Menú

Defensa y Fuerzas Armadas, ¿qué proponen PP, PSOE, Ciudadanos, Podemos y Vox en sus programas para el 28-A?

Aumentar el presupuesto, subir el salario de los militares, combatir la despoblación con instalaciones militares, reformar el Consejo de Personal...

0
Defensa y Fuerzas Armadas, ¿qué proponen PP, PSOE, Ciudadanos, Podemos y Vox en sus programas para el 28-A?
Militares españoles durante unas maniobras. | Flickr Armada

Las elecciones generales del próximo 28 de abril serán las primeras en la historia electoral española con hasta cinco grandes partidos de ámbito nacional. Todos incluyen en sus programas propuestas en materia de Defensa y Fuerzas Armadas, a excepción de Vox, que no ha realizado un documento programático al uso y remite a las "100 medidas para España" que aprobó el pasado mes de octubre, en el multitudinario acto de Vistalegre en Madrid.

En unos casos son epígrafes propios con varias páginas de extensión. En otros los partidos tienen propuestas puntuales entremezclados con propuestas en otras materias. En términos generales, la extensión y desarrollo en esta materia es sensiblemente inferior a las que se presentaron para las elecciones de diciembre de 2015 y junio de 2016. Libertad Digital analiza el contenido de los programas.

Partido Popular

El partido de Pablo Casado tiene un epígrafe específico en su programa (en la página 99) con trece puntos dedicados a esta materia. Apuesta por dotar a las FAS de "los mejores medios materiales y económicos posibles", incrementando "de forma sostenible las retribuciones", aunque no especifica de cuánto serán ese aumento de la inversión, ya que para el 28A ha eliminado las referencias a la exigencia de la OTAN y la UE de invertir el 2% del PIB en Defensa de programas anteriores.

Quieren mejorar la formación de los militares, buscando equivalencias entre la formación militar y la civil, con el objetivo de facilitar la reincorporación a la vida civil de aquellos militares que dejan las FAS ya sea por decisión propia o por el final de su vinculación contractual. Intentarán facilitar la maternidad a las mujeres que forman parte de los Ejércitos, así como la conciliación laboral a todos los militares.

Dicen que fortalecerán el compromiso del país con la OTAN, así como la presencia de las FAS en las misiones en el exterior que luchan contra el terrorismo (especialmente en África y Oriente Medio) y el mantenimiento de paz en zonas de conflicto. En esta línea, seguirán impulsando la Europa de la Defensa y se comprometen a participar en los principales programas de armamento europeos, además de apoyar la industria dual (civico-militar) nacional.

Los populares incluyen en su programa la mejora de la Reserva Militar Voluntaria, aumentando la disponibilidad de las plazas y optimizando la figura del reservista dentro de la operatividad de las FAS. Asimismo, quieren potenciar la figura del ciberreservista, expertos informáticos que trabajan en el sector privado pero que pueden incorporarse a las FAS de manera puntual para apoyar en los nuevos desafíos que se plantean, creando una Reserva Estratégica de Talento en Ciberseguridad.

Abogan por crear un Mando Conjunto de Ciberdefensa, sin especificar qué lo diferenciará del que actualmente ya está en funcionamiento dentro del organigrama del Estado Mayor de la Defensa (EMAD); apuestan por la elaboración de un plan de reforma y mejora de los acuartelamientos; quieren aprobar un nueva Directiva de Seguridad Nacional; y reforzar la Conciencia de Defensa y la imagen de las Fuerzas Armadas en la sociedad.

Partido Socialista

El partido de Pedro Sánchez dedica muy poco espacio en su programa electoral a tratar el tema de la Defensa y a desarrollar medidas para las Fuerzas Armadas. La primera alusión es para aprovechar las instalaciones militares como elemento para combatir el problema de la despoblación, moviendo unidades militares a zonas con este problema, "siempre con el acuerdo y colaboración de las autoridades locales y autonómicas, y salvaguardando los intereses de la Defensa Nacional".

Apuesta por mejorar las retribuciones de los militares, sin hacer alusión a escalas o empleos, "para que dejen de cobrar menos que otros sectores de la Administración Pública" y elimina de su programa cualquier alusión a la salida de los militares de largo compromiso de Tropa y Marinería de las FAS a los 45 años, que sí había llevado en las elecciones generales de 2015 y 2016.

Los socialistas quieren conseguir que las Fuerzas Armadas sean reconocidas entre los ciudadanos españoles "por el trabajo que desempeñan en la protección" de nuestro país tanto en el interior como en el exterior de nuestras fronteras.

Quieren promover, asimismo, un código de conducta europeo para las exportaciones de armas y equipos militares, así como la creación de listas de países vetados para este tipo de comercio, de obligado cumplimiento, y con mecanismos compensatorios para mutualizar, dentro del espacio de la Unión Europea, el perjuicio que puedan causar estas medidas en el tejido industrial y en el empleo de la industria de Defensa.

Respecto a las misiones en el exterior que vienen desarrollando las Fuerzas Armadas españolas en las últimas décadas, apuesta por asumir "el liderazgo en misiones avaladas por las Naciones Unidas u otras Organizaciones internacionales de las que formemos parte" y muestra su apoyo a la permanencia en la coalición internacional contra Estado Islámico, de la que recuerda que "España participa política y militarmente".

Ciudadanos

El partido de Albert Rivera tiene varios puntos en su programa electoral dedicados a Defensa y Fuerzas Armadas, pero mucho más escueto que lo que presentó en anteriores citas electorales. Apuesta por una "mejora operativa" de las Fuerzas Armadas, aunque no detalla en qué consistiría, y por el desarrollo de una Estrategia Nacional para la Industria de Defensa que sitúe la inversión en I+D+i como uno de sus ejes principales.

Quiere realizar una modificación de la Ley de Carrera Militar, para hacerla única e integrar a la escala de Tropa y Marinería, en la que se facilite una salida laboral a los militares con compromiso de larga duración que tienen que abandonar las FAS a los 45 años y reintegrar a los que ya han tenido que salir de los Ejércitos. Además, este periodo se tendrá en cuenta como méritos a la hora de opositar a los cuerpos de seguridad de todas la Administraciones Públicas.

Anuncia medidas para facilitar la movilidad geográfica de los militares, para lo que quieren hacer modificaciones en la ley para que se incluyan medidas de apoyo, "garantizando la cobertura de todos los desplazamientos de nuestros militares y sus familias". También apuestan por la conciliación familiar, que dicen que garantizarán para que "este derecho no se vea limitado de manera generalizada por las necesidades del servicio".

Ciudadanos dice en su programa que fomentará la Cultura de Defensa para "promover el reconocimiento de nuestras Fuerzas Armadas entre toda la población, especialmente los jóvenes". En paralelo, según dice, quieren aumentar los recursos para reforzar los medios de ciberdefensa y ciberseguridad tanto en el sector público como en el privado, con especial atención en las pequeñas y medianas empresas.

Por último, muestran su compromiso en avanzar en la integración europea. Dentro de este apartado incluyen el proyecto de la Europa de la Defensa.

Vox

El partido de Santiago Abascal propone incrementar y racionalizar el presupuesto de Defensa y "diseñar e implementar una nueva política de Defensa orientada a proteger a nuestro país de una forma autónoma". También quiere dar prioridad a los españoles que han cumplido más de 20 años de servicio en las FAS para ingresar en oposiciones como las de cuerpos policiales estatales o municipales, agentes forestales o funcionarios de prisiones.

Añade que nuestras FAS participarán "en misiones militares de combate contra la amenaza yihadista de acuerdo a nuestros intereses y capacidades".

Podemos-Izquierda Unida

La coalición que lidera Pablo Iglesias vuelve a repetir, una vez más, como el que menos dedica a esta materia, algo que ya sucedía en los programas electorales de las elecciones de diciembre de 2015 y junio de 2016. Y eso que entonces llevaba en sus listas al que fue uno de sus fichajes más mediático, el de José Julio Rodríguez, el que fuera Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) entre los años en el periodo 2008-2011.

Propone un reforma integral de la Ley de Tropa y Marinería, para que los militares de esta escala no tengan que abandonar la milicia a los 45 años si no han conseguido hacer una carrera, algo que pasa en la actualidad y que se convertirá en un problema en la próxima década. Califica esta situación como un "ERE encubierto del Ministerio de Defensa" y quiere que esta ley garantice una "carrera militar integral sin discriminaciones por escala".

Apuesta por aumentar el salario de los militares -actualmente representa cerca del 70 por ciento del presupuesto de este ministerio-, tendiendo a que se equipare con el que cobran los agentes de las Fuerzas de Seguridad del Estado. También quiere equiparar las condiciones sociolaborales de los militares a las del resto de funcionarios y revisar el actual sistema para "compensar los excesos en la jornada laboral".

Promueve un modificación de la Ley de Derechos y Deberes, para que los derechos civiles de los militares sean similares a los del resto de la ciudadanía, permitiéndoles los derechos de "reunión, asociación, libertad de expresión, sindicación (esos sindicatos recibirían subvenciones públicas para su actividad, según especifica) y afiliación a partidos políticos", algo que ahora tienen delimitados en gran medida por las características específicas de su profesión.

La reforma del Consejo de Personal de las FAS (COPERFAS) es otro de los puntos de su programa. Según dice, se renovarán los órganos de participación "con criterios democráticos" y serán "vinculantes para la elaboraciones de normas sociolaborales". Apuesta también por un reforma de la justicia militar, eliminando la Sala Quinta de lo Militar del Tribunal Supremo y creando "órganos especializados en materias disciplinarias y penales militares".

Por último, abogan por ir quitando protagonismo "progresivo" a la OTAN para concedérselo a la Unión Europea y su Política Común de Defensa y Seguridad, "evitando duplicidades y mejorando tanto las sinergias entre Estados miembros como la eficacia en conjunto", y por la eliminación de los sistemas autónomos de combate, como pueden ser los actuales aviones no tripulados de combate.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation