Menú

Andalucía: 1,2,3, negocia otra vez presupuestos y municipios, pero Ciudadanos negocia según le convenga

Todo pende de un hilo y ese hilo está en poder de Ciudadanos que no negocia otra vez, sino que negocia según.

(Sevilla)
0

Mientras el gran Chicho descansa con su madre en el cementerio San José de Granada, en Andalucía hay que volver a negociar otra vez porque lo que ocurrió la semana pasada no puede volver a repetirse. Bueno, puede, pero el resultado sería el desastre para el centro derecha andaluz, de Vox, PP y Ciudadanos. Por si fuera poco, el desastre puede extenderse a toda España y sus pactos a la velocidad de una epidemia. Todo pende de un hilo y ese hilo está en poder de Ciudadanos que no negocia otra vez, sino que negocia según, lo que hace muy peligroso el juego de los pactos.

Vox ya dejó claras sus intenciones cuando el pasado miércoles presentó su enmienda a la totalidad de los presupuestos andaluces. Al PP le dijo que eso de pactar 37 puntos para investir a Juan Manuel Moreno y no cumplirlos se ha acabado. A Ciudadanos le espetó que eso de recibir sus votos y ningunearlo sistemáticamente también se ha acabado. ¿Y ahora qué toca? Pues 1,2,3, negociar otra vez.

Estratégicamente PP y Vox lo tienen más que claro porque Vox sólo puede negociar con los populares y los naranjas y el PP sólo puede hacerlo con Vox y Ciudadanos, aunque en casos especiales, como Melilla, por ejemplo, puede acercarse al PSOE. Esto es, tienen las opciones limitadas. Sobre todo, Vox que ya se ha opuesto al concierto melillense de PP, PSOE y su formación.

Sin embargo, Ciudadanos puede negociar según le convenga a su estrategia nacional a derecha e izquierda, muy especialmente con el PSOE de Susana Díaz con el que ya gobernó hasta hace un año. De hecho, puede dar y quitar capitales de provincia a PP y PSOE según le venga bien, aunque, para ello, tiene que sufrir cada vez más tensiones internas en el gobierno andaluz y en el propio aparato del partido, que no tiene miras comunes.

Además del flanco nacional, que afecta a todo el cuerpo político que no quiere al PSOE de Pedro Sánchez en el propio gobierno de la Nación, en diferentes comunidades autónomas y en grandes y pequeños municipios, Andalucía tiene que resolver dos problemas: el de los presupuestos del "cambio" y el del gobierno de los grandes municipios, las capitales y los mayores de 50.000 habitantes.

Hoy se reúne el comité negociador conjunto de PP andaluz y Ciudadanos para ver qué pasa en los Ayuntamientos andaluces. Ciudadanos ha dicho que su socio preferente va a ser el PP, pero "excepcionalmente" puede asociarse con el PSOE en alguna capital. Tómese Granada como referencia, aunque hay otras más que tal vez, como Córdoba y Jaén.

Pero, al mismo tiempo y a pesar del sartenazo de Vox con su enmienda a la totalidad de los presupuestos, Ciudadanos ha vuelto a vetar a Vox en las conversaciones. Insiste en la fórmula andaluza: recibir los votos de Vox, pero dejándolo fuera de los gobiernos y de las negociaciones sin admitir que esa vía está ya muerta. Su arma es amenazar a Vox con el coste de dejar gobernar a las izquierdas si no hacen lo que se les ordena. Pero eso ya ha fallado con los presupuestos.

Sin embargo, las señales de humo procedentes de Madrid dan noticia de encuentros discretos entre Ciudadanos, Ignacio Aguado, y Vox, Rocío Monasterio, lo que puede justificar algún giro inesperado en las negociaciones andaluzas.

Además de las capitales y de los pueblos pequeños, donde el PSOE tiene una mayoría de mayorías absolutas en más de 300, hay 97 municipios donde ha ganado el PSOE, pero donde necesita votos de otros partidos para gobernar. Es decir, los cambios son posibles. Por ello, trata desde detrás de las bambalinas de dinamitar la vía andaluza del centro derecha que puede hacerle daño institucional en los gobiernos municipales.

No hay mucho tiempo ni mucho margen de maniobra. Para los presupuestos andaluces, el plan termina el miércoles, 12, a las cuatro de la tarde, momento en el que comienza el Pleno parlamentario que vota las enmiendas a la totalidad de los presupuestos. Si Ciudadanos y PP no han llegado a un acuerdo con Vox, los presupuestos del "cambio" serán rechazados y el gran perjudicado político será el PP, cuyo presidente habrá fracasado en su "centrismo" del centro derecha.

Para los Ayuntamientos, de capitales y de municipios menores, el plazo acaba el próximo sábado en toda España, fecha oficial de constitución de los nuevos consistorios. Pero si ningún candidato consigue la mayoría absoluta, a continuación, será elegido alcalde el que encabeza la lista que haya obtenido mayor número de votos populares, esto es, se impondrá la mayoría simple. En caso de empate, a sorteo.

Así que, desde hoy al miércoles próximo, 1,2,3 negocia otra vez los presupuestos con el ojo puesto en las negociaciones municipales que continuarán, 1,2,3 días más. Cuando acabe la semana se sabrá si el centro derecha andaluz tiene estatura política suficiente y estabilidad de gobierno y de dineros para convertirse en referente nacional de una refundación integral, o si la zozobra y las grietas se apoderan de Andalucía con Susana Díaz, y Pedro Sánchez, al fondo.

Dicho de otro modo, de gobernar cinco capitales, cerca de 250 municipios grandes y medianos y tener un gobierno autonómico estable a sufrir un desgaste inicial de consecuencias poco discernibles, sólo hay un paso. Pero la mayor parte de la responsabilidad cae del lado de Ciudadanos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco