Menú

El Hospital de la Fe advierte a la juez que Zaplana puede morir si vuelve a prisión

La juez ha denegado en varias ocasiones su puesta en libertad pese a los informes médicos.

Libertad Digital
0

El jefe del servicio de Hematología del Hospital de la Fe, Guillermo Sanz, ha enviado unos informes al juzgado número 8 de Valencia un informen en el que avisa de que Eduardo Zaplana puede morir si vuelve a prisión, según informa El Periódico de Aquí.

Zaplana está ingresado en el hospital desde la semana pesada por el agravamiento de su salud después de que la juez le haya denegado sistemáticamente su puesta en libertad. En unos días se la practicarán una colonoscopia y una esófago gastroscopia que exigen su hospitalización por riesgo "potencialmente mortal". En el informe médico se señala que el expresidente valenciano no está ingresado por capricho.

"La pared intestinal estará muy adelgazada. Al someterle a tratamiento con laxantes de alta eficacia para vaciar por completo el intestino y poder visualizar posibles lesiones, se pueden producir microroturas de la pared intestinal con paso de microorganismos a sangre y aparición de una sepsis grave y potencialmente mortal". Ambas técnicas han obligado a modificar su pauta de anticoagulación que, además, aumenta la posibilidad de sufrir una trombosis. Y son necesarias, prosigue el informe de La Fe mandado a la juez instructora, para determinar los puntos del aparato digestivo que provocan el sangrado en el expresidentde la Generalitat.

Su permanencia en el hospital, adonde llegó desde la cárcel de Picassent el pasado martes, se está aprovechando, también, para tratar la complicación más grave del trasplante de médula al que fue sometido, Enfermedad de Injerto contra el Huésped (EICH).

"La EICH sería el equivalente al rechazo del órgano trasplantado en un trasplante de órgano sólido, como corazón, higado o riñón. Cuando la EICH no responde al tratamiento de primera línea, las expectativas de supervivencia del paciente trasplantado se reducen drásticamente", concluye el jefe de Hematología de La Fey, a su vez, presidente de la Asociación Valenciana de Hematología, Guillermo Sanz. "La EICH, las secuelas de problemas previos, pulmonares y cardiovasculares fundamentalmente, que ha presentado, los medicamentos que está obligado a tomar y la grave situación de inmunodeficiencia que presenta convierten a Eduardo Zaplana Hernández-Soro en una bomba de relojería pudiendo sobrevenirle la muerte de forma súbita e inesperada".

Zaplana se encuentra aislado en el citado hospital, tanto por su condición de detenido como por su situación sanitaria, por lo que sus familiares no pueden visitarle. La mujer de Zaplana, Rosa Barceló, ha denunciado en un comunicado que "ni a mí ni a mis hijas se nos ha permitido verlo. Nadie nos ha explicado por qué ni con qué fundamento, pero lo cierto es que está, no solo privado de libertad sino, además, incomunicado. El desconsuelo ya no puede ser mayor".

Ahora está por ver si el juzgado mantiene la prisión de Zaplana o atiende de una vez a las recomendaciones médicas.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios