Menú

La prensa de un vistazo: Los dos "cabezones obcecados" de Raúl del Pozo

No ha pasado ni una semana del jolgorio de la constitución de ayuntamientos cuando los pactos han empezado a estallar por las costuras.

0

El Mundo dice que "Rivera rompe con Valls tras colgar Colau el lazo amarillo". Mejor dicho, con el lazo como excusa. Y la última pataleta de Vox. "Vox cancela la negociación en la Comunidad hasta lograr una concejalía en el Ayuntamiento". La lata que están dando los voxeros. Que si ahora quiero una foto con Ciudadanos, que si ahora no ajunto al PP porque no me da sillones. Dice el editorial que la ruptura entre Valls y Cs "era previsible, y tiene un coste para los de Rivera. Pero a buen seguro que un coste menor que aguantar durante toda la legislatura los devaneos separatistas de Colau con el aval fundacional de los votos de Cs". Lo inexplicable es que Rivera se ponga tan tiquismiquis con Colau por sus ramalazos indepes pero esté dispuesto a entregar el Gobierno de España a los separatistas. Ya nada de lo que hace Rivera tiene explicación. "Rivera desoye las críticas y no cambia el rumbo". Y el marrón de explicar las cosas de Rivera le ha tocado a Arrimadas con argumentos como que "el sanchismo es malo para España". Sánchez es malo, jo. Para esas tontadas ha quedado Inés. Raúl del Pozo se pregunta si Rivera "para salvar su liderazgo es capaz de jugarse el destino de la nación". Pero es que no se está jugando su liderazgo. "Creo que Rivera es un buen político, pero ahora se ha contagiado con el no es no de Pedro Sánchez, otro macrocéfalo y entre dos cabezones, obcecados, pueden llevarnos a un bloqueo peligroso". Rivera parecía un buen político. Ahora parece un soberbio encantando de conocerse.

El País dice que "Ciudadanos rompe con Valls por su apoyo a Colau". Dice Lluis Orriols que hemos pasado del "bipartidsmo a la política de bloques". "La nueva política, que en su día representaron Ciudadanos y Podemos, se ha ido progresivamente alineando en el clásico esquema izquierda-derecha". Vaya chasco. Víctor Lapuente dice que la historia de Rivera es la de "un joven idealista y con vocación de servicio público que, a medida que asciende, se emborracha de poder. Siempre tiene razón". Lo mismo que le pasó a Pablo Iglesias y eso que ninguno consiguió nunca el poder. "Rivera lo fija todo a un cada vez más remoto sorpasso al PP. No quiere ser muleta de PSOE y PP. Una meta lícita, pero improbable, porque el PP se distancia en las encuestas". La cosa es que era Rivera el que decía y repetía que ellos venían a garantizar gobiernos estables sin que hubiera que apoyarse en los nacionalismos, no a sustituir al PP. Eso se llama fraude.

ABC insiste en que fue Sánchez "quien hace un año eligió a separatistas, proetarras y populistas con el único fin de que esos costaleros lo llevasen a la Moncloa". Y bien que se lo criticaron en ABC. Que si España estaba en peligro, que si Sánchez iba a vender España, editoriales todos los días pidiendo elecciones. "Quien ha colocado a España en ese complicado trance político ha sido Sánchez". Bueno, con la colaboración de Rajoy, que se negó a dimitir y facilitó esa moción. "En realidad, las voces que hoy reprochan al líder de Ciudadanos que no facilite una nueva gobernación de Sánchez quizá pretenden, ya puestos, desarticular el bloque de centro derecha que, con sus dificultades, ha salido consolidado de las urnas municipales y autonómicas y que puede erigirse en contrapoder al sanchismo, que fue el primero en elegir compañeros de viaje. Las cosas están como están y tienen solo un responsable". ABC promoviendo un gobierno de Sánchez con podemitas, separatistas y proetarras, cosas veredes. Que no vuelvan a venirnos con que España está en peligro, porque nos vamos a reír a carcajadas.

La Razón dice que "Rivera rompe con Valls y le deja vía libre para un nuevo partido". "Críticas internas a Arrimadas por la pérdida de espacio en Cataluña: 'nos ha dejado tirados'". Y es que La Razón dice que Cs se está deshaciendo en Cataluña. "De cuna del éxito al inicio de la enfermedad". "Los naranjas han pasado al ostracismo. A día de hoy no se han hecho con ningún ayuntamiento importante y se ha conformado con ser el apoyo de otros partidos para desterrar a las fuerzas independentistas del poder. Cs ha pasado de aspirar a todo en Cataluña a conformarse con tener en su mano la decisión de quién forma Gobierno". Lo que está bien en el resto de España, pero después de haber ganado unas elecciones en Cataluña es un serio batacazo. Rivera encuentra consuelo y comprensión en José María Marco. "La firmeza de Rivera y su equipo condenará a a Sánchez a gobernar con aquellos mismos con los que montó la moción de censura de hace un año". Curioso que los periódicos que más odian a Rivera le aplaudan ahora por su no es no. Ciudadanos debería tomar nota.

La Vanguardia dice que "la ruptura de Rivera con Valls añade presión a Ciudadanos". Enric Juliana está alarmado. "La presión sobre Ciudadanos para que esboce un área central con el PSOE empieza a ser enorme". Tranquilo, Enric, que no cunda el pánico, no hay peligro de que Rivera entre en razón.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios