Menú

El Gobierno pone en marcha toda la maquinaria electoral: el PSOE se prepara para el 28-A

El presidente del Gobierno convoca a los medios de comunicación para una declaración institucional a las 10:00 horas en Moncloa.

0
Sánchez y Calvo, en el Congreso. | EFE

La especulación disparó los rumores a última hora del jueves: la fecha será el 11 de abril. La información dada por la secretaría de estado de Comunicación sobre la convocatoria de dos Consejos de Ministros: primero uno Extraordinario a las 9:00 y otro a las 10:30 con carácter ordinario, con una declaración institucional entre medias del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a las 10:00 sin preguntas, hizo circular múltiples rumores en torno a una disolución de las Cortes este mismo viernes para una convocatoria antes incluso de lo esperado. Pero sólo eran rumores.

Fuentes del Ejecutivo confirman a Libertad Digital que la fecha es el 28 de abril porque el Gobierno necesita aún unas semanas más para legislar. Un tiempo que obtendría si convocara para la citada fecha, lo cual le obligaría a disolver el 5 de marzo teniendo aún tres semanas con sus tres Consejos de Ministros para legislar sus decretos de la "agenda social" y cuestiones simbólicas que no llegarán a tramitarse por el Congreso de los Diputados pero que servirán de declaración de intenciones de cara a la campaña electoral.

Es precisamente lo que ocurrirá este viernes con el Consejo de Ministros Extraordinario que pretende aprobar el anteproyecto de Ley Orgánica de modificación de la LOMCE y la resolución del procedimiento para la exhumación de Francisco Franco. Dos asuntos simbólicos para este Gobierno que no verán la luz esta legislatura pero con los que el Gobierno manda el mensaje de que serán remitidos al Parlamento, que no será disuelto este viernes. Y lo hará dos veces más. Dos semanas de campaña sin campaña para empezar a colocar sus primeros mensajes electorales.

La maquinaria, ya en marcha

A lo largo de la jornada, se sucedían las reuniones, volaban los argumentarios... No había ya dudas de estar a las puertas de unas elecciones generales a tenor de la actividad frenética en Moncloa y Ferraz de puertas para adentro. Reuniones de gabinetes, equipo de campaña, llamadas a las federaciones para la preparación de listas electorales en tiempo récord y elaboración de argumentarios de cara a la venta en público de un adelanto electoral el 28 de abril que conllevaría la disolución de las Cortes en apenas tres semanas, el 5 de marzo.

Argumentarios que comenzaron de forma ostensible en el Gobierno donde se orquestó una campaña mediática de ministros vendiendo la mercancía electoral. Una venta precedida por otra: la Moncloa ofrecía este miércoles a algunos medios entrevistas de ministros para colocar su mensaje. Así, desde anoche, la vicepresidenta, Carmen Calvo, José Luis Ábalos esta jueves en Radio Nacional, y María Jesús Montero en la cadena COPE, se afanaban en defender la capacidad de Pedro Sánchez para defender esa prerrogativa constitucional del presidente para convocar elecciones.

Orquesta de ministros

"Por supuesto que habrá elecciones y la inquietud del presidente es España y lo hará pensando en el bien del país", argumentó el ministro de Fomento y secretario de Organización del PSOE, que esbozó también las líneas maestras del relato gubernamental de campaña: la 'pinza' de las derechas con los independentistas dejando caer "los presupuestos más sociales de la historia". Construcción narrativa a la que puso voz la ministra de Hacienda: "Al final los independentistas y la derecha votaron juntos, y eso es la expresión más clara de que todo lo que se había dicho de este Gobierno era mentira".

El mensaje se oirá con más fuerza a partir de este viernes. "Necesitaremos un par de días para consolidar esta idea y sostener públicamente los argumentos de ir ahora a unas elecciones", argumenta un alto cargo gubernamental en conversación con este diario. Entretanto, una de las pruebas irrefutables de que no hay marcha atrás en la convocatoria son los documentos que circulan en el Gobierno: balances de gestión que ya empieza a difundir la Moncloa como resumen de los ocho meses de mandato de Pedro Sánchez. Documento enviado este mismo miércoles por la tarde/noche, redactado en pasado e iniciado con la pregunta "¿Qué ha hecho el Gobierno de Pedro Sánchez?".

Ceses de portavoces

Unos movimientos se suceden a otros como el cese de perfiles críticos en puestos clave de cara a garantizar una campaña sin ruido interno. La primera baja fue la de José María Barreda, diputado por Castilla-La Mancha crítico por el sanchismo y uno de los primeros que criticó la figura del relator para Cataluña la semana previa por considerar que el Gobierno "se vende por un plato de lentejas. Barreda dejará de ser vocal suplente de la Diputación permanente, el órgano parlamentario en periodo extraordinario de sesiones que regirá durante la campaña electoral que se avecina.

El segundo cese se ha producido este martes y es más sonado si cabe. La ex portavoz parlamentaria, Soraya Rodríguez, la primera que abrió fuego en twitter contra el mediador anunciado por Carmen Calvo ha sido cesada de su puesto en la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa. Apartados ambos en un movimiento "normal" según la dirección del grupo parlamentario socialista. Aunque otras fuentes apuntan a la necesidad de buscar fieles en los puestos clave que tendrán proyección en la campaña electoral.

En octubre se activó Ferraz

En paralelo, el partido, con una logística de gran complejidad y enorme tamaño, se puso en marcha en octubre, según fuentes socialistas, ante "los posibles escenarios que se abrían". Fue entonces cuando se constituyó el Comité Electoral del PSOE, presidido por José Luis Ábalos y con la presencia inexcusable del jefe de gabinete de Pedro Sánchez, Iván Redondo, desde el mes de octubre. "Había que ir preparando el terreno porque no se puede mover todo esto en tres semanas", argumentan estas fuentes consultadas por Libertad Digital.

Un contexto en el que Pedro Sánchez recuperó hace semanas la actividad del partido con actos en sábado y domingo que le han llevado al País Vasco, Valencia... Este fin de semana estará en Sevilla el sábado y Mérida el domingo, y el próximo día 23 de febrero se celebrará el primer gran mitin en acto en Madrid con los socialistas europeos en la que está confirmada la presencia del cabeza de lista del Partido Socialista Europeo (PES), el holandés, Frans Timmermans.

Dos hechos que desmienten la idea de que esta convocatoria de elecciones en abril sería algo improvisado y que cuadran con la publicación del libro del presidente, Manual de Resistencia, que se publicará el 19 de febrero en plena precampaña de las elecciones. Una publicación que no entendían los barones, en conversación con este diario, porque menoscabaría la ya de por sí deprimidas expectativas electorales en sus territorios de cara a los triples comicios del 26 de mayo (municipales, autonómicas y europeas).

Prioridad: las listas

Explican desde el cuartel general socialista que lo que se ha hecho esta semana es "pisar el acelerador" porque el PSOE tiene una primera gran tarea que debe afrontar contrarreloj: la elaboración de listas electorales. Para ello, ya se han producido las primeras llamadas a las federaciones para la presentación de un primer listado en el marco de un proceso que se hace "de abajo arriba": el territorio propone sus nombres, éstos deben pasar el filtro de la Comisión de Listas y, por último, los ratifica el Comité Federal del partido.

Pero este es sólo uno de los cerca de 25 grandes bloques del organigrama electoral: selección de candidatos, preparación de debates electorales, preparación de argumentarios, soporte logístico y técnico, seguimiento jurídico de la campaña (propia y ajena), marketing, publicidad electoral, campaña y seguimiento de redes sociales, financiación electoral, movilización del electorado con seguimiento y búsqueda de nuevos potenciales votantes... el abanico es enorme y las tareas, también. Por eso, Ferraz ya echa humo.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios