Menú

El forense del crimen de Alcácer anuncia una posible tercera vía de investigación

El forense Luis Frontela habló en Es la mañana de fin de semana de esRadio de Lo que cuentan los muertos su nuevo libro.

María Díez Rovira
0

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Es la Mañana del Fin de Semana: 'Lo que cuentan los muertos' Es la Mañana del Fin de Semana

Ponlo en tu web

Copia el código HTML para insertar el audio "Es la Mañana del Fin de Semana: 'Lo que cuentan los muertos' " en tu blog, página web o en un foro. Puedes cambiar el ancho antes de copiar y pegar el código.

Ancho:

Código:

×

No puede escuchar el directo

Tiene alguna extensión del navegador que está bloqueando la reproducción, seguramente un bloqueador de anuncios. Desactívelo si quiere escucharnos.

×
Luis Frontela en una reciente entrevista. | TV

Lo que cuentan los muertos (Marbán) recrea casos reales en los que el autor, el doctor Luis Frontela, actuó como forense. Los casos se van desgranando y lo que en principio se presenta como incuestionable en un sentido, concluye de forma sorprendente en sentido contrario.

Destapa las luces y sombras de la medicina legal, profesión para la que hace falta un conocimiento muy especializado y disponer, como dice el doctor, con ese espíritu de Sherlock Holmes, una tendencia y predisposición a la investigación y resolución de los casos. "El libro es una pequeña punta de iceberg que demuestra que hay gente que acaba en prisión cuando, en realidad, son inocentes". Para enmendar estos errores, Luis Frontela apuesta por leyes que exijan alta formación a quien ejerza la medicina legal y pide que no se regalen títulos.

Preguntado por el crimen de Alcácer, confiesa cómo le obligaron a firmar un documento para atestiguar que los trabajos previos se habían hecho bien. "Cuando vi los trabajos anteriores, me eché las manos a la cabeza". Lo más grave, desvela, no fue recibir los cuerpos de las niñas lavados, sino recibirlos sin cabezas ni manos, faltando las principales lesiones.

Quedan muchas incógnitas en torno a este crimen que podrían sostener la aparición de esa tercera vía de investigación. Frontela confiesa que a él le gusta ser muy objetivo, demostrar los hechos y no hablar de lo que no puede comprobar fehacientemente, pero algunos indicios que se acercan a esta tercera vía ya son conocidos y de dominio público, comenta, "Debo ultimar flecos que quedan y ya veremos si en pocos meses pudiera decir algo". Y es que, a buen entendedor, pocas palabras bastan.

Insiste a lo largo de la entrevista en que los políticos deben colaborar para que no haya injusticias en la medicina legal, porque solo con voluntad no vale para resolver los casos. Hay un lenguaje de los muertos y hay que saber interpretarlo. Don Luis Frontela sabe de lo que habla.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation