Menú

Cuatro entidades constitucionalistas se unen para retirar lazos amarillos de los espacios públicos

Abren un correo para que los ciudadanos denuncien los emplazamientos de la propaganda separatista y recurran a las juntas electorales.

(Barcelona)
0
Cuatro entidades constitucionalistas se unen para retirar lazos amarillos de los espacios públicos
Propaganda separatista en el Palau de le Generalidad. | EFE

"Espacio limpio, juego limpio" ("Lloc net, joc net" en juego de palabras en catalán) es el nombre de la campaña creada por las entidades Aixeca’t-Levántate, Impulso Ciudadano, S’ha Acabat! y Cataluña por España para que los ciudadanos puedan denunciar sin cortapisas la ocupación del espacio y los edificios públicos con lazos amarillos, banderas y demás parafernalia separatista.

Las entidades han habilitado un correo electrónico, denuncia@llocnetjocnet.org, para enviar las denuncias con fotografía, fecha y lugar en el que ha sido tomada, sin que sea necesario que los ciudadanos aporten sus datos. Tras la verificación, las entidades llevarán la denuncia a las juntas electorales y harán las gestiones necesarias para que los elementos de propaganda separatista sean retirados.

Según una nota de las entidades, "para que las elecciones puedan celebrarse con plenas garantías democráticas, es condición inexcusable que se cumplan los requisitos de transparencia, imparcialidad y neutralidad de las instituciones". Apuntan además que "el apoyo público y explícito de las Administraciones Públicas a favor de los partidos políticos y coaliciones electorales próximas a su ideología vulnera dos de los principios establecidos en la Comisión de Venecia: el derecho a un sufragio libre y en condiciones de igualdad".

La Junta Electoral Central ordenó la semana pasada a la Generalidad la retirada de los lazos y esteladas de sus edificios públicos en atención a una denuncia de Ciudadanos. Torra ha recurrido la requisitoria y asegura que no retirará la propaganda. En el caso del Ayuntamiento de Barcelona fue el grupo del PP quien se dirigió a la Junta Electoral de Barcelona, que falló a favor de quitar la propaganda. Tras unos titubeos iniciales, la alcaldesa Ada Colau optó por hacer caso a la Junta Electoral provincial y descolgar el lazo amarillo que colgaba de uno de los balcones del Ayuntamiento.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios