Menú

Susana Díaz gana en Andalucía... perdiendo tres grandes capitales

El PP recupera votos y porcentajes y podría gobernar en cinco capitales, tres más que en 2015.

0
El PP recupera votos y porcentajes y podría gobernar en cinco capitales, tres más que en 2015.
Susana Díaz, junto a Juan Espadas | EFE

Un resumen apresurado de la noche de este domingo podría ser que el PSOE de Susana Díaz ha ganado las elecciones municipales andaluzas, pero sin adelantar a Pedro Sánchez y perdiendo tres capitales. Su potencia está en el voto de los pequeños municipios y las provincias de Sevilla y Huelva. El PP recupera la posición de fuerza dominante en el centro derecha andaluz y puede gobernar hasta en cinco capitales, lo que le alivia de una presión socialista implacable y sostiene la posición de Juan Manuel Moreno en la Junta de Andalucía y en el PP nacional.

Ciudadanos, a pesar de ganar 300 concejales, sufre una importante decepción si se comparan sus resultados de este domingo con los de las recientes elecciones andaluzas y generales. Adelante Andalucía, dominado por Teresa Rodríguez e IU, pierde concejales, pero vuelve a ser la tercera fuerza política andaluza mientras Podemos se descalabra a nivel nacional. Vox, aunque obtiene más de 100 concejales, no logra mantener los apoyos de las pasadas elecciones andaluzas y generales, aunque será necesario en todos los pactos importantes.

Desde hace 40 años, la izquierda gana las elecciones municipales en Andalucía. En 1979, las mayorías de PSOE y PCE, a pesar de que fue UCD quien ganó las elecciones, impusieron su ley y así sigue ocurriendo ahora con la izquierda radical representada por Adelante Andalucía. Ayer volvió a ganarlas. Más de 5.000 concejales sumaron PSOE. Adelante e IU mientras PP, Ciudadanos y Vox apenas superaron los 3.000.

Hace cuatro años, la izquierda logró 5.140 concejales, algunos más que ahora, pero la izquierda que ha ganado y se ha afianzado ha sido la socialista. El PSOE de Susana Díaz ha pasado de tener el 28% de los votos en las elecciones andaluzas a tener el 37% en las municipales y el 40% en las elecciones europeas. Pero en número de votos, no ha logrado superar el listón de las generales, 130.000 votos menos, cuando el candidato era Pedro Sánchez.

Igualmente, Susana Díaz tiene que afrontar la pérdida, si se consuman los pactos en el centro derecha, de tres capitales, Jaén, Granada y Córdoba de las cinco que gobernaba, manteniendo Sevilla y Huelva. Es decir, el futuro de Susana Díaz se presenta en un claroscuro inquietante para las próximas operaciones internas y congresos futuros.

Pero es indudable que el PSOE andaluz ha ganado las elecciones municipales andaluzas. Ha ganado 115.000 votos, ha ganado 110 concejales, gobierna en 36 municipios más con mayoría absoluta (368) y por mayoría no absoluta en 101, es decir, que puede gobernar en 469 pueblos.

El PP, aunque ha perdido votos respecto a las elecciones municipales de 2015, 115.000, ha ganado 250.000 sufragios respecto a las pasadas elecciones generales y 300.000 si se compara con las pasadas elecciones andaluzas de diciembre de 2018. La recuperación es evidente, aunque aún está lejos de volver a los resultados heroicos de 2012.

Es más, ha vuelto a recuperar el primer puesto del centro derecha andaluz con una diferencia de 700.000 votos sobre Ciudadanos, que lo había superado en las pasadas elecciones generales. Por si fuera poco, puede pasar de tener sólo dos alcaldías de capitales de provincia, Málaga y Almería a tener cinco, ganando las de Córdoba, Jaén y Granada. Y ya veremos qué pasará en las diputaciones, cuyos datos aún no se tienen.

Ciudadanos ha sido superado por la formación izquierdista Adelante Andalucía y vuelve a ser la cuarta fuera política andaluza en número de votos. Aunque es cierto que tiene 281 concejales más y 100.000 votos más que en 2015, ha perdido 350.000 votos respecto a las pasadas elecciones andaluzas y 500.000 respecto a las pasadas elecciones generales de hace un mes. Es más, no ha conseguido el gobierno de ninguna ciudad importante, ni siquiera Sanlúcar de Barrameda.

Esto indica que la implantación municipal de Ciudadanos es aún muy tímida y que sólo en las grandes ciudades ha logrado algunos resultados estimables. De todos modos, su posición en el gobierno regional andaluz le da potencia para intentarlo de ahora en adelante, pero es importante asumir que el partido ha perdido capacidad de presión sobre su socio de gobierno, el PP andaluz.

Adelante Andalucía, mientras Podemos sufría un importante deterioro a nivel nacional, ha recuperado la posición de tercera fuerza política, por encima de Ciudadanos y ha ganado ampliamente en una capital importante como Cádiz. Sin embargo, respecto a las elecciones municipales de 2015, Podemos +IU han perdido casi 250 concejales y 130.000 votos aproximadamente. Igualmente, hay que reseñar que su influencia es mayor en pequeños municipios que en las grandes ciudades, siguiendo en eso la pauta de toda la izquierda.

Vox ha frenado en seco en estas elecciones. De los 611.000 votos que obtuvo en las generales y de los casi 400.000 que logró en las pasadas elecciones andaluzas ha pasado a disponer de sólo 125.000, lo que indica con claridad que es un partido nacional sin presencia organizada en los 778 municipios andaluces. De hecho, en las elecciones europeas ha doblado ampliamente ese número de votos (288.000). Solo logra un papel decisivo en las negociaciones por los gobiernos de capitales y grandes municipios en compañía de Ciudadanos, lo que augura futuros codazos y desencuentros.

Respecto a las elecciones europeas, el PSOE se ha acercado al número de votos que obtuvo Pedro Sánchez, sólo 20.000 menos y ha ganado ampliamente en las ocho provincias ganando alrededor de 600.000 votos desde 2014. El PP, Ciudadanos y Vox, en su conjunto, han pasado de tener 770.000 votos en las elecciones europeas de 2014 a contar con más de 1.600.000 votos, esto es, han doblado los resultados. Podemos con IU también ha ganad votos, lo que se debe, como en el resto de los casos, a un aumento considerable de la participación (casi 16 puntos más).

Por tanto, puede decirse que el gobierno regional de PP y Ciudadanos con el apoyo de Vox ha respirado en cierta medida porque, a pesar de la victoria socialista, no han sido "rematados" como pidió Susana Díaz para seguir la estela de las elecciones generales. Es más, la diferencia entre el bloque de las izquierdas y el del centro derecha apenas supera los 200.000 votos habiendo descendido desde 2014. Eso sí, desde hace 40 años el centro derecha apenas tiene presencia en la mayoría de los pequeños municipios andaluces donde la izquierda tiene un dominio casi absoluto, algo que se tendrá que corregir sin duda.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia