Menú

Martes negro en las negociaciones del centroderecha para formar gobiernos

El PP trata de calmar a los de Abascal ofreciéndoles concejalías delegadas y Cs se mofa: "Vox puede decir misa, nunca mejor dicho".

0
Martes negro en las negociaciones del centroderecha para formar gobiernos
Isabel Díaz Ayuso, este martes | EFE

La relación entre los tres partidos de centro derecha en España atravesó este martes uno de sus momentos de mayor tensión a lo largo de las semanas de negociaciones que se suceden desde el 26M. A primera hora de la tarde, Vox anunciaba que da por roto el acuerdo firmado con el PP a nivel nacional para la constitución de ayuntamientos entre duras críticas a los 'populares' por "incumplirlo". Un anuncio que despertaba la duda sobre la investidura de Isabel Díaz Ayuso como presidenta de la Comunidad de Madrid.

En el Partido Popular trataban de calmar los ánimos mientras Vox repartía entre los periodistas el documento firmado por los secretarios generales de ambos partidos, Teodoro García Egea y Javier Ortega Smith, el pasado 15 de junio por el que José Luis Martínez Almeida fue elegido alcalde de la capital.

García Egea aseguraba en rueda de prensa que para ellos el acuerdo no está roto y anunciaba que el PP cumplirá los puntos que recoge el texto, en medio del malestar por el hecho de que Vox se saltara el último punto recogido en él para que ambos partidos mantuvieran la discreción sobre el pacto.

Un mensaje en el que insistía también por la tarde el propio Pablo Casado en un acto en La Razón en el que presentaba a Juan Manuel Moreno Bonilla y aseguraba que el Partido Popular "cumple con la palabra dada". "Es un tópico que el PP no sabe dialogar. En los meses en los que yo llevo, hemos llegado a acuerdos con Ciudadanos, Vox, UPN, el PAR, Foro Asturias…", enumeraba. El presidente andaluz también se refería a esta polémica sentenciando que "Vox no puede permitir que gobierne la izquierda. Sería un gravísimo error".

Génova trataba de instalar el mensaje de que "cumplirán" con Vox para tratar de suavizar la polémica e insistían en su oferta a los de Abascal: concejalías delegadas de Medioambiente y Obras en el Ayuntamiento de Madrid. Cargos secundarios fuera de Junta de Gobierno que Vox rechaza de plano.

"Yo no estaría tranquilo"

Se abre por tanto ahora un período de negociaciones de cara a la formación de gobiernos autonómicos que los de Abascal quieren abordar de otra forma, haciendo hincapié en sus propuestas y no en el reparto de cargos.

"Las cosas van a cambiar", aseguraban fuentes de la dirección de Vox a Libertad Digital en este sentido. De hecho, la diputada Macarena Olona, miembro también del comité negociador de Vox a nivel nacional, sentenciaba en una entrevista en Es la Tarde de Dieter, de esRadio que "si fuera Ayuso [Isabel] o Aguado [Ignacio], no estaría en absoluto tranquila".

Así las cosas, los de Abascal harán público en adelante cualquier acuerdo que firmen con el resto de partidos. "Habrá que plantearse hacerlo ante notario y en francés", llegaba a ironizar Espinosa de los Monteros para insistir en la necesidad de que sus potenciales socios cumplan lo pactado y criticar de paso las "injerencias" del Gobierno francés por reprochar a Ciudadanos sus contactos con Vox.

Sin embargo, sigue sin publicarse el documento firmado entre la candidata a la investidura del PP, Isabel Díaz Ayuso, y la presidenta de Vox en Madrid, Rocío Monasterio, para la presidencia de la Asamblea. Un documento que sirve de base para las negociaciones y que ya generó discrepancias entre ambos partidos ante las distintas versiones ofrecidas sobre el compromiso adquirido para incluir a Vox en el gobierno regional a través de "entes" autonómicos y no consejerías.

"Vox puede decir misa"

Después de que ambos partidos escenificaran la tensión creciente de los últimos días ante la falta de acuerdo para el reparto de cargos, desde Ciudadanos, Inés Arrimadas aprovechaba para volver a presumir de no haber firmado, pactado o incluso negociado algo con Vox. En una rueda de prensa desde el Congreso se remitía al pacto alcanzado con el PP en Madrid que firmaron públicamente Martínez Almeida y Begoña Villacís a última hora del viernes 14, la víspera de que se constituyera el Ayuntamiento de la capital.

"Vox puede decir misa, nunca mejor dicho" ironizaba la portavoz parlamentaria del partido naranja, quien añadía que en Madrid "hay un acuerdo de Gobierno entre PP y Ciudadanos, y las áreas de Gobierno son de PP y de Ciudadanos. No hay ningún otro partido allí, por mucho que Vox saque documentos que nosotros no hemos firmado en ningún momento" sentenciaba, dejando claro una vez más, y en referencia al número dos del PP, que lo que los populares firmasen "lo tendrán que explicar ellos".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco