Menú

Pedro Sánchez blanquea su pacto con Torra pero amenaza con intervenir la “peligrosa” Andalucía de VOX

El presidente califica de “monólogo” las 21 propuestas de Torra, resta importancia a la “mediación internacional” pero amenaza a Andalucía. 

0
Pedro Sánchez. | EFE

El presidente del Gobierno ha vuelto a evidenciar su doble vara de medir y las hipotecas de los pactos que le auparon a La Moncloa gracias al apoyo independentista a la moción de censura. En su balance del año, Pedro Sánchez ha evitado explicar por qué el Gobierno ocultó el documento de los 21 puntos que le trasladó el presidente catalán, Quim Torra, en el Consejo de Ministros de Barcelona, del que ha llegado a decir que se enteró por la prensa, que le pedirá información a la Generalidad de Cataluña pero al que acto seguido ha restado importancia porque forma parte "del discurso cotidiano del soberanismo".

Así ha respondido al ser preguntado expresamente por algunas de las exigencias que aparecen en ese documento, como la mediación internacional, y ha calificado de "monólogo" las el discurso de Quim Torra. "La reunión que yo tuve con el presidente Torra llegamos a un acuerdo conjunto basado en dos puntos: ley y diálogo y acuerdos trasversales amplios en torno a la sociedad catalana. Ésos son los puntos sobre los que se basa el diálogo entre el Gobierno catalán y el Gobierno de España. Los demás son monólogos".

Una tibieza que contrastó con su valoración respecto al pacto alcanzado por PP, Ciudadanos y VOX en Andalucía que calificó de "peligroso" y le inspiró una amenaza al futuro Gobierno de la Junta de Andalucía que, a su juicio, "abraza a la ultraderecha". El "desorden" que propugnan algunos, dijo frente a la estabilidad que se arrogó.

"Advierto de que si eventualmente se produce este Gobierno y se recortan los derechos de las mujeres y se pone en cuestión la libertad de las mujeres, el Gobierno de España pondrá todos los recursos a su disposición para defender la libertad de las mujeres", señaló con pompa y ceremonia y sin concretar qué tipo de instrumento o intervención se plantea el Gobierno en ese caso.

Preguntado por si el pacto de gobierno en Andalucía puede ser la antesala de un tripartito de derechas en Andalucía, el jefe del Ejecutivo ha esquivado la cuestión porque "lo que sea de España no lo decidiré ni yo ni nadie que no sean los españoles con su voto" aunque "el interés del Gobierno de España es que haya gobernabilidad y estabilidad con un proyecto político que sea respetuoso con el autogobierno en Andalucía, el estatuto y la Constitución".

VOX no pero Bildu sí

Preguntado por la diferencia entre el pacto de investidura en Andalucía con el apoyo de VOX y la aprobación de la moción de censura que salió adelante gracias a un acuerdo alcanzado con formaciones contrarias a la Constitución, Sánchez ha pedido hacer "un ejercicio de pedagogía porque no es lo mismo una moción de censura que una investidura. No lo es, no lo es", ha insistido ante la réplica de una periodista, "Nosotros fuimos claros" al no negociar la moción y "sólo pedíamos un ejercicio de responsabilidad de los grupos políticos" tras la sentencia de Gürtel sobre el PP.

Por contra, en Andalucía "están diciendo cosas peligrosas, a mi juicio, como cuestionar la Ley de violencia de género y la seguridad de las mujeres. No tengo que ser yo quienes expliquen cuáles son esos acuerdos y hasta donde van a llegar", dijo en referencia a un PP que dijo vivir una "involución" por "abrazar a la ultraderecha" y con cuyo líder, Pablo Casado, dijo que le gustaría tener una relación "normalizada".

"Agotar la legislatura"

Una elocuencia que también ha contrastado con sus respuestas a las cuatro preguntas planteadas sobre la convocatoria de elecciones y la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado. Muy parco en palabras, el presidente se ha limitado a decir dos frases: "mi vocación es agotar la legislatura" y llegar hasta 2020 y que "el Gobierno trabaja para aprobar los PGE". De nada han servido las reformulaciones siguientes sobre la misma cuestión porque Sánchez ha tirado de guión y ha repetido los mismos dos mantras también al ser preguntado por la posibilidad de convocar elecciones generales en mayo coincidiendo con las europeas, municipales y autonómicas en el caso de no aprobar sus cuentas públicas.

Con rictus serio, Sánchez ha dicho que los PGE "contarán con el apoyo de quienes hayan sido partícipes" y ha citado las "inversiones territorializadas también para Cataluña" en el reconocimiento de que el Ejecutivo confía aún en la posibilidad de un apoyo de ERC y el PDeCAT.

En este sentido, se ha referido también al PP y Ciudadanos a quienes ha reprochado haber rechazado en el Senado la senda de estabilidad porque "supondría otorgar 2.400 millones de euros a las Comunidades Autónomas. No deja de ser curioso que el mismo día en que pactan la ultraderecha ambos rechazcen esos 2400 para las Comunidades", ha añadido el presidente denunciando que "el oportunismo y el extremismo son nocivos para algo que reivindica este Gobierno como es, lógicamente, la España autonómica".

La foto con Otegi, "no hay polémica"

Sobre la polémica suscitada en torno a la fotografía de la líder del PSE, Idoia Mendía, con Arnaldo Otegi, que ha motivado la baja de militancia de José María Múgica, hijo del histórico dirigente socialista asesinado por ETA, Fernando Múgica, el presidente ha mostrado cierta indignación por una polémica que ha dejado entrever que le parece injustificada: "no hay ningún elemento para la polémica", ha dicho Sánchez tras defender que "en estas fechas como en preludio de campañas electorales se suelen hacer fotografías con dirigentes políticos".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco