Menú

Gobierno y PSOE barajan un inminente anuncio de Pedro Sánchez: el 28 de abril gana fuerza

Ni superdomingo, ni 14-A, la opción que se abre paso es la adelantada por fuentes de Moncloa a LD: finales de abril, elecciones generales.

0
Pedro Sánchez, durante el debate de totalidad de los presupuestos en el Congreso | EFE

Se acabó el suspense. En la cuenta atrás de la votación de los Presupuestos Generales del Estado, el Gobierno abandonó la intriga impostada sobre la posibilidad de un cambio de postura in extremis de los independentistas y se entregó al baño de realidad de constatar que las cuentas públicas cosecharán este miércoles un rotundo fracaso que precipitará la convocatoria de elecciones. En la víspera del rechazo a las cuentas públicas, el Ejecutivo dejó a un lado los deseos y dio paso a la estrategia electoral de marcar distancias con ERC y PDeCAT.

Una táctica que llevó a escena desde primera hora de la mañana el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con un tuit en las redes sociales en las que daba a entender que el Ejecutivo tira la toalla y asume ya el color rojo que teñirá este viernes el panel de votaciones del Congreso. "Tras 7 años de injusticia social, las derechas y el independentismo votarán en contra de unos presupuestos sociales", dijo Sánchez en la red social Twitter antes de asistir al debate de totalidad de los Presupuestos Generales del Estado cuya defensa corría a cargo de su ministra de Hacienda, María Jesús Montero. "No hay margen para el acuerdo", sentenció Montero que rechazó tajante "el chantaje" de ERC y PDeCAT porque en el Gobierno "ni queremos ni podemos negociar la autodeterminación".

Las proclamas electorales se reactivaban ante la presencia de Sánchez en el Hemiciclo. El presidente permanecía inmóvil, sin levantarse de su escaño y con rictus serio, al que parecía ser uno de sus últimos debates parlamentarios como presidente a tenor de los rumores de los pasillos entregados al clamor de un adelanto electoral al mes de abril que ya no son un paripé o un teatrillo para elevar la presión hacia el separatismo sino una voluntad real en el palacio de la Moncloa.

Fuentes del Ejecutivo consultadas por Libertad Digital apuntan a que el 28 de abril gana fuerza respecto a otras fechas, como el superdomingo el 26 de mayo o el 14 de abril que estas mismas fuentes rechazan de forma categórica. "No tiene ningún sentido" hacer elecciones en un Domingo de Ramos en plena Semana Santa, argumentan altos cargos del Gobierno que acto seguido defienden por contra que "no habría ningún problema" en que los comicios se celebraran el 28 de abril haciendo coincidir la primera semana de campaña electoral con las vacaciones de Semana Santa porque "vivimos permanentemente en campaña".

Voces que abonan el terreno para la opción del 28-A, último fin de semana de abril, y que también arguyen que "llegado a este punto de polarización máxima no tiene sentido esperar más" y hay que poner las cartas boca arriba. En este sentido, fuentes del entorno del presidente deslizan que Pedro Sánchez podría hacer un anuncio este mismo miércoles al término del debate de totalidad de los PGE al filo de las 15:00 horas.

Un discurso que no tendría por qué ser una convocatoria de elecciones sino una declaración de intenciones sobre sus planes a corto plazo. Dicho de otra forma, según fuentes socialistas, "una convocatoria de elecciones en diferido" que ya se ha realizado otras veces con los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy. La propia portavoz del PSOE, Adriana Lastra, ponía voz a esta posibilidad en rueda de prensa en el Congreso al señalar que "este partido nunca da una batalla por perdida; mañana se verá qué es lo que sucede. Y con lo que suceda mañana, el PSOE obrará".

Unas palabras intrigantes a las que seguían otras de la ministra Montero en la tribuna de oradores en respuesta al líder de Ciudadanos, Albert Rivera: "Queda camino por delante, se lo digo por su ansiedad, se lo digo por su permanente 'convoque usted elecciones'; que este Gobierno vino a gobernar y cambiar la vida de la gente, y mientras esas tareas sigan pendientes, este Gobierno seguirá gobernando".

Pero fuentes socialistas aclaraban que tanto Lastra como Montero se enmarcan en dos discursos parlamentarios en "el día del debate presupuestario, mañana será otro día" en que "el presidente tendrá que abrir una reflexión" por la derrota y concretarla en una decisión que, a día de hoy, está casi tomada. Cuando a primera hora de la mañana, Pedro Sánchez apelaba en Twitter a que "la España cabal, moderada y progresista debe dar un paso adelante y dará un paso adelante", el candidato socialista a la presidencia del Gobierno esbozaba ya su primera proclama electoral.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco