Menú

Un buque de la Armada libera un barco mercante secuestrado en el Golfo de Guinea

Los piratas estaban armados con fusiles AK47 y lanzagrandas y mantuvieron cuatro días cautiva a la tripulación.

0
Los piratas estaban armados con fusiles AK47 y lanzagrandas y mantuvieron cuatro días cautiva a la tripulación.

El patrullero de la Armada P71 Serviola liberó durante la jornada del martes a un barco mercante con bandera nigeriana que se encontraba secuestrado desde hacía cuatro días por una de las bandas de piratas que han aflorado en los dos últimos años en la zona del Golfo de Guinea. El grupo de asaltantes estaba compuesto por unas nueve personas, que estaban armados con fusiles de asalto AK-47 y lanzagrandas.

Fuentes del Estado Mayor de la Defensa han explicado que el buque de la Armada, que se encuentra en la zona en misión de Vigilancia y Seguridad Marítima, detectó un barco mercante que seguía patrones de comportamiento atípicos y que navegaba sin transmitir en el Sistema de Identificación Automática (AIS). Junto al mismo, se detectó la presencia de una embarcación de pequeño tamaño que no parecía formar parte de las lanchas de evacuación del mercante.

Los militares españoles trataron de comunicarse por radio con los tripulantes del barco, pero no obtuvieron respuesta en ninguna de las ocasiones. Es entonces cuando deciden mandar en lanchas un equipo de seguridad hacia el barco para investigar las causas de su comportamiento anómalo, al tiempo que el Serviola continuaba acercándose hacia el mercante. Fue en ese momento cuando observaron cómo la embarcación de pequeño tamaño huía de la zona a gran velocidad.

En ese instante el capitán del buque mercante informó que habían sido secuestrados hacía cuatro días, y que tanto el rápido acercamiento como las continuas llamadas del patrullero habían hecho huir a los piratas. El capitán manifestó que, inicialmente y durante la aproximación del patrullero, no pudo contestar a las llamadas al encontrarse coaccionado por los piratas, quienes le apuntaban con sus armas.

Las mismas fuentes han explicado que durante el tiempo del secuestro los piratas sustrajeron el dinero y todos los objetos de valor de la dotación del mercante, compuesta por doce hombres de nacionalidad nigeriana, además de gran parte de los víveres. Después de suministrar víveres y bebida a la dotación para una jornada completa, el P71 Serviola continuó su patrulla mientras el buque liberado ponía rumbo directo al puerto de Lagos (Nigeria).

En España

    0
    comentarios

    Servicios