Menú

Mitin de Celaá contra VOX desde Moncloa: da instrucciones a PP y Cs para que no pacten con ellos

Las intervenciones partidistas de la portavoz del Gobierno se superan cada viernes. "Los socialistas tenemos...", ha llegado a decir. 

0

La portavoz del Gobierno se supera cada viernes. Isabel Celaá sorprendió a todos en su estreno en la sala de prensa de Moncloa al atacar a un candidato, Pablo Casado, a quien llegó a instar a presentar los detalles de su máster en plena campaña por el liderazgo del PP. Pero las referencias partidistas, los ataques a la oposición de PP y Ciudadanos y las homilías de lo que Celaá califica el "enmarque semanal" han convertido la Moncloa en la sede de Ferraz, 70, en la que habla en nombre del partido socialista.

Así lo ha vuelto a hacer este viernes. Con un tono más propio de portavoz del PSOE en campaña que de la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Celaá se ha referido a las elecciones en Andalucía para decir que debe gobernar la "legítima" ganadora, Susana Díaz, e instar al PP a no apoyarse en VOX para acceder al poder.

Según ha dicho la portavoz de un Ejecutivo sostenido por el separatismo, "apoyarse en la ultraderecha" supondría "blanquear" al partido, "con todo el respeto a los votantes de VOX". Y ha llegado a decir: "Los socialistas tenemos como prioridad buscar la solución a la gobernabilidad andaluza para evitar que esa comunidad autónoma se convierta en la cuna de la ultraderecha".

Tras admitir que el partido "ya está en las instituciones" por decisión de los votantes, ha apuntado que "hay que tomar una determinación" sobre su futuro papel porque"la irrupción de la extrema derecha es una clara amenaza" y todos "tenemos una responsabilidad". Nada ha dicho por contra de las formaciones independentistas ERC y PDeCAT con quienes aspira a aprobar los Presupuestos Generales del Estado y sobre la que descarga por tanto la responsabilidad de la estabilidad del Gobierno y la consiguiente convocatoria de elecciones generales.

"Enorme" diferencia

En el turno de preguntas, Celaá se ha encontrado con algunas dificultades para justificar su postura. Preguntada por una periodista sobre la diferencia entre apoyarse en VOX y apoyarse en el separatismo que llevó al PSOE a impulsar la puesta en marcha la moción de censura, Celaá se ha limitado a decir que es "enorme": según ha dicho, no es lo mismo un acuerdo de gobierno que "una moción de censura" para la que, ha dicho, "no hubo negociación".

Otro periodista ha preguntado si podía concretar en qué puntos del programa VOX es "anticonstitucional". Celaá ha citado sus "ataques" al estado de las autonomías y ha reiterado el mensaje de que VOX es "un reflejo más" de la ultraderecha europea. Ha aprovechado el fin de su respuesta para insistir en pedir un "cordón sanitario" que sí tienen, ha dicho, países como Francia o Alemania.

Celaá ha respondido de forma escueta a las preguntas en una rueda de prensa que hoy se recortado de forma ostensible. De las 9 o 10 preguntas habituales se ha limitado a 6 las preguntas a la portavoz que tampoco ha podido ni querido explicar si la amenaza de VOX es comparable o no a la de ERC o PDeCAT que, entre otras muchas cosas, han votado derogar la Constitución en el parlamento catalán.

Los PGE, ariete de campaña

En clave de campaña, Celaá también se ha referido a los Presupuestos Generales del Estado y ya ha dejado entrever que serán utilizados como ariete en la campaña de la próxima cita electoral de las municipales y autonómicas afirmando que serán los partidos políticos los que tendrán que explicar por qué decidieron no apoyar las cuentas públicas.

Unos PGE "sociales que ponen el acento en las familias y la gente" y que "va a obligar a que todas las fuerzas políticas los debatan y enmienden. A decir lo que piensan y sienten". Y ha añadido: "A los alcaldes tendrán que decirles por qué los afirman o por qué los niegan".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios