Menú

La juez presiona a los médicos para devolver a Zaplana a prisión cuanto antes

El ensañamiento con Zaplana llega hasta el extremo de impedir que el capellán le visite en el hospital en Nochebuena.

Libertad Digital
0

La juez María Isabel Rodríguez, empeñada en mantener en prisión a Eduardo Zaplana poniendo –según un sinfin de informes médicos– en peligro su vida, está presionando a los médicos que le atienden en el Hospital La Fe de Valencia para que le den el alta cuanto antes y devolverle a prisión, según informa El Español. La Sexta por su parte informa de que la magistrada llama todos los días al hospital preguntando cuándo le van a dar el alta para devolverle a la cárcel pese al grave riesgo de muerte.

El ensañamiento de esta juez con el expresidente valenciano está llegando a tales extremos que ha desatado la alarma de políticos de todo signo político, periodistas y la sociedad entera. Lo último que se ha conocido es que se prohibió que el capellán le visitara en el hospital esta Nochebuena.

Zaplana ingresó en el hospital el pasado martes con un cuadro médico espeluznante tras siete meses en prisión pese a padecer una grave enfermedad, a causa del empeño de la magistrada de no concederle la detención domiciliaria en contra de la opinión de los médicos.

El último informe, que fue hecho público el lunes, da detalles del estado de salud de Zaplana y del peligro que corre su vida si la juez se empecina en enviarlo a la cárcel. Por ello, las presiones de María Isabel Rodríguez para que le den el alta cuanto antes y que vuelva a la celda ha causado estupor entre los médicos y la familia, según el periódico de Pedro J. Ramírez.

La actitud de esta señora ha provocado ya varios pronunciamientos políticos recordándole que la Constitución protege los derechos humanos, también los de los presos, máxime cuando Zaplana ni siquiera ha sido juzgado ni condenado. La última, una carta del exdiputado y jurista Jaime Ignacio del Burgo avisándole de que podría estar cometiendo un delito de prevaricación.

Pero la magistrada se ha mostrado imperturbable y ha hecho caso omiso de los informes médicos. Al contrario: según ha sabido El Español se dedica a apremiar al hospital para que le den el alta sea cual sea su estado de salud. Además, no satisfecha con poner en peligro la vida de un preso preventivo, ha impuesto un estricto régimen de visitas a su familia, que no puede ver a su marido ni a su padre en fechas tan señaladas y en un estado tan crítico.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation