Menú

Cabreo de Raúl del Pozo: "Que cada cual vote lo que le salga del pijo en esta campaña de cuchilleros"

Queda claro: el 28-A no votamos partidos, votamos bloques. Es la consecuencia de que Sánchez no convocara elecciones cuando debió.

0

El Mundo dice que "Rivera veta a Sánchez y apuesta por un pacto a la andaluza". Mientras, "el presidente 'no se cierra' a hablar de nuevo con las formaciones independentistas tras las generales". Tampoco se cierra ahora a "hablar con Cs ni el PP". Conociéndole, suponemos que para que le apoyen a él, descartando que él los apoye a ellos. Visto lo visto, las cosas están así: votar a Ciudadanos es votar al PP y Vox; y votar al PSOE es votar a Torra y Junqueras (lo de votar a Podemos ya da un poco de risa). Según parece, el día de ayer dejó dos cadáveres, el criterio de la lista más votada de Rivera y el noesnoismo de Sánchez. Dice Raúl del Pozo que "la mayoría de la gente adora la intolerancia de sus propias convicciones y embiste irracionalmente a las de los otros intransigentes. España está repleta de fanáticos de sofá y ratón". Así que, mira, "que cada cual vote lo que salga del pijo en esta campaña sucia, de cuchilleros". Y con las vísceras, eh, que a nadie se le ocurra meter en la urna una papeleta que tenga algo que ver con el cerebro.

El País se frota las manos. "Ciudadanos cierra la puerta a cualquier pacto con el PSOE tras el 28-A". "Ciudadanos ha decidido dejar de ser el partido bisagra entre el PP y el PSOE, lo que consagra la división en dos bloques de la política española". El 'no es no' ha cambiado de bando. Enrique Gil Calvo habla de las bondades de las traiciones. "Para resolver la irresoluble crisis de nuestra bloqueada democracia, necesitamos otra gran traición como aquella del 78, que se niegue a alinearse en el frentismo guerracivilista y apueste por el diálogo posibilista y refundador". Pero "sólo con la traición de Sánchez no será posible empezar a resolver nuestros problemas, hará falta que en el campo del secesionismo catalán también surja otro gran traidor, alguien con la inteligencia política suficiente para pensar en el futuro de Cataluña en España y en Europa". Para empezar el frentismo guerracivilista empezó en la izquierda. Y lo de buscar inteligencia en el secesionismo una quimera.

ABC: "Ciudadanos vota no a Sánchez". "Veta toda alianza con el PSOE para gobernar y espera arrancar los votos de los socialistas contrarios a las cesiones del presidente". ¿Vetando al PSOE? Que se dé con un canto en los dientes si no ha espantado los que ya había arrancado. Hermann Tertsch consuela a Rivera, los socialistas contrarios a las cesiones del presidente no existen o son cuatro gatos. "Hoy todo el PSOE ha seguido a Pedro Sánchez a la alianza con golpistas y filoterroristas y ha cruzado todas las líneas rojas. Más allá de todo posible remedio. Quien se abrace al PSOE será lo mismo". Vamos, que el hijo pródigo del PSOE constitucional nunca volverá a casa.

La Razón acogió ayer en su seno a Abascal, por lo que le dedica el titular. "Abascal agitará la campaña con un Vistalegre en Cataluña". A quien le vaya la marcha que vaya pillando un billete de AVE a Barcelona. Dice el editorial que "Abascal sitúa a la nación española en el centro del política, algo que ha estado olvidado por el conjunto de los partidos absorbidos por el discurso de los partidos nacionalistas". ¿Que Abascal es el que ha situado la nación en el centro de la política? Pero si no hablamos de otra cosa desde hace más de un lustro. "Rivera rubrica el veto al PSOE y Sánchez se abre a reeditar el pacto con los independentistas". Marhuenda lo celebra. "Una buen noticia porque contribuye al aislamiento tanto de Pedro Sánchez como de los independentistas". Vaya por Dios, los que tanto bramaban contra los cordones sanitarios contra el PP. Julio Valdeón, por el contrario, considera "una mala noticia la declaración de Ciudadanos. Después del Tinell, la entronización de la xenofobia catalanista, el cordón sanitario desplegado contra el PP solo faltaba ahora el equivalente de Ciudadanos frente a su rival socialdemócrata". Más allá de Pedro Sánchez, "España requiere pactos de Estado. Y eso no será posible mientras las fuerzas alineadas con la Constitución se nieguen la condición de interlocutores válidos", como hizo Pedro Sánchez con el PP. "El cordón sanitario, si no es demasiado pedir, si no es demasiado tarde, que lo reserven para los enemigos de la democracia". Julio, no es pedir demasiado, es pedir la luna.

La Vanguardia rebosa satisfacción. "Ciudadanos rechaza cualquier pacto con el PSOE tras el 28A". Aunque Enric Juliana no se fía un pelo. "Volverá a ser glosado el cuadro de Juan Genovés –en referencia al llamado pacto de El Abrazo– aunque Rivera proclame que nunca más volverá a pactar con Sánchez. Tiempo al tiempo". "Parte de los votos que Ciudadanos ha ido captando del PP tienen la intención de irse a Vox. Ese es el problema de Rivera". Uno de tantos, no se puede estar al plato y a las tajadas a todas horas.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot