Menú

Zaplana defiende en una carta que es "inocente" y que "jamás" cobró "comisión alguna"

El expresidente valenciano denuncia que desde el inicio de la investigación en 2015 todavía no se le ha informado del origen de las imputaciones.

Libertad Digital
0
Eduardo Zaplana durante el registro de su chalet en Benidorm. | EFE

El expresidente de la Generalidad valenciana Eduardo Zaplana defiende en una carta que es "inocente" y que "jamás" cobró comisión alguna: "Jamás distraje una peseta o un euro de las administraciones públicas", ha explicado.

A través de una carta publicada por su mujer, Rosa Barceló, Zaplana ha dado las gracias a las personas que "se pronuncian en favor" de su puesta en libertad alegando motivos de humanidad por la enfermedad que sufre. Sin embargo, añade, asegura que su estado de salud no es la principal causa de preocupación: "Por encima de ello está la defensa de mi honor y mi nombre".

Con respecto al riesgo de fuga, Zaplana afirma que no sabe qué pruebas puede destruir después de siete meses de privación de libertad, ni quién se puede plantear seriamente que en sus condiciones se vaya a fugar del país.

También denuncia que desde el inicio de la investigación en el año 2015, todavía no se le haya informado del origen de las imputaciones: "¿Cuántos años hacen falta para instruir un asunto contra una persona? (...) ¿Es posible investigar a una persona en secreto durante tres años sin informarle del origen de las imputaciones, los indicios contra él existentes o las conductas concretas por las que se le investigan?

El que fuera presidente de la Generalidad valenciana fue ingresado el pasado martes en el Hospital la Fe de Valencia (donde fue trasladado desde la cárcel de Picassent) para ser sometido a un chequeo rutinario. Fue en ese momento cuando un médico detectó un empeoramiento en su estado.

"No he tenido la suerte de otras personas"

Zaplana cree no haber "tenido la suerte de otras personas, también de notoriedad pública o mayor, que acusados de delitos similares o de mayor gravedad" que los suyos "se pueden defender sin limitación de derechos y libertades desde sus casas".

"Juro que no siento envidia por ellos, sino que sinceramente me alegro. Como me alegraría de todo corazón que pusieran en libertad a las dos personas (amigos míos) que ingresaron en prisión conmigo por el convencimiento interno de que su castigo tiene mucho que ver con su amistad conmigo y ser yo quien soy", ha señalado.

El expresidente espera que "cuando se levante el secreto de sumario" pueda defenderse y explicar "todo aquello que la instrucción necesita que aclare". "De momento quiero trasladar mi agradecimiento a cuantos han tenido la sensibilidad y argumentos para pedir mi libertad y desearles a todos feliz Navidad", ha apostillado.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios