Menú

Las juventudes de la CUP atacan ahora discotecas, bares y una tienda de moda

Arran marca establecimientos como la sala de conciertos Razzmatazz en otra campaña de acoso impune.

(Barcelona)
0
Las juventudes de la CUP atacan ahora discotecas, bares y una tienda de moda
Imagen de uno de los vídeos colgados por Arran | Twitter

Fuera del radar de los Mossos d'Esquadra, Arran, la organización juvenil vinculada a la CUP y cantera de los Comités de Defensa de la República (CDR), ha ampliado sus actividades y se dirige ahora contra el sector del ocio nocturno. Tras atacar y señalar el domicilio del juez instructor del referéndum ilegal del 1-O, Pablo Llarena, así como la comisaría de la Policía Nacional en Tarrasa y dependencias judiciales en varias localidades de Gerona, Arran ha difundido imágenes de sus últimas actividades, los señalamientos y destrozos en varios bares y discotecas de Barcelona, Mataró y la citada Tarrasa.

Dada la impunidad de la que disfrutan, Arran difunde imágenes de sus acciones en sus cuentas en las redes sociales. La conocida sala de conciertos de Barcelona Razzmatazz, varios bares de la calle Marina de la Ciudad Condal, las discotecas Cocoa de Mataró y Opera Garden de Tarrasa han sido el objeto de las iras de los jóvenes separatistas radicales, que acusan a los responsables de dichos locales de "culpables de agresiones sexuales" así como de promover "la cultura de la violación" y "la protección de los agresores".

Los radicales también atacaron con ocasión del Black Friday una tienda de la marca de moda H&M, a la que tiraron globos con pintura, sellaron las cerraduras y las puertas con silicona y en cuya fachada realizaron varias pintadas con la firma de Arran.

Las actividades de Arran han creado un efecto imitación en las juventudes de ERC, que también se fijó en la citada discoteca de Mataró para llevar a cabo una acción reivindicativa en contra del "heteropatriarcado", el consumismo y la violencia sexual. Sin embargo, los jóvenes del partido de Oriol Junqueras no parecen tan diestros como los de Arran y cuatro militantes fueron retenidas por los porteros del local cuando estaban haciendo pintadas hasta que llegaron los Mossos, que las identificaron y dejaron en libertad. Las jóvenes se quejan de que fueron agredidas por los empleados del establecimiento.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios