Menú

Desbarres podemitas: feministas que propugnan la impunidad de violadores y asesinos de mujeres

Comienza la cuenta atrás para el gran día de la furia indepe mientras sigue el buitreo con el cadáver de Laura.

0

A El Mundo le preocupa la dichosa minicumbre. "Sánchez accede a la cumbre con Torra para salvar sus cuentas". Dice Rosell que "Sánchez no puede sobrevivir sin los apoyos de los secesionistas. De ahí su mendicante actitud para entrevistarse con Torra y la genuflexión de Moncloa" con los golpistas. "Resulta preocupante la porfía de Sánchez en perpetuarse en el poder de la mano de aliados de tal calaña. ¿Hasta dónde está dispuesto a ceder?". También se refiere El Mundo hoy al carroñerismo político-mediático con el asesinato de Laura Luelmo. "Aprovechar las circunstancias de esta tragedia para hacer partidismo retórico en caliente se nos antoja políticamente oportunista y éticamente reprobable (…) La tentación de politizar el dolor que provoca un crimen como este lleva a cierto feminismo radical a extender culpas genéricas y a ahorrar culpas personales". Y por cierto, pretender que este hijo de su madre no hubiera matado a la chica si hubiera sido "reeducado en la igualdad" es una gilipollez como una catedral. Jorge Bustos está asqueado con la sesión de control de ayer, con los diputados tirándose a la cabeza el cadáver de Laura. Especial atención le dedica a la podemita Ione Belarra, "que descargó contra Casado el consabido postureo del eslogan tremendista: '¡Nos matan a todas!'. No, mire, usted está viva y coleando y ganando un buen dinero a ser posible para no replicar frases de camiseta instagrámica", "basura sentimental" y "bazofia cuquitráfica de Twitter". Hijo Bustos, con el tiempo que llevas en el Congreso ya deberías estar acostumbrado a las vomitonas dialécticas de Podemos, su sectarismo, su intolerancia y su odio desenfrenado no les da para más.

El País va y nos cuenta que "los expresidentes de la Generalitat piden el fin de la huelga de hambre". Puf, qué bostezo. Mucho más interesante es el titular de al lado. "Alemania busca extranjeros para 1,2 millones de empleos". El editorial explica el crecimiento de Vox. Llama "indigno" a Casado por pedir un nuevo endurecimiento de la penas, llama "indigno" a Vox por, según dice el editorialisa, lanzar una "campaña" en compañía de "grupos neomachistas a través de las redes sociales aprovechando este horrendo crimen" y "desacreditar al movimiento feminista". Eso sí, ni un reproche para Lastra por criminalizar a todos los hombres, ni a Calvo, ni a Echenique, ni a Belarra. Por cierto, que una opinadora llamada Cristina Monge se saca de la manga un supuesto arrepentimiento de los andaluces por el resultado de las elecciones. "Se cuentan por miles los andaluces que hubiesen acudido a los colegios electorales si hubieran intuido que la extrema derecha podía empezar en Andalucía su delirio reconquistador". ¿Se cuentan por miles? ¿Los ha contado usted? Porque lo único que sabemos a ciencia cierta es que lo que se cuentan por miles son los andaluces que han votado a Vox.

ABC dice a modo de reproche: "Salió de la cárcel y volvió a matar". El editorial la emprende contra "la portavoz de Podemos que perdió los papeles y acusó a Casado de infame" por defender un endurecimiento de las penas para los asesinos y violadores de mujeres. "Es inexplicable que una dirigente de izquierdas repudie una respuesta penal más severa para los asesinos de mujeres". Sí, es desconcertante, se desgañitan pregonando su feminismo pero luego quieren dejar libres a estos criminales para que vuelvan a matar. A ver si se aclaran, los podemitas. Ignacio Camacho siente asquito "con las redes y los medios que se nutren de la basura de los vertederos y unas élites capaces de convertir la carnaza efectista en materia de un debate en el Congreso, hacer política con el dolor ajeno, periodismo con despojos sangrientos". Es lo que vende, hijo. Y Gabriel Albiac da la voz de alarma. "El racista que rige la Generalidad ha ganado ya su partida", "la foto es ya la victoria de Torra". "Se anuncia una hecatombe. La de España". Vaya, y en plenas fiestas navideñas.

La Razón dice que "Sánchez cede a la cumbre con Torra por los Presupuestos". "La reunión de la normalización institucional tendrá un pago: los independentistas votarán hoy a favor del techo de gasto que no apoyaron en julio". Hombre, el apoyo de los nacionalistas siempre ha tenido precio, vaya novedad. "Apoyarse en los independentistas para seguir en el gobierno tendrá graves consecuencias para la gobernabilidad del país. Muchos votantes del PSOE empiezan a no comprender esta peligrosa deriva". Toni Bolaño dice que "Sánchez anunciará una 'medida sorpresa' tras verse con Torra". ¡Menos mal! Algo de emoción en este coñazo de la cumbre. Aunque les voy a decepcionar, parece que la sorpresa va a tratar sobre la "Memoria Histórica y de la tradicional reclamación de anular el juicio al presidente Lluis Companys". Qué manía tiene este gobierno con los muertos, caramba, les va el morbo.

La Vanguardia dice que "Sánchez y Torra reanudarán el dialogo pese a los recelos". Rahola está acojonada ante la posibilidad de que mañana se arme la de Dios es Cristo. "No es no a la violencia y no solo en el fondo sino también en las formas. Mañana será un día de protestas. Pero solo tendrá algún valor político si se desarrolla desde el civismo y el pacifismo". Anda, anda, Rahola, con lo que os pone una buena bronca.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation