Menú

La llamada de Pablo Iglesias a la violencia contra las urnas da "miedo": ¿Quién es el fascista?

Mientras su socio Pablo Iglesias intenta desatar una nueva guerra civil, a Sánchez sólo se le ocurre meterse con el Rey y atrincherarse en Moncloa.

0

El Mundo dice que "un Gobierno en shock pone en duda la inviolabilidad del Rey". A Sánchez se le ha ido la olla por completo. Con la que está cayendo y él hablando del sexo de los ángeles. Un editorial corrobora esta impresión. El presidente "no sólo no saca conclusiones de la debacle electoral en Andalucía: agrava sus causas huyendo ciego hacia adelante (…) Sánchez debe convocar elecciones ya". Y que lleve en su programa la inviolabilidad del Rey, un referéndum sobre la Corona, otro sobre Cataluña si le peta y todas las propuestas que pretende imponer vía decreto sin haber ganado nunca las elecciones. Aunque John Müller cree que a Sánchez se le ha pasado el arroz. "Se le pasó la hora de convocar elecciones con ventaja", "ha estirado demasiado la cuerda". No dirá que no se lo advertimos hace meses. Convoca Pedro, que es tu momento, convoca Pedro que el PP está desarbolado, Ciudadanos despistado y Podemos en caída libre, convoca Pedro. Pero nada, le deslumbró el Falcon, Moncloa y los placeres del poder. Como dice Müller, ha causado "tanta irritación" que, convoque cuando convoque, la gente le va dar tal patada que lo de Susana le va a parecer una broma. En cuanto a la formación de gobierno en Andalucía, hay opiniones para todos los gustos y cada uno barre para su casa. Francisco Rosell insiste en que "creemos que el PP y Cs deben buscar acuerdos que les permitan alcanzar una mayoría estable de 47 escaños con los que formar gobierno, y a partir de ahí desarrollar mediante pactos puntuales un programa político consensuado que dé cauce a las reformas que necesita Andalucía". "De PP y Cs esperamos un programa que ponga coto a toda condición radical", dice en referencia a Podemos y Vox. Federico Jiménez Losantos, sin embargo, cree que negociar con Vox es fácil. "Yo veo cuatro negociaciones: fiscal, judicial, autonómico y policial (...) Páctese un calendario y hay alternativa al golpismo y sus cómplices. Es fácil". Bueno, fácil, fácil. Santiago González habla de lo más grave que está sucediendo estos días, la llamada de Pablo Iglesias a la guerra civil con la complicidad de sus terminales mediáticas. "Lo curioso es que fue Pablo Iglesias quien lanzó la noche electoral una llamada a la violencia. Pero el extremista es Abascal, ojo". Parece que el partido fascista de verdad es Podemos, que no acepta el resultado de las urnas, porque Vox, de momento, no ha lanzado hordas a las calles a matar podemitas.

El País dice que "Sánchez llevará el presupuesto al Congreso para medir sus apoyos". Que haga lo que quiera, ya le va dar igual. La gente está (como hace años pasó con Podemos) con el voto a Vox entre los dientes y cuanto más tarde en convocar elecciones más crecerá. Allá él. El editorial se pone estupendo. "Los partidos que pacten con Vox quedarán involucrados en esa fraseología rancia de extrema derecha, de la que será muy difícil desprenderse. En un parlamento democrático todas las coaliciones son legítimas, pero no los programas sobre los que se articulan. Los partidos que claudiquen ante el programa de Vox estarán poniendo en riesgo su compromiso constitucional y democrático". Para orinar y no echar gota. Cámbiese en este párrafo Vox por separatistas y extrema izquierda y resultará que el PSOE está poniendo en riesgo su compromiso constitucional y democrático. Y eso sin tener en cuenta que a Vox le falta la vis violenta de Podemos, de los CDR y de los proetarras. Sobre los pactos en Andalucía opina Joan Rodríguez Teruel. "El dilema de Ciudadanos". "La formación de un Gobierno en Andalucía pone al partido ante la disyuntiva de sostener a un PSOE agonizante o permitir el paso a un Ejecutivo del PP de la mano de la derecha radical". El caso es que el propio PSOE ha dado la coartada a Rivera para hacer lo quiera, ha puesto el listón muy alto. Si Sánchez puede ir de la mano de golpistas, filoetarras y extrema izquierda radical y violenta a La Moncloa, ¿por qué no va poder Rivera permitir el paso a un gobierno del PP de la mano de Vox? Máxime cuando Abascal no va a hacer los presupuestos, no tiene ningún interés en quedarse con las teles, no quiere cargos, ni el CNI, ni cargarse la monarquía… en fin, que comparado con Pablo Iglesias negociar con Abascal es una balsa de aceite.

ABC también está muy preocupado por "el dilema andaluz de Rivera". Al contrario que El País, Bieito Rubido cree que Rivera "se equivocará si no favorece el cambio político en Andalucía, y por tanto, en España". Jo, pobre Rivera, cada uno tirándole de un brazo. No todo el mundo opina lo mismo en el periódico de Vocento. Juan Díaz Nicolás, un académico que firma hoy La Tercera, no cree que el tripartito PP-Cs-Vox "sea posible, ni creo que sea deseable". En su opinión, "la alternativa es que Ciudadanos presida un tripartito con PP y PSOE". La virgen, qué lío. El editorial dice que la izquierda no se entera de que "es ella quien ha alimentado" a Vox. Sobre este argumento hay que leer la carta magistral que envió un malagueño a Pablo Iglesias. "Es la izquierda la que ha legitimado el discurso de una derecha radicalizada en una sociedad en la que, si algo empieza a ser preocupante, es la polarización ciudadana hacia los extremos en detrimentos de la moderación". Todo empezó con el surgimiento de Podemos, qué lacra. "La izquierda no reflexiona con acierto". ¿Reflexionar? Lo que ha hecho es mandar hordas violentas a las calles. "Cree que con su falsa superioridad moral bastará con criminalizar a una parte del electorado tildándole de fascista o nazi, o apelando a matar fachas". Y jaleados por televisiones como La Sexta, menudos irresponsables. "El PSOE no tiene derecho a quejarse de un efecto péndulo ideológico en España, sobre todo si sobrevive gracias a Podemos, inmerso en un revanchismo inculto y grosero que quiere imponer una Constitución chavista y erradicar la Monarquía". Lo que quiere es una dictadura de izquierdas, qué coño. Pues no le va a resultar nada fácil, que lo tenga claro. Francisco Robles dice que el electorado de Vox está conformado "en su inmensa mayoría por personas sensatas que están hartas" de "tanta chulería como desparraman los que se creen los dueños de la democracia en la que no creen. Manifas contra las urnas. Eso es la democracia para ellos. El pueblo tiene que votar lo que ellos digan, no lo que les salga de la papeleta. Ya han salido a la calle para atemorizar al disidente. Se equivocan. Por cada manifestación, un puñado más de votos para Vox". ¿Qué quieren Iglesias y sus mamporreros de las teles? ¿Sangre? Pues que se anden con ojo que la cosa está muy calentita, que miren a Cataluña.

La Razón emula a las negaciones de Pedro a Jesucristo. "Las tres rectificaciones de Pedro". Yo creo que son más de tres, pero entiendo que el titular no le hubiera quedado igual de molón. Marhuenda habla de la última estupidez del presidente con el Rey, vaya momento. "La propuesta de eliminar la inviolabilidad del Rey sólo quiere contentar a sus socios independentistas" y hacerle el juego a la "campaña antimonárquica patrocinada por Pablo Iglesias". "El constitucionalismo es en estos momentos una entelequia que ha sido dinamitada por el PSOE de Sánchez al aceptar los votos de aquellos que le llevaron a la Moncloa". Iñaki Zaragüeta está asustado. "La diatriba del líder de Podemos llamando a sabe Dios qué, da miedo. Por su expresión y por el contenido. Como si le costara aceptar democráticamente los resultados. Sonaba a… Mejor, lo dejo ahí". Sonaba a un llamamiento a otra guerra civil, Zaragüeta, llamemos a las cosas por su nombre. Ussía dice que "si no fuera por el odio y la violencia que propugna, anima y facilita, lo del ridículo vecino de La Navata sería divertido. Qué gesto de rencor y furia mientras azuzaba a sus masas perdedoras para violentar las calles. 'Sin piernas y sin brazos, los fascistas a pedazos', gritaban las criaturas". Claro, como él vive en un chalé protegido por la policía… Cuenta Ussía que "Podemos Andalucía ha colgado un mensaje en las redes sociales que merece ser reproducido. 'Hay que salir a la calle a machacar con nuestras ideas. El pueblo vota equivocado. No acataremos sus leyes, sólo, las de la hoz y el martillo'". ¿Y Vox es el anticonstitucional? ¿Y con estos energúmenos gobierna Pedro Sánchez? ¿Hasta dónde piensa llegar para mantenerse en La Moncloa? ¿Está dispuesto a asumir la responsabilidad de que sus socios se líen a hostias en las calles con quienes no votan lo que ellos quieren? Que se lo vaya pensando.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios