Menú

Este 8-M debería estar dedicado a la secretaria judicial, una mujer acosada "por una horda de pantalones chulos"

El Día de las Mujeres de Izquierdas se celebra en todos los periódicos con una mujer como protagonista: la secretaria judicial acosada.

Este 8-M debería estar dedicado a la secretaria judicial, una mujer acosada "por una horda de pantalones chulos"
Día de la Mujer en Bangladesh. | EFE

El Mundo lleva una encuesta sobre el Día de la Mujer. "La mayoría de mujeres rechaza las penas agravadas al hombre". Naturalmente, editorial sobre las mujeres. "España en un buen país para nacer mujer, pero aún no hay igualdad real". Como la cosa siga así, lo que va a ser España es un infierno para nacer hombre. "A nadie se le oculta la apropiación electoralista del feminismo por parte de Sánchez y sus aliados (…) Las mujeres no quieren sacudirse la tutela machista para caer bajo otra tutela ideológica que hable en su nombre". Federico Jimenez Losantos se cachondea de este feminismo impostado. "Ver a Pabla, Pedra, Íñiga y Alberta clamando contra los privilegios de su sindicata de género le daría un toque esperpéntico genial". Y un sopapo a Arrimadas. "Que no llame liberal a un feminismo que respalda la antiliberal ley de violencia de genero, que niega la igualdad ante la ley. O una cosa o la otra". En cuanto al juicio, la declaración de la secretaria judicial ha hecho mucha pupa a los indepes, que se han lanzado contra ella como la jauría de hienas que son. "El juez investiga el acoso independentista a la secretaria judicial". "El clima de acoso demuestra el irrespirable clima de miedo extendido por el tóxico virus del separatismo. Una atmósfera de vileza que no se despeja". Y dicen que no hay violencia. Qué gentuza.

El País celebra el "8-M: el gran día feminista" con una foto de famosas privilegiadas. Elvira Lindo, Ana Rosa Quintana... Para dar cuenta del cariz ideológico de este 8-M basta este titular "El PP y Vox evitan el 8-M y atacan a las feministas". El ataque, concretamente, es esta declaración de Casado: "No quiero vivir en un país que enfrenta a mi hija con mi hijo". Pues parece de sentido común. Xavier Vidal-Folch, defensor mediático de los golpistas, intenta corregir un poquito su infame columna de ayer, en la que calificaba de "película" la "declaración de la secretaria judicial". Hoy dice que "cuando una secretaria judicial tiene miedo a mostrar su cara y los hoteleros piden no ser filmados, la sociedad está enferma". ¿Ahora lo descubre Folch? "Torra es el culpable". Torra y unos cuantos más. "Resulta innoble que no haya saltado a aplacar las redes sociales manipuladas que se mofan de Montserrat del Toro, cuyo testimonio fue globalmente veraz, aunque con un error (la referencia a que creyó oír a Forcadell) e impostando en algún otro episodio. Torra es culpable del linchamiento cuando calla". El primero en mofarte fuiste tú, Vidal-Folch, así que también eres culpable del linchamiento.

ABC dice que "el secesionismo se moviliza para amedrentar a los testigos". Ignacio Camacho se centra en la última víctima del fanatismo indepe. Una mujer, la secretaria judicial "acorralada en septiembre de 2017 por una turba de radicales frenéticos, no solo no ha superado el shock emocional de aquel momento sino que aún vive bajo la presión de un asedio. Incluso durante su declaración sufrió en las redes un escrache avieso, una demostración de prepotencia grupal con el ribete infame de la amenaza, con el sello intimidatorio de un marcaje directo". Los de las sonrisas. El editorial dice que el feminismo se ha convertido en una "caricatura". "La huelga ha devenido sectaria y partidista" y retrata España como "un infierno para las mujeres". "La transformación de estas causas justas del feminismo es una soflama partidista debe ser denunciado (...) El feminismo totalitario se ha convertido en una amenaza para las mujeres". Ni caso, no hay mayor desprecio que no hacer aprecio.

La Razón también lleva una foto de "Mujeres", pero no son conocidas. "El manifiesto del 8-M no representa al conjunto de las mujeres; está lleno de requiebros izquierdistas y sectarios pero muy despegado de la realidad, porque no hay mujeres que renieguen de sus derechos porque no comulguen con el feminismo oficial". Pedro Narváez dedica su columna a "una mujer valiente que debería se el emblema de las pancartas de hoy. La secretaria judicial que el miércoles declaró en el juicio al procés. Independentistas radicales amenazan con violarla por contar la verdad. ¿Dirían estos machitos lo mismo si la secretaria fuera un secretario? (…) La secretaria Montserrat, una heroína ante una horda de pantalones chulos primero, y de pantalones serios después, en el tribunal". Me uno a tu homenaje, Pedro.

La Vanguardia se tiñe de violeta, el día de la mujer impregna el periódico, un larguísimo editorial ensalza el feminismo y Pilar Rahola dedica su columna a una Montserrat. No, no se me asusten, no crean que la fanática ésta ha tenido un ataque de decencia y solidaridad con la secretaria judicial acosada. Se refiere a una tal Montserrat Roig. Debería caérseles la cara de vergüenza, si la tuvieran.

Temas

En España

    0
    comentarios