Menú

Mireia Boya deja la dirección de la CUP por una "agresión psicológica" y "machista"

La exdiputada acusa a un compañero del "secretariado nacional", al que no nombra, de un "episodio continuado de agresión psicológica".

(Barcelona)
0

La dirigente de la CUP ha publicado una carta a través de su cuenta de Twitter en la que explica las razones de su dimisión, que no son otras que la imposibilidad de trabajar con alguien que en el pasado ya le hizo la vida imposible y le causó "problemas de salud", y que sus denuncias sobre el machismo de ese individuo no han sido atendidas por la organización.

Escribe Mireia Boya: "Durante el tiempo como diputada sufrí un episodio continuado de agresión psicológica que me supuso una gestión emocional complicada todavía abierta. Así lo viví entonces y así lo siento ahora. Todo lo que pasó durante aquellos tiempos difíciles y complejos, donde la prioridad era el referéndum, y todo lo que ha venido asociado a la represión del Estado, me ha comportado problemas de salud que he escondido bajo una coraza que me fabriqué a medida. Me la quito".

Boya apunta además que el reencuentro con esa persona en la dirección de la CUP ha desencadenado los recuerdos sobre los "comportamientos agresivos" y "roles de poder" que sufrió en el "Parlament". "Ahora –escribe la exdiputada–, cuando he tenido que coincidir de nuevo con aquella persona, en mis tareas como miembro del Secretariado Nacional, y con el recuerdo de aquellos comportamientos agresivos y roles de poder, a pesar de que pedí que lo evitara, he visto con tristeza como en las organizaciones tendemos a invertir las prioridades, a olvidarlas, a hacer periférico lo que realmente importa y no paramos de repetir: las personas y sus cuidados, en el centro. Me he ido por eso, necesito tiempo para cuidarme. Y por primera vez, lo tomo".

Machismo en la CUP

Se deduce que las denuncias internas de Boya no habrían encontrado el respaldo de sus compañeros en la cúpula del partido, por lo que la carta incluye una alusión al fracaso en la "gestión de las agresiones machistas". Así, apunta: "Me voy consciente de dejar el reto colectivo de mejorar la gestión de las agresiones machistas. Lo hago desde el agradecimiento y la comprensión de los que se han puesto al frente de esta difícil y compleja tarea que, reflejo de la sociedad, también afecta a mi organización".

También acusa a la CUP de no haberla apoyado: "Cualquier proyecto de futuro, de país, que no se sustente sobre esa base, creo sinceramente que fracasará. Espero que lo podáis seguir haciendo a partir de ahora. Visibilizar la propia vulnerabilidad es también una apuesta por cambiarlo todo, desde la sororidad y las redes de cuidados y apoyo que, por suerte, he encontrado fuera estos últimos meses".

Una de las peculiaridades de la CUP es la utilización exclusiva del género femenino en sus comunicados y en la mayoría de las declaraciones y discursos de sus diputados, medidas que no habrían surtido ningún efecto en el caso del "compañero" de Boya en la dirección, de una lista que tiene a gala un feminismo radical.

Temas

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco