Menú

El chocante caso del ex policía nacional separatista y la silla voladora

Cierra la pasarela de votantes en el TS el dudoso testimonio de un agente jubilado que iba cada día a dar las buenas noches a los golpistas presos.

0
Cierra la pasarela de votantes en el TS el dudoso testimonio de un agente jubilado que iba cada día a dar las buenas noches a los golpistas presos.
Uno de los testigos, declarando hoy en el Tribunal Supremo. | EFE

Don Nemesio Fuentes es el testigo con el que se cierra el desfile por el Tribunal Supremo de votantes del 1-O en la decimotercera semana de proceso. El letrado Jordi Pina, de Jordi Sànchez y Jordi Turull, ha querido poner una guinda, la traca final del casting de probos ciudadanos que tenían tantas ganas de votar que ocuparon los colegios la noche antes. Don Nemesio es policía nacional jubilado y el día de autos se erigió en voluntario para ayudar en el colegio Quercus de San Juan de Torruella, Sant Joan de Vilatorrada en catalán, una localidad de unos diez mil habitantes a tres kilómetros de Manresa y donde está la cárcel de Lledoners.

La Guardia Civil fue la encargada de intentar impedir las votaciones en San Juan de Torruella. Los separatistas del pueblo ofrecieron resistencia. De esa localidad es Jordi Pesarrodona, concejal de ERC aficionado a encararse con los miembros de la Benemérita y hacerse fotos con su nariz roja al lado de los agentes. También don Nemesio, el Neme le llaman, es un hombre popular. Hasta salió en TV3 en el primer aniversario del referéndum ilegal. Llevaba una camiseta con la leyenda "el Neme sera sempre nostre" que le regaron los golpistas presos. Detallazo aliñado con una chapa con la palabra "llibertat" y un lazo amarillo.

El testigo sostiene que los agentes agredieron a dos de sus hijos, no así a su señora, que también estaba en el colegio. A él no le pegaron, pero no porque lo reconocieran o se identificara como policía retirado, sino porque estaba dentro de las instalaciones. Los concentrados recurrieron a la operativa habitual. Se apelotonaron ante la puerta con el propósito de impedir la entrada de la fuerza actuante, que se abrió paso como pudo hasta la puerta de cristal y la abrió con una maza. Las acometidas de los manifestantes eran las propias de un partido de rugby.

Una escena sustantiva

La Fiscalía debe recordar perfectamente aquella escena a tenor de las preguntas de Jaime Moreno. Es uno de los vídeos que se tendrá que visionar con más detenimiento en la fase pericial. Se trata de un interesante resumen del 1-O, manifestantes forcejeando con las fuerzas del orden, insultando a los agentes. Hijos de puta y viva Cataluña. Mossos enfrentándose a la Guardia Civil. Lo típico aquel día.

Al Neme se le ve brazos en jarra. Recula cuando el primer guardia civil logra entrar en el centro. A su lado aparece un individuo que arroja una silla de hierro contra el agente, que cae al suelo a consecuencia del impacto en las piernas. Pero el señor Fuentes, que estaba al lado cree que el guardia se cayó solo, que se desplomó porque habría pisado algún cristal roto por él mismo. Y se queda tan ancho, como si lo de mentir o alterar la verdad que se le recuerda a cada testigo no fuera con él. Desde su punto de vista, el guardia se tiró y la silla ni le tocó.

Vídeo del sillazo

El vídeo del sillazo no es muy popular. TV3 lo ha retirado de su archivo, pero aún se encuentran rastros digitales del evento. En la edición digital del diario manresano Regió 7, por ejemplo, que titula así: "Un policía destroza un cristal del Instituto de San Juan y acaba por los suelos". Al final del texto se aclara que "una persona le hizo caer con una silla". Pero Nemesio Fuentes tiene otra versión. Para el VAR no habría duda. Penalti y expulsión del lanzador de sillas. El público congregado aplaudió el derribo. Cívica y pacífica Cataluña.

La Cataluña siciliana

Preguntado sobre su papel en el referéndum, quién entró las urnas, quiénes les dieron las instrucciones para ejecutar la votación y otros detalles que seguro al Neme no le debieron escapar como buen policía que debió ser, pues resulta que en el pueblo se conocen todos, pero nadie conocía al de al lado. En algunos testigos ha habido hasta dejes de burleta al ser requeridos sobre más concreciones y detalles. La Cataluña siciliana ha tenido que impresionar por fuerza al tribunal.

Colega de Joan Bona Nit

En cuanto a que un policía nacional jubilado natural de Ávila sea independentista, ya dijo en su día Nemesio en la prensa del proceso que él se hizo de la cuerda cuando Rajoy pasó de la oferta de pacto fiscal de Artur Mas, allá por 2012. Desde el 2014 no se ha perdido una sola manifestación y cuando se enteró de que Joan Porras, alias Joan Bona Nit, les deseaba buenas noches a los presos megáfono en mano decidió apuntarse a la performance y ahí que se iba cada noche a dar las buenas noches a los golpistas presos con el amigo Joan. No por casualidad Porras abrió la semana y su colega de tantas buenas noches frente al Gran Hotel de Lledoners, el expolicía Nemesio, la cierra. Un fino estilista el letrado Pina con su batallón del lazo amarillo y el imperativo legal con Vox, mosaico de funcionarios, maestras, informáticos, amas de casa, estudiantes, jubilados y hasta un retirado del Cuerpo Nacional de Policía.

Incidente en la sala

Hasta ha habido turno para el independentismo más radical en la última sesión de la semana. Tres personas del público han sido identificadas y expulsadas por lanzar gritos favorables a los golpistas, entre ellos un festivo "pit i collons" (pecho y cojones).

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia