Menú

Que tiemble el PSOE, "hay una revuelta sorda en España" contra los "desvaríos" de la izquierda

Hoy toda la prensa habla de los presupuestos, apuntando a la lluvia de millones que ha caído en Cataluña.

0

El Mundo dice que "Sánchez riega de millones al separatismo y ofrece aún más". Que no pare la fiesta. Dice el editorial que "en lugar de responder a los intereses generales, como es de ley, el proyecto presupuestario del Gobierno está concebido al servicio de sus aliados, o lo que es lo mismo, del propio Sánchez, cuya prioridad pasa por perpetuar su estancia en La Moncloa (...) Lo realmente oneroso para los ciudadanos es el chantaje al que Sánchez se presta con el burdo objetivo de apuntalar su propia supervivencia". Sánchez se ha obsesionado de tal modo con el poder que ya ni se molesta en disimular. A Arcadi Espada no se le pasa el berrinche con VOX: "Una legión de barones que ya había perdido cualquier esperanza de erección celebra cada día la cochambre intelectual, política y moral de VOX". Arcadi, tómate un valium o algo. Ni Susana Díaz se ha tomado tan mal la irrupción de Vox.

El País trata de esconder los presupuestos. "El Gobierno eleva el gasto social y ofrece inversiones a Cataluña", dice en una columnita. Se trata de unos presupuestos de "un fuerte contenido político, con una gran subida de partidas sociales y gestos hacia Cataluña y los partidos independentistas", admite. Victor Lapuente dice que "dos amenazas" se ciernen sobre España: "El independentismo catalán y el auge de la extrema derecha". Te olvidas de la tercera, Víctor, la extrema izquierda ultraviolenta. Lapuente dice que "no pretende equiparar ambas afrentas", que "unos son unos malvados que quieren romper la España que hemos construido desde la Transición y los otros están desencaminados, pero en el fondo, son unos demócratas". Y deja "a la discreción del lector decidir quiénes son los más peligrosos, porque seguramente la mitad dirá que los secesionistas, y la otra mitad, la ultraderecha". Pues examinemos el poder de cada uno. Los secesionistas gobiernan en Cataluña y en Moncloa, VOX tiene 12 diputados en Andalucía. ¿Quién tiene más peligro? Y al fin en El País alguien se atreve a poner negro sobre blanco. Juan Claudio de Ramón dice que la investidura en Andalucía "se hará con los votos de Vox, un partido de derecha radical, algunos de cuyos planteamientos se sitúan extramuros del consenso constitucional. Tal circunstancia es utilizada por el PSOE para atacar con grandes aspavientos a PP y Cs. Ocurre, sin embargo, que el PSOE se halla en idéntica situación respecto de sus apoyos parlamentarios en el Congreso, y algunos dirían que peor: partidos independentistas con líderes fugados que no hace mucho protagonizaron un ataque al orden constitucional, por el cual no muestran ningún remordimiento. No es fácil explicar esa incoherencia". Sí, algunos lo dirán. A ver si se les mete en la mollera a Sánchez y Susana Díaz.

ABC dice que "el golpismo tiene premio". El editorial , no obstante, se centra más en el aspecto económico que en el político. "En caso de aprobarse, España volverá a caer en la perjudicial senda de déficit y deuda que condujo al país al borde de la quiebra". "Como si el golpismo tuviera premio, el Gobierno dispara un 66 por ciento la inversión destinada a Cataluña para tratar de comparar el voto de los partidos separatistas, hasta superar los 2.250 millones, siendo la región que recibe mas fondos, lo cual resulta injusto y desleal". Pero le permiten a Sánchez seguir en el Falcon. Dice ABC que "el PSOE se echa a las barricadas contra el nuevo Gobierno andaluz". Que han fletado autobuses para protestar contra las urnas, como Podemos. ¿Se han vuelto locos los socialistas? Dicen que es que "no se puede formar gobierno a cualquier precio". Eso díselo a tu jefe, Susana.

La Razón: "Un sí del soberanismo a cambio de 2.251 millones". Dice Marhuenda que Pedro Sánchez he hecho un "planteamiento discriminatorio, paladinamente declarado". "En el caso de Cataluña, a la que se asigna la parte del león presupuestario, se deroga el principio fiscal por antonomasia de que no son los territorios los que pagan los impuestos, sino las personas". José María Marco examina el auge de las derechas. "Entre las causas está el declive del populismo de izquierdas, convertido en poco tiempo en una fuerza inocua, y la extraordinaria política socialista, empeñada en gobernar contra media España con el apoyo de los secesionistas". Es más, según Abel Hernández "asistimos a una reacción en toda regla contra los desvaríos de una izquierda desnortada (…) Es natural que asistamos a los aspavientos de esa izquierda ante el rearme ideológico de la derecha, con algunos brotes reaccionarios, que amenaza con desterrarla del poder para mucho tiempo", y así están, echados al monte, al borde de llevarnos a otra guerra civil. "Existe una percepción generalizada de que el Partido Socialista, con su pacto con Podemos y con los separatistas catalanes, ha vendido irreparablemente su alma al diablo". Que se vayan preparando los socialistas, porque "lo de Andalucía es un anticipo de lo que está pasando en la España profunda. Hay una revuelta sorda que aflorará pronto en las urnas". Eso si Sánchez no decide mantenerlas secuestradas de por vida.

La Vanguardia celebra la lotería que les ha caído. "El presupuesto aumenta un 52% la inversión en Catalaña". Pero "ERC y el PDeCAT blanden el no a las cuentas para forzar la negociación". El editorial les pide que no toquen más las narices, que "el proyecto de presupuestos supone una oportunidad que no debería desdeñarse en ningún caso". Que ya habrá tiempo para "el avance de las negociaciones políticas", que Sánchez está dispuesto a vender a su madre por quedarse en Moncloa, tú primero coge el dinero, ya hablaremos después.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia