Menú

Uno de los militares que evitó la masacre en Mali: "Vi llegar el primer vehículo de los terroristas y respondí con todo"

El CMOPS apunta al grupo yihadista JNIM como autor del atentado. Se reforzará la seguridad de la principal base de la misión de la UE en Mali.

0
El CMOPS apunta al grupo yihadista JNIM como autor del atentado. Se reforzará la seguridad de la principal base de la misión de la UE en Mali.
Uno de los coches de los terroristas. | EMAD

"Estaba de guardia en la puerta principal. Escuché por la radio el aviso que dio el sargento sobre los disparos en la puerta secundaria y, poco a poco, los escuché acercarse hasta mi posición. Informé a los soldados malienses para que se replegaran un poco. Vi llegar el primer vehículo de los terroristas y no sabía qué iba a hacer. Cuando los vi intentar impactar contra las rejas del acuartelamiento respondí con todo (en alusión a que abrió fuego con intensidad)".

Quien cuenta esta escena es el soldado Richard (su apellido no ha sido hecho público por motivos de seguridad), uno de los dos militares españoles de la Brigada Galicia VII del Ejército de Tierra que custodiaban la madrugada del pasado domingo la puerta principal de acceso a Boubacar Sada Sy, el acuartelamiento más importante de la misión de la Unión Europea en Mali, ubicado en Koulikoro, unos sesenta kilómetros al noreste de Bamako, la capital del país.

Lo ha contado con un evidente nerviosismo, tal vez por estar en videoconferencia directa con la ministra de Defensa, Margarita Robles, y el Comandante del Mando de Operaciones (CMPOS), teniente general Fernando José López del Pozo, pero sin dar excesiva importancia a su actuación, que junto a la del teniente David, el sargento John y el soldado David evitaron una auténtica masacre en estas instalaciones militares, donde hay desplegados casi 300 militares españoles.

Una actuación que la propia ministra ha calificado este jueves de "heroica" durante su conversación con los mandos de la misión desplegada en el país africano y con los cuatro protagonistas de la misma. "En ningún momento pensaron en sí mismos", ha destacado Robles, que ha vuelto a insistir en que hay que estar "orgullosos del trabajo que realizan" los militares españoles en esta zona de operaciones.

El jefe del contingente español en Koulikoro, el teniente coronel José María Leira, ha dado durante la videoconferencia algunos detalles nuevos sobre el atentado yihadista. Ha explicado que se utilizaron dos pick-up de la marca Toyota y tres motocicletas y que, al menos, había unos once terroristas en el ataque. Los dos conductores de los coche, seis terroristas que se bajaron de ellos y los tres conductores de las motos.

En esta línea, ha destacado que el ataque estaba preparado para que el primer vehículo estallase en la puerta principal del acuartelamiento, para que abriese paso al interior de la base al segundo vehículo, que se haría estallar en el interior. Para completar la acción, los tres motoristas y los seis yihadistas que iban a pie recorrerían el interior de la base intentando causar el mayor número posible de muertes durante su recorrido.

Ha insistido en la importancia de que los militares españoles que estaban en la puerta principal matasen al conductor del primer vehículo, lo que impidió que esa puerta saltase por los aires y la base quedase en situación de vulnerabilidad. Además, el primer coche se quedó a las puertas del acuartelamiento impidiendo que los terroristas hiciesen estallar el segundo vehículo pegado a la base, y tuvieron que hacerlo a varias decenas de metros.

También ha explicado que los desactivadores de explosivos españoles estuvieron durante toda la tarde del domingo desactivando las bombas del primer vehículo, el que quedó paralizado junto a la puerta principal. Según los primeros estudios, en cada coche de los terroristas había 500 kilos de explosivo, exactamente, de nitrato de amonio.

Por su parte, el teniente general Fernando José López del Pozo ha explicado que las investigaciones apuntan a que el ataque terrorista frustrado por los militares españoles ha sido obra del grupo Jama'at Nasr al-Islam wal Muslimin (JNIM) o Frente de Apoyo para el Islam y los Musulmanes, que es resultado de la unión de veteranos grupos yihadistas como Al Murabitun, Ansar Dine, Frente de Liberación de Macina e Imarat Mantikat al-Sahara. También ha adelantado que se está trabajando ya en un proyecto para reforzar la seguridad de este acuartelamiento.

En España

    0
    comentarios

    Servicios