Menú

La Junta Electoral facilita un cara a cara entre el preso Sànchez y el fugado Puigdemont

Jordi Sànchez presume de que en la campaña del 21-D le sancionaron por grabar un mensaje y ahora hasta le dejan charlar con Puigdemont.

(Barcelona)
0
La Junta Electoral facilita un cara a cara entre el preso Sànchez y el fugado Puigdemont
El mitin de Sánchez y Puigdemont | EFE

Cita y "cara a cara" entre el candidato preso Jordi Sànchez y el expresidente prófugo Carles Puigdemont. El insólito encuentro ha sido el plato fuerte de la jornada de Junts per Catalunya, que ha aprovechado las disposiciones de la Junta Electoral sobre entrevistas, ruedas de prensa y participación en mítines de los golpistas encarcelados que se presentan a las elecciones para organizar un diálogo entre el que fuera presidente de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y el residente en Waterloo. El máximo cabecilla del golpe de Estado que se juzga en el Tribunal Supremo y uno de los principales acusados, mano a mano, conectados por videoconferencia concertada a través de la sede del partido en Barcelona. Retransmisión en directo por las redes sociales. Lo nunca visto en una campaña electoral.

La presentadora del acto, Laura Borràs, segunda de Sànchez en la candidatura separatista, lo resumió en tono triunfalista tras dar las gracias a la Junta Electoral Central (JEC) y a la tecnología: "Por primera vez tendremos la posibilidad de ver, gracias a la tecnología al presidente legítimo de la Generalidad de Cataluña, Carles Puigdemont, y a nuestro jefe de filas para el Congreso de los Diputados, Jordi Sàánchez. Una imagen que conectará la prisión con el exilio". Waterloo con Soto del Real a través de Barcelona.

Agradecimiento a la JEC

"Sabéis que la Junta Electoral Central ha autorizado este acto en el que por primera vez después de 553 días se producirá una imagen que nos parece que es la imagen más elocuente de la situación de represión que ejerce el Estado español", dijo también Borràs.

Uno de los protagonistas de tan insólito evento represivo, el preso Jordi Sànchez, se refirió a los avances del separatismo en todo ese tiempo al subrayar que en la campaña de las pasadas autonómicas fue sancionado por grabar un mensaje electoral: "El 1-O dimos un paso inmenso y seguiremos dando pasos, también en el Congreso. Hoy mismo estoy aquí, en la cárcel, entrando en directo, pudiendo tener una conversación contigo. En las elecciones del 21 de diciembre fui castigado por la prisión a estar internado treinta días en la celda sin poder salir al patio porque dejé un mensaje por teléfono, un mensaje dirigiéndome a los votantes de Junts per Catalunya donde animaba a la gente a mantener la fuerza y el coraje. ¿Quién nos iba a decir que hace 18 o 17 meses fui castigado y hoy estaría aquí? Eso es porque hemos mantenido el coraje y la dignidad".

El 1-O, asombro en el mundo entero

Puigdemont, por su parte, ha recetado "persistencia, perseverancia y paciencia" como elementos de la nueva fase del proceso. También le ha comentado a Sànchez que el 1-O causa admiración en toda clase de ambientes europeos tras asegurar el preso que el referéndum ilegal ha roto fronteras. "Más allá de Cataluña, representa ya hoy un capital en la lucha de la libertad alrededor del mundo y particularmente en Europa", había dicho Sànchez.

"Presidente, me vienen a buscar, me recuerdan que estoy en la cárcel y me dicen que el tiempo que nos habían dado se ha acabado", se despidió sonriente el candidato mientras Puigdemont parecía francamente conmovido.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation