Menú

Ciudadanos rebaja sus exigencias en Andalucía la víspera de la primera reunión con el PP

Los de Rivera ya no ponen la presidencia para Juan Marín como una "línea roja" de la negociación, sino únicamente "desalojar" al PSOE de la Junta.

0
Ciudadanos rebaja sus exigencias en Andalucía la víspera de la primera reunión con el PP
Albert Rivera, Juan Marín e Inés Arrimadas, durante la noche electoral del dos de diciembre. | EFE

Primero, durante la misma noche electoral del 2 de diciembre en Andalucía, Albert Rivera despreció abiertamente la posibilidad de un acuerdo de centroderecha con el concurso de VOX, algo que apenas veinticuatro horas después fue matizado por el número dos de Ciudadanos, José Manuel Villegas, quien ya no descartaba "ningún escenario".

Después la formación naranja insistió en que la presidencia de la Junta para su líder andaluz, Juan Marín, era una condición sine qua non para que la negociación con el PP llegara a buen puerto, y este lunes, justo un día antes de que ambas formaciones inicien en Sevilla las negociaciones al más alto nivel, el propio Villegas dejaba claro que ni siquiera esa es una "linea roja" ya que la única condición irrenunciable es que el PSOE no siga, como en los últimos cuarenta años, en el Gobierno de Andalucía.

En una rueda de prensa en la que transmitía los acuerdos de la Ejecutiva naranja, reunida como todos los lunes en Madrid, Villegas, quien el martes se sentará junto a Marín en una mesa frente a frente con sus homólogos en el PP, Teodoro García Egea y Juan Manuel Moreno, rebajaba un peldaño más las exigencias para esa negociación: "Se está hablando, y se hablará, supongo, porque siempre pasa en estas negociaciones, de líneas rojas. Para nosotros la línea roja que hay es el compromiso con los andaluces de que el PSOE no va a formar parte del nuevo Gobierno de Andalucía. Que en Andalucía va a haber un cambio, ese fue el compromiso de Ciudadanos y es lo que vamos a cumplir". Un cambio que Ciudadanos aspira a que se produzca mediante una abstención de los socialistas que facilite un Ejecutivo de Coalición entre el partido naranja y el PP.

Preguntado expresamente por si de sus palabras se podía deducir que la presidencia para Marín ya no es una línea roja, Villegas insistía en que la prioridad es desalojar al socialismo del poder y enfatizaba que "nosotros nunca hemos puesto ninguna línea roja más".

La constitución del Parlamento, clave

Fuentes de Ciudadanos admiten que, como ya ha dicho en público el PP, la negociación sobre la mesa del Parlamento andaluz, que debe constituirse el próximo 27 de diciembre, es "política". Es decir, que está indisolublemente unida a la negociación sobre el Gobierno.

Lo cierto es que el partido naranja es decisivo para que el presidente de la cámara autonómica sea de uno u otro color político, y en ese sentido los de Marín y Rivera estarían dispuestos a que un socialista presidiera el Parlamento si es el precio a pagar por una abstención del PSOE para ser desalojado del Palacio de San Telmo. Esa hipótesis pasaría por excluir tanto a Podemos como a VOX del órgano de gobierno parlamentario, compuesto por siete miembros, que bien pudieran repartirse socialistas, populares y el grupo de Ciudadanos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation