un detalle sin importancia. "Sánchez ha decidido no reunirse con representantes de la disidencia pero sí que se verá con representantes de la sociedad civil". En cualquier caso, pelillos a la mar, "no puede quedar duda del compromiso de España con la democratización de Cuba". Claro que no, hombre, claro que no, estamos hablando de Sánchez, ese presidente que siente tanto respeto por la democracia que llegó al cargo sin ganar en las urnas y se niega a convocar elecciones.

ABC dice que "May y la UE marginan a España". "No se arrugue, señor Borrell", le anima José Félix Pérez-Orive, "a la hora de la verdad, a los españoles nunca nos asustó una pelea que mereciera la pena". Puf, dirá Borrell, primero me escupen en el Congreso y ahora tengo que ir a la guerra por Gibraltar, vaya semanita llevo. Dice el editorial que "el Gobierno ha hecho bien en levantar la voz, pero, si lo sabe, el ministro Josep Borrell haría bien en explicar públicamente cómo ha sido posible que nos hayan colado este gol, y quién es el responsable". ¡Rufián, seguro que ha sido Rufián!

La Razón dice que "Bruselas ningunea a Sánchez y le deja sin veto sobre Gibraltar". El editorial le echa la culpa a Sánchez, como no podía ser de otra manera. "Que el Gobierno hable de una inexistente capacidad de veto demuestra la pésima gestión del equipo negociador español, que se ha dejado sorprender por la falta de escrúpulos de Londres como si la experiencia de siglos en el trato con los ingleses no nos hubiera vacunado". Esos piratas. González Pons dice que "el equipo español que ha negociado el Brexit ha hecho el ridículo", "qué torpes hemos sido". Pues hijo, tú estás allí todos los días y te pagamos un sueldo. Tanto viaje p’aca y p’allá y "el Gobierno no ha hecho los deberes en Bruselas", se queja Pedro Narváez. "Borrel pinta poco en el Congreso, si aquí le escupen hay que prevenir que en los pasillos europeos no exista un efecto llamada. Lo harán con elegancia. Hay escupitajos de Saville Raw donde los diplomáticos aprenden a putear con finura. Allí Rufián sería un mono de Picardo". Hombre, y aquí.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation