Menú

Andalucía se mueve lentamente hacia el cambio: aforamientos, formación profesional, RTVA y otros organismos

Juanma Moreno y Juan Marín se están encontrando con la oposición del PSOE a cualquier reforma.

(Sevilla)
0
Juan Marín, vicepresidente de la Junta de Andalucía | Europa Press

Tras los cambios notorios en la Sanidad andaluza, de los que se comprobarán sus resultados cuando se produzcan, el nuevo Gobierno andaluz parece comenzar a moverse, si bien muy lentamente y no siempre en línea recta, hacia cambios reales. No en todas las áreas decisivas, como una reforma a fondo de la administración pública y su composición, pero al menos en algunas. El problema que está encontrando en los temas esenciales es la oposición radical del PSOE a cualquier reforma, usando para ello su boicot a la consecución de las mayorías cualificadas necesarias.

Desde hace años se viene hablando de los aforamientos. Como es sabido, los parlamentarios andaluces, más los consejeros de la Junta, sean o no diputados, y el presidente de la Junta son cargos aforados que tienen privilegios judiciales respecto al resto de los ciudadanos. Este martes el Gobierno andaluz del PP y Ciudadanos se propuso dar el primer paso para caminar hacia la regeneración democrática.

Para ello, y es una promesa histórica ya de Ciudadanos que lo acordó también con Susana Díaz, que nunca lo cumplió, el Gobierno andaluz impulsa la supresión de los aforamientos del presidente de la Junta, consejeros y diputados andaluces. El problema es que este aforamiento aparece en el Estatuto de Autonomía de Andalucía por lo que una reforma en tal sentido exige la modificación del Estatuto y un referéndum, algo que no quiere el PSOE. En su artículo 101, el Estatuto expresa:

"3. Los Diputados gozarán, aun después de haber cesado en su mandato, de inviolabilidad por las opiniones manifestadas en actos parlamentarios y por los votos emitidos en el ejercicio de su cargo.

Durante su mandato no podrán ser detenidos por los actos delictivos cometidos en el territorio de Andalucía, sino en caso de flagrante delito, correspondiendo decidir, en todo caso, sobre su inculpación, prisión, procesamiento y juicio al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. Fuera de dicho territorio, la responsabilidad penal será exigible, en los mismos términos, ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo".

Se trata de que los máximos representantes de los andaluces sean sometidos a la justicia ordinaria. Es un cambio, quizá no relevante para la ciudadanía, pero necesario en estos tiempos. Para ello, cuenta con la oposición del PSOE –que ha apuntado que podría apoyarla con condiciones como introducir ayudas por violencia de género en el texto estatuario–, pero podría contar con el apoyo de Adelante Andalucía por lo que la reforma podría consumarse.

Ello no significa que esta supresión de los aforamientos que impulsa el nuevo Gobierno deje de respetar la inviolabilidad de los diputados por las opiniones manifestadas en actos parlamentarios y por los votos emitidos en el ejercicio de su cargo. Eso no es el objeto del cambio sino el aforamiento en sí.

El problema de la oposición del PSOE a todo cambio relacionado con asuntos como este o la renovación de determinados organismos es importante. Por ejemplo, la renovación de órganos que emanan del parlamento, el consejo de Administración de la RTVA, el Consejo Audiovisual, la Cámara de Cuentas o la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz, exigen mayorías cualificadas para alcanzarse. Sin el apoyo del PSOE, habría que contar con el apoyo de Podemos e IU, algo nada fácil.

Estos órganos responden a composiciones parlamentarias de legislaturas anteriores. Por ejemplo, ni Podemos ni Ciudadanos se ha sentado en ellos a pesar de su presencia en la cámara legislativa. Tanto el PSOE como el PP, beneficiados por los resultados de las elecciones anteriores, se negaron a facilitar la renovación exigible.

Ahora, la debilidad del PP ante Ciudadanos hace posible que este último partido quiera dar un acelerón justificado a tal renovación que daría puestos en estos órganos a los tres partidos ausentes: Ciudadanos, Podemos y, es de suponer, que a Vox. Pero no parece posible que Adelante Andalucía se avenga a acuerdos con la mayoría de centro derecha.

Más relevante para todos es el impulso de un proyecto de Ley Andaluza de Formación Profesional, que potencie esta educación que tiene una gran repercusión para el empleo. Tradicionalmente, y con fundamento en la igualdad entre los andaluces, se ha favorecido la enseñanza universitaria para todos, impulso mermado por la situación de las Universidades, el descenso de la calidad educativa y la falta de expectativas reales de empleo

En plena polémica debido a la declaración del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, acerca de la petición de perdón a México por la presencia española en la Conquista de la Nueva España, el gobierno andaluz da un impulso a la españolidad de la circunnavegación del globo terrestre comenzada en 2019 y culminada por el vasco Juan Sebastián Elcano en 1522.

Conocido es cómo el Gobierno socialista portugués ha intentado tergiversar los hechos tratando de identificar a Magallanes, el navegante portugués que siempre estuvo al servicio de la Corona española, con la identidad nacional portuguesa. Pero también ha quedado claro gracias a la Real Academia de la Historia que esa interpretación no tiene nada que ver con los hechos históricos.

Por ello, es relevante que el Ggobierno andaluz haya aprobado la creación de una comisión autonómica para la conmemoración del V Centenario de la primera vuelta al mundo de Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano. De momento se ha aprobado un protocolo de colaboración entre el Ejecutivo andaluz, las diputaciones y ayuntamientos de Sevilla y Cádiz, así como entidades y fundaciones privadas.

Ya el Gobierno de Susana Díaz había firmado un protocolo en el mismo sentido, pero hay novedades porque vincula globalmente al Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía y no sólo a las tres consejerías anterior y exclusivamente implicadas y todos los departamentos incluirán el evento en sus presupuestos.

Otra diferencia es que la participación de entidades privadas queda formalizada y ahora disponen de un marco, que antes no tenían, para firmar convenios con las diferentes Consejerías. La Junta destaca actuaciones en museos e instituciones culturales, exposiciones, restauraciones de lugares vinculados a la gesta y otras actividades. De todos modos, aún no se cuenta con un presupuesto decidido para la conmemoración, como es natural, porque el nuevo gobierno aún no tiene presupuestos propios. Hasta ahora sólo se contaba con una partida de 150.000 euros en la Consejería de Cultura.

Juan Marín precisó que "se va a colaborar con el Gobierno" central, aunque subrayó el comportamiento del Gobierno de Pedro Sánchez que disolvió "la Comisión Nacional Conmemorativa del Quinto Centenario de la primera vuelta al mundo sencillamente porque la había puesto en marcha un partido distinto".

Además, se está en la elaboración del VI Plan Integral del Comercio Interior en Andalucía y la simplificación normativa y administrativa en la elaboración del Plan para la Mejora de la Regulación Económica de Andalucía (2018-2022) y el funcionamiento del Consejo Andaluz del Trabajo Autónomo, tras determinarse la representatividad de las asociaciones profesionales de trabajadores autónomos de Andalucía, entre otros proyectos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco