Menú

Garrotazos a Rivera de izquierda a derecha: sólo le queda Federico

La campaña llega también a la prensa que toma las posiciones que todos esperábamos.

0

El Mundo abre con el libro de Pedro Sánchez y sus peripecias. "Sánchez usa conversaciones con el Rey para enaltecerse". Tanta fatuidad "sonroja" a Francisco Rosell. "Resulta difícil reprimir el bochorno ante tan inédito alarde de autopromoción en un presidente que no ha cumplido nueve meses en Moncloa (...) Nunca nadie tan poco votado se creyó tanto". No sé cómo todavía puede sorprender a alguien lo que haga Pedro Sánchez. Federico Jiménez Losantos alaba las dos últimas decisiones de Rivera: no pactar con el PSOE y "su compromiso a que, si llega a ser presidente del Gobierno, cualquier español pueda escolarizar a sus hijos en la lengua común, tanto en la educación publica como en la privada". Ya, tal vez porque la posibilidad de que llegue a ser presidente es bastante remota. "La decisión de Rivera supone alinear a los tres partidos de Colón frente al bloque golpista del PSOE, Podemos y los separatistas (…) Bien está que los españoles sepan contra quién se juegan todo y con quién pueden contar". Rivera debería enmarcar esta columna de la prensa de hoy, porque el resto le pone a caldo.

El País abre con que "el Pacto de Toledo se frustra después de tres años de debate". Se abstiene muy mucho de culpar a Podemos, que ha sido quien lo ha dinamitado. Ya se sabe, hay que echar una mano Iglesias para que no se hunda en las próximas elecciones. Por cierto que sobre "el camino de la urnas" lleva un titularcillo desternillante. "Podemos se presenta como el voto más útil". Y yo me presento como la reina de Inglaterra. El editorial se lía a palos con Rivera por su decisión de no apoyar nunca jamás al PSOE, salvo alguna vez. "Desborda los límites de la estrategia de un partido y apunta hacia el derrotero de extremismo por el que puede adentrarse la política española", dice con su farragosa forma de redactar. Quiere decir que se acerca a la extrema derecha. "Un partido que acepta gobernar con una fuerza de ultraderecha, con la que además convoca manifestaciones para conseguir objetivos que debería perseguir en el Parlamento, no tiene fácil explicar el rechazo a negociar con otra fuerza del ámbito constitucional". "Rivera se condena a llegar en la radicalización tan lejos como llegue Casado" y ha pasado de posiciones "primero socialdemócratas, luego liberales y ahora ultramontanas". Bueno, un poco veletilla siempre ha sido, pero eso lo hacen todos y no se les critica tanto. No olvidemos al Sánchez candidato diferente al Sánchez presidente, Calvo dixit, al Iglesias mimosín y el Iglesias faltón y pendenciero... por mencionar algunos ejemplos.

ABC dice que "el PSOE no ve delito en los referéndums ilegales". Vaya noticia, eso lo sabemos desde que Zapatero se cargó la ley de Aznar. El editorial arremete contra el traje nuevo de chico de centro de Sánchez. "Todo es una burda estrategia para simular que la socialdemocracia tiene un valor multiplicador y no excluyente", pero "la España que respeta la Constitución, sea progresista o conservadora, le ha calado y debería ponerse en guardia". Por el tono se nota que Rubido se teme que no, que no le ha calado. Al menos por lo que dicen las encuestas. Por cierto que ABC se suma a las cacerías mediáticas electorales y la emprende contra Villacís rescatando una noticia de hace un año con muchos aspavientos pero poca chicha. Ya se sabe, el rival del PP es Ciudadanos.

La Razón augura que estaremos "sin gobierno hasta octubre: Negociar antes del 26-M es un suicidio político". ¡Qué buena noticia! ¿Quién necesita un gobierno para complicar las cosas? El periódico de Marhuenda, siempre tan poco sutil, no disimula que su campaña es contra Ciudadanos. Primero sobreactúa Marhuenda dedicándole su editorial al tema de Villacís (creo recordar que no le dio tanta cancha a Pepu Hernández), después, del libro de Pedro Sánchez no destaca ni lo del colchón, ni sus indiscrecciones con el Rey, sino que "Sánchez dibuja a Rivera como una persona no fiable". Como si la opinión de Sánchez fuera ahora sagrada. E Iñaki Zaragüeta levanta dudas sobre la decisión de vetar al PSOE. "Es muy posible que hasta el final planee sobre Ciudadanos la duda respecto a su decisión final. Rivera tiene el dilema de que su corazón deriva a babor, mientras que sus votos provienen de estribor, dicho en términos náuticos. Léase izquierda y derecha, respectivamente". Sí, Iñaki, te hemos entendido. De hecho de eso se trataba, de moverse entre la derecha y la izquierda.

En La Vanguardia, Enric Juliana se pone a pegar carteles del PSOE. "El PSOE plantea una España viable y tolerante ante la posibilidad de que todo se vaya a la porra", "una España soportable en la que quepamos todos, o una España desgarrada y malhumorada hasta la eternidad". Y esto lo dice el que sueña con una España de PSOE, ERC y Podemos, que detesta a Ciudadanos y desprecia al PP. La España en la que cabemos todos, sí.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios