Menú

Susana Díaz, en la lista de espera… del doctor Sánchez mientras cae la demora quirúrgica en Andalucía

Vox protesta por su exclusión de los debates electorales de Canal Sur y Bendodo promete equidad en la publicidad institucional.

(Sevilla)
0

Hay veces, no muchas, en que los plenos parlamentarios andaluces tienen gracia. A punto de llegar a los primeros cuatro meses del gobierno del cambio, ayer se dijeron cosas chistosas en la Cámara andaluza e incluso se aportó información relevante. La alusión de Juan Manuel Moreno a que Susana Díaz debe "asentarse", no sentarse, en la oposición dio pie a su inclusión en la "lista de espera" del doctor Sánchez, deducción periodística atinada de La Razón.

Tiene algo de salero la polémica entre Juan Manuel Moreno y Susana Díaz para ver quien cae antes de los dos. El futuro de Susana Díaz pende de su posición en la lista de espera de la guillotina política de Pedro Sánchez y el porvenir de Moreno depende de la decisión del partido de Santiago Abascal para sostenerlo. Y no paran de recordárselo mutuamente.

El otro chascarrillo gracioso fue el del gaditano Sergio Moreno, portavoz de Ciudadanos, que dijo que el gobierno socialista tardaba en hacer la autovía de Almanzora (Almería) más que los faraones en hacer las pirámides. Recordaba así que la autovía está prometida desde la década de los 80, que 24 años después Chaves inauguró el primer tramo y que hasta un día antes del cambio en la Junta, el PSOE de Susana Diaz decía que la autovía era una prioridad.

Por su parte Vox protestaba enérgicamente por su exclusión de los debates organizados por Canal Sur, algo que la cadena pública niega y se recuerda que los invitó a debates anteriores de ámbito provincial y que fue Vox la que no quiso acudir. Pero Francisco Serrano, el presidente de Vox en Andalucía, tuiteó: "Siempre es indignante una patada a la silla de quien se ha de sentar a negociar presupuestos. Mas mucho peor, incomprensible es sufrir el desprecio por quien se ha de reunir contigo en la misma mesa. Esperamos consecuencias en los responsables de la exclusión en Canal Sur."

La protesta de Vox por la decisión "arbitraria e injustificada" de la Radio Televisión de Andalucía (RTVA) de "dejar fuera" a su formación de los debates con los candidatos a las capitales de provincia en las elecciones del próximo 26 de mayo fue contestada por la RTVA que explicó que en esos debates sólo pueden participar los candidatos de las formaciones con representación acreditada en el ayuntamiento de cada capital y que presenten candidatura al menos en el 50 por ciento de la población de derecho de la provincia. Vox no cumple estos requisitos, dice.

Pero, lo que son las cosas, el próximo jueves 23 de mayo Canal Sur ha organizado un debate con candidatos a las elecciones europeas del 26 de mayo en el que sí estará presente Vox, representado por el catedrático Francisco José Contreras, número 5 de la candidatura.

La información relevante vino de la mano del consejero de Salud, Jesús Aguirre, que informó que el plan de choque puesto en marcha por el nuevo gobierno ha reducido las listas de espera un 9,4% en un mes. Dicho en personas, fueron casi 3.000 los enfermos que fueron operados por fin.

Naturalmente, para muchos medios de comunicación que siempre fueron marginados por la Junta de Andalucía en el reparto de la publicidad institucional que siempre debió haberse hecho por cuota de audiencia, ha sido un alivio conocer que la nueva Junta garantizó ayer en el Parlamento que habrá "transparencia y equidad" en materia de publicidad institucional de la Junta. Vox advirtió que vigilará para que no ocurra lo que pasaba con el anterior "régimen socialista".

También fue de interés conocer que de los 84 altos cargos que cobran o han cobrado la prestación legal de compensación por gastos de vivienda cuando tienen que trasladarse a Sevilla, 49 son del actual gobierno, pero los 35 restantes, el 42%, corresponde a altos cargos de la antigua Administración socialista presidida por Susana Díaz. Eso no quita para que el nuevo gobierno incurra en la contradicción de criticar antes estos ingresos por desplazamiento y asumirlos ahora.

De lo que no cabe duda es que el nuevo gobierno debe pagar dinero a las defensas de algunos imputados en el caso ERE, como la ex ministra Magdalena Álvarez y que paga cesantías a 71 ex altos cargos del Gobierno de Susana Díaz por importes superiores a 4.000 euros mensuales.

La contradicción judicial del PP, que permitió que la Junta de Andalucía pidiera el archivo del caso Avales, relacionado con la ya famosa agencia IDEA, mientras pedía su continuidad como acusación particular y reprobaba a la juez Bolaños, fue intentada por Elías Bendodo, mano derecha de Juan Manuel Moreno y consejero de Presidencia. Pero sólo dijo que lo que la Junta ha pedido es que se investigue el "núcleo" del fraude. Eso será. O será la "esquizofrenia política" que denunciaba Susana Díaz, mientras insistía en que Andalucía no es una "ruina".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation