Menú

El cardenal Carles firmó el traslado de un cura que iba ser juzgado por abusar de un menor

Carles ocultó la acusación del sacerdote, Jordi Senabre, que estaba a la espera de juicio. El cura estuvo durante años en búsqueda y captura.

Libertad Digital
0
El cardenal Ricard Maria Carles | Wikipedia

El arzobispado de Barcelona ayudó a abandonar el país al cura Jordi Senabre, acusado de abuso de menores en 1990. Localizado en Ecuador, la diócesis de Santo Domingo de los Colorados ha confirmado a El País que recibió una carta firmada por el entonces arzobispo y luego cardenal, Ricard María Carles, muy próximo al nacionalismo catalán y ya fallecido, en la que pedía el traslado del sacerdote sin mencionar que estaba acusado de abusar de un menor de 13 años y a la espera de juicio.

Los responsables de la diócesis ecuatoriana aseguran al diario de Prisa que nunca les informaron desde Barcelona de estos detalles. Senabre siempre ha seguido perteneciendo al arzobispado catalán, que ha sabido siempre su paradero, pese a que ha pasado años en búsqueda y captura.

En el momento del traslado del sacerdote, el obispo auxiliar era Lluís Martínez Sistach, quien fue sucesor de Carles en el arzobispado en 2004 y también es cardenal. Fue sustituido en 2015 por Juan José Omella, también cardenal, quien no ha dado explicaciones sobre este asunto. El caso podría haber prescrito ya.

La fuga de Senabre salió a la luz cuando fue llamado a declarar en 1991 por la Audiencia de Barcelona y no se presentó. El arzobispado alegó que se había ido "de misiones". En 1994 fue detenido en Uruguay, donde había entrado desde Ecuador, pero la extradición no prosperó. Luego desapareció, hasta hoy, aunque Carles y Martínez Sistach sabían donde estaba.

Senabre, ahora con 82 años, dice que todo es un "montaje que la alcaldesa (Colau) le había hecho porque ella eera comunista".

Temas

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios