Menú

Ira separatista y fiesta española en Barcelona

Los CDR no logran impedir el primer acto multitudinario de Vox a pesar de herir y amenazar a simpatizantes del partido de Abascal.

(Barcelona)
0
Ira separatista y fiesta española en Barcelona
Las imágenes de la fiesta de Vox y las agresiones de radicales

Pacíficos lanzamientos de piedras y vallas, cívicos cortes de calles y festivos contenedores en llamas. Arran (las juventudes de la CUP), el Sindicato de Estudiantes de los Países Catalanes y los Comités de Defensa de la República se han desplegado por el entorno de la plaza de España de Barcelona para cazar simpatizantes de Vox. En la avenida de la Reina María Cristina, uno de los pocos rastros de la presencia monárquica en el callejero, miles de personas se congregaban para asistir al primer acto multitudinario de Vox en Barcelona, una hazaña en un contexto hostil y calentado desde las instituciones.

El Ayuntamiento de Ada Colau no tuvo reparos en cancelar el contrato que la formación política había suscrito con el municipio para el alquiler del Palau Sant Jordi, donde se pretendía celebrar el acto que se ha tenido que llevar a cabo en la calle. Y no hay fin de semana en Cataluña que no registre ataques, amenazas e incidentes en las carpas que los voluntarios militantes de Vox instalan en pueblos y ciudades. Está claro que por parte de la izquierda separatista, Vox no es bienvenida en Cataluña. Ocurre que Vox ya está en Cataluña.

Colau, siempre al pie del cañón, se multiplica en sus condenas contra el partido de Abascal y en los guiños a los autoproclamados antifascistas, los grupos radicales en la órbita de la CUP y los CDR, cuyas andanzas, agresiones e insultos a gentes de Vox, Ciudadanos y el PP están a la orden del día. Este mismo sábado, los Mossos han tenido que evitar el linchamiento de tres personas que portaban banderas de España. Un partidario de Vox ha recibido un fuerte golpe en la cabeza. Otros han sido zarandeados. También un mossos ha resultado herido.

Actuación de los Mossos

Los incidentes contrastan con el discurso separatista del lanzamiento de flores y poesías a cargo de sus manifestantes y cuadra con lo contado esta semana por agentes de Mossos y Guardia Civil en el juicio a los golpistas en el Tribunal Supremo. Sólo la fuerte presencia policial ha impedido que los "antifascistas" llegaran hasta la manifestación donde un público familiar se atrevía a lucir las banderas de España.

En su intervención, Santiago Abascal ha responsabilizado a Colau de ese ataque, a su decisión de romper el contrato suscrito para el uso del "Sant Jordi" que ha expuesto a los simpatizantes, militantes y curiosos a sufrir las iras separatistas. Según la Guardia Urbana, cinco mil personas han acudido a la convocatoria de Vox, a pesar de la toma por los "cívicos" CDR de la calle Tarragona, uno de los principales accesos a la plaza de España. Cinco mil no son las 17.000 que caben en el Sant Jordi, pero hay que considerar también las correcciones a la baja que aplica la policía local barcelonesa cuando se trata de actos no independentistas.

197 votos en las últimas generales

La media entrada en la avenida María Cristina de Barcelona equivale a un lleno en Vistalegre. Una fiesta española a los pies de la montaña olímpica, a pesar de los heridos. Hace dos años, el constitucionalismo en Cataluña estaba en las catacumbas y Vox, aún más abajo. En las últimas generales tuvo 197 votos. Tras la histórica manifestación del 8 de Octubre, Vox es cada vez más visible y rivaliza con Ciudadanos en presencia en las calles catalanas. Dispone además de una organización musculada en Barcelona, con un grupo muy numeroso y activo de jóvenes a los que este sábado se ha visto muy bien preparados para las tareas de organización y orden.

Marco y la militancia

El candidato de Vox al Senado por Madrid, el profesor José María Marco, presente en el acto de Vox en Barcelona, comentaba el pulso de la militancia del partido, el entusiasmo, pero también el buen hacer de la organización. Y recordaba ante las miles de banderas de España en Barcelona la manifestación espontánea que con las mismas enseñas recorrió la Vía Layetana la víspera del 1-O. Mezclado entre el público, algunas personas le reconocen y se hacen fotos con el candidato a senador.

Los actos de los comunes de Colau, ERC y el PSC han girado en torno a Vox. El candidato socialista, Jaume Collboni, y la alcaldesa, han reivindicado el amor libre con constantes alusiones al partido de Abascal y Ortega Smith.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation