Menú

Dolores de cabeza para Susana Díaz y el PP: pueden perder o ganar alcaldías dependiendo de Ciudadanos, Podemos y Vox

Juan Marín se convierte en el árbitro más importante de las elecciones municipales. Al menos en las capitales andaluzas.

0
Juan Marín se convierte en el árbitro más importante de las elecciones municipales. Al menos en las capitales andaluzas.
Susana Díaz y su grupo parlamentario celebrando los 140 años del PSOE | EFE

Susana Díaz sufrirá jaquecas políticas en varias capitales andaluzas en las que, si se extrapolan los resultados del pasado 28 de abril y se toman como si hubieran sido los de las elecciones municipales, incluso perdería concejales. Son los casos de Almería, Granada y Huelva. En otras dos obtendría el mismo número de concejales, en Sevilla y Jaén. Sólo ganaría concejales en Cádiz (3), Córdoba (1) y Málaga (1).

Pero la neuralgia más insoportable la va a sufrir el PP, que, como es sabido, ha quedado por detrás de Ciudadanos en las pasadas elecciones generales. Consecuentemente, reduce en casi todas las capitales andaluzas el número de sus concejales a la mitad. En Sevilla, Huelva, Cádiz y Jaén, exactamente a la mitad. En Almería y Málaga, la merma de concejales superaría el 50%. En las demás, Granada y Córdoba la mengua no llega a la mitad, pero es significativa.

Sin embargo, ello no quiere decir que vaya a haber una hecatombe anunciada para el PP si bien para obtener alguna alcaldía debería depender en cualquier caso de los votos de Ciudadanos y de Vox, al igual que el PSOE, si quiere conservar o ganar alcaldías, habrá de contar con el apoyo de Ciudadanos y Podemos. En otros casos, es Ciudadanos el que puede alzarse con el bastón de mando municipal.

La extrapolación de datos de las generales a las municipales que ha confeccionado el diario El Mundo no es garantía de precisión en los pronósticos, pero en su conjunto puede ser considerado la consecuencia de una macroencuesta electoral realizada un mes antes de las elecciones, lo que puede ser significativo en cuanto a tendencias.

En Almería, el PP, si quiere seguir detentando la alcaldía que disfruta apoyado por Ciudadanos, tendrá que depender del partido de Juan Marín y de Vox, con los que lograría la mayoría absoluta. Pero es posible otra combinación: que el PSOE, el partido más votado, gobierne la alcaldía con el apoyo de Ciudadanos con o sin Podemos.

En Cádiz, el Podemos de José María González Kichi dejará de gobernar la Tacita de Plata porque su resultado ha sido malo. Ha perdido un concejal mientras el PSOE ha ganado 3. Si a ello unimos el batacazo del PP y el ascenso de Ciudadanos, el resultado podría ser que el PSOE lograra la alcaldía con el apoyo de Podemos, a la inversa de lo que ahora ocurre, e incluso que los socialistas se apoyaran en Ciudadanos con la abstención del PP. El centro derecha, esto es, la suma de PP, Cs y Vox no podría gobernar en ningún caso.

En Córdoba, aunque el PSOE gane un concejal podría no mantener la alcaldía. La suma de PP, Ciudadanos y Vox conseguiría la mayoría absoluta si bien el alcalde podría ser de Ciudadanos, que empata a número de concejales con el PP. Pero cabe la posibilidad de que Ciudadanos apoye a un alcalde del PSOE con el silencio político del PP.

En Granada, el PSOE perdería la alcaldía, lo que sería un gran disgusto para Susana Díaz. PP, Ciudadanos y Vox suman la mayoría absoluta, pero podrían lograrla asimismo PSOE y Podemos, si Ciudadanos quiere.

En Huelva, el PSOE puede perder la alcaldía porque PP, Ciudadanos y Vox obtienen la mayoría absoluta. Sin embargo, cabe la opción de un gobierno socialista apoyado por Ciudadanos que también la suman.

En Jaén, gobernada por el PP, podría repetir al frente del gobierno municipal con la ayuda de Ciudadanos y de Vox, pero el PSOE podría ganar la alcaldía apoyándose en Ciudadanos.

En Málaga, el PP perderá la alcaldía emblemática de Francisco de la Torre debido a que Ciudadanos sería la primera fuerza política. Pero para gobernar, Ciudadanos puede apoyarse en el PP y Vox. Pero, ojo, que el PSOE, que sube un concejal, podría alcanzar el sillón de primer edil con la ayuda de Ciudadanos.

En Sevilla, el PSOE, que no aumenta el número de sus concejales, podría gobernar y mantener la alcaldía con el apoyo de Ciudadanos y/o Podemos, porque logra la mayoría absoluta con el apoyo de ambos por separado. El PP, de control directo de Javier Arenas, se pega el castañazo anunciado y no podría gobernar ni con el apoyo de Vox y Ciudadanos.

La deducción inmediata es que los buenos resultados de Susana Díaz van a depender de los pactos que forje en las diferentes capitales, pero el riesgo de perder algunas es asimismo relevante. Esto es, de no lograr acuerdos globales, su liderazgo podría sufrir otro varapalo.

Igualmente, el PP puede mantener sus alcaldías en Almería, en Jaén y ganar las de Córdoba y Granada, pero tendría que pactar con Ciudadanos y Vox.

Dicho de otro modo, desde estos datos extrapolados, Ciudadanos se va a convertir en el partido decisivo para el gobierno de las capitales y seguramente para el de algunas Diputaciones a menos que la subida anunciada de Vox, que ganó 211.000 votos en las pasadas elecciones sobre su resultado del 2 de diciembre de 2018, adquiera una mayor fuerza que le haga ser decisivo.

En España

    0
    comentarios

    Servicios