Menú

Puigdemont dice que volverá a España como eurodiputado porque tendrá "inmunidad"

El fugado defiende que "no existen argumentos jurídicos" que permitan al Estado detenerle si consigue el acta.

0
El fugado Puigdemont con su equipo de JxCAT en las pasadas elecciones | EFE

El expresidente catalán, Carles Puigdemont, que será cabeza de lista de su partido, JxCAT para las elecciones europeas, ha asegurado este martes en una entrevista en Rac1 que piensa volver a España si consigue ser elegido eurodiputado el próximo 26 de mayo. Según el fugado, de conseguir el escaño en el Parlamento Europeo de manera inmediata se garantizará la inmunidad para poder moverse por todo el territorio europeo, incluido nuestro país, sin correr el riesgo de ser detenido.

"La inmunidad comienza a todos los efectos en el momento en el que eres escogido, a lo único que obliga el reglamento de la Eurocámara es que los estados miembros comuniquen los resultados de las elecciones y los diputados que han sido escogidos, punto y final". Preguntado por cómo recogerá las credenciales que le obligan a jurar o prometer la Constitución en Madrid, Puigdemont ha asegurado que sus abogados estudian cómo hacerlo sin necesidad de que él tenga que venir de manera presencial. Sin embargo, según la Ley Orgánica del Régimen Electoral General ( LOREG), a diferencia del acta del parlamento autonómico, para recoger las credenciales de eurodiputado no es posible optar por una fórmula delegada sino "ante" la Junta Electoral Central, con sede en el Congreso.

La clave estaría en la interpretación de ese "ante", que es en lo que trabajan los abogados del fugado. "No queda claro que sea físico, ese 'ante' podría ser en la puerta del edificio, dentro...", ha dejado caer Puigdemont en esta entrevista dando a entender que trabaja ya en otras alternativas como podría ser la "videoconferencia" a la que tanto recurre el fugado o "a través de una carta", opciones ambas que en todo caso debería dar por buena la Junta Electoral Central que aunque podría permitir entregarle el acta a través de una tercera persona sí le obligaría a jurar la Constitución en su sede. De no funcionar estas artimañas del fugado, "el plan b" podría ser acudir directamente al Tribunal de Justicia de la Unión Europea e intentar conseguir esa credencial al margen de la negativa del Estado. "Ser o no ser eurodiputado depende de Europa y no de la Junta Electoral Central", ha señalado Puigdemont.

El otro argumento al que apela Puigdemont, el de la inmunidad, también tiene sus matices si consultamos la propia legislación del Parlamento Europeo. En el apartado de "Privilegios e inmunidades", el reglamento de la Eurocámara habla de que el principio de inmunidad tiene como objetivo "la protección del propio Parlamento y no la de sus miembros". Y que en todo caso, "si uno de sus eurodiputados es acusado de algún delito, no puede alegar la inmunidad", como es el caso de Puigdemont acusado de rebelión y malversación.

"Soy un ciudadano libre de la Unión Europea, no hay ninguna orden de detención vigente y, por lo tanto, mantengo intactos todos mis derechos", ha defendido. Según Puigdemont, la última palabra siempre la tiene Europa y el Estado no puede poner ningún impedimento porque no "existen argumentos jurídicos" para prohibirlo a no ser que España "quiera violar los derechos de la Unión Europea y se arriesgue a que le apliquen el articulo de expulsión", ha advertido. El objetivo último del fugado es conseguir que ese acta de eurodiputado le permita regresar a Cataluña para volver a intentar su investidura en el Parlamento.

Más noticias sobre el desafío separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco