Menú

Rivera se enfurece con los juramentos de los separatistas y se enfrenta a Batet

La presidenta del Congreso le quitó la razón y consideró ajustados a Derecho los juramentos en los que hablaban de "presos políticos".

0
Rivera se enfurece con los juramentos de los separatistas y se enfrenta a Batet
Albert Rivera, durante su intervención de protesta contra Batet, muy cerca de los diputados presos. | EFE

Nunca se ha visto tan enfadado desde su escaño a Albert Rivera como en la constitución del Congreso de los Diputados este martes. En cuanto los diputados separatistas catalanes comenzaron a realizar el juramento de la Constitución utilizando la expresión "presos políticos" en su fórmula, el líder de Ciudadanos se levantó para solicitar la palabra a la recién elegida presidenta del Congreso, la socialista Meritxell Batet, apelando al artículo 72 del reglamento, que regula las cuestiones de orden.

Batet se la denegó y Rivera se sentó disciplinadamente en su escaño, contiguo al lugar en el que se sentaban los tres parlamentarios de Junts per Catalunya juzgados por el golpe secesionista de 2017, Jordi Sánchez, Josep Turull y Josep Rull. Poco a poco, su enfado y el de su número dos, José Manuel Villegas, iba creciendo, y ambos hacían gestos cada vez más ostensibles a Batet. Tras el juramento de Rull, en el que apelaba a la "República catalana" Rivera enfureció y le gritó "la República no existe" en un tono audible en todo el hemiciclo.

En otro momento, Inés Arrimadas se encaró con la bancada separatista recordándoles que en el hemiciclo no está permitiendo hacer grabaciones y fotos, cosa que estaban haciendo para subir a las redes el juramento de los diputados presos. El enfado siguió creciendo e incluso en un momento el diputado naranja Juan Carlos Girauta se unió al pataleo que los diputados de Vox hacían en cada juramento de los independentistas.

"No lo vais a lograr"

Ya al finalizar los juramentos, antes de su primer discurso como presidenta, Batet le concedía finalmente la palabra. Rivera le pidió que no permitiese lo que estaba ocurriendo basándose en el artículo 103.1 del Reglamento, que impide a sus señorías atentar contra el decoro del Parlamento.

El presidente de Ciudadanos acusaba a los separatistas de tratar de "humillar" a los españoles tras haber dado un "golpe de Estado", aunque les advertía de que no lo iban "a lograr", recibiendo incluso el aplauso de Santiago Abascal, además del de sus diputados. Batet le contestó asegurando que los juramentos habían sido "respetuosos" con la Constitución sin que se hubiese "alterado la esencia del acatamiento".

Rivera abandonó el hemiciclo muy enfadado, comentando lo sucedido con Arrimadas. Fuentes del grupo naranja calificaban de intolerable lo sucedido y acusaron a Batet de haber tenido un muy mal comienzo de legislatura con esta sesión.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco