Menú

Los socios de Sánchez evitan aplaudir a las víctimas del terrorismo en el homenaje del Congreso

María del Mar Blanco arremete en su discurso contra RTVE por la entrevista a Otegi.

0

El acto anual de homenaje a las víctimas del terrorismo en el Congreso evidenciaba este jueves la división entre las distintas fuerzas políticas, con el ambiente caldeado por la entrevista, la víspera, a Arnaldo Otegi en Radio Televisión Española (RTVE), duramente criticada por PP, Ciudadanos y Vox.

Santiago Abascal dejaba su escaño vacío, el que tenía reservado en primera fila junto a la portavoz socialista Adriana Lastra, Pablo Casado, Albert Rivera y la portavoz de Unidos Podemos, Irene Montero, que asistía en representación de su partido en lugar de Pablo Iglesias. El líder de Vox anunciaba que no participaría en un homenaje al que también se sumaban lo diputados de Bildu.

Con ambientación musical y ambiente solemne, en un hemiciclo bicaremal, al que asistían también los miembros del Senado, la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo y diputada del PP, María del Mar Blanco, realizaba un discurso que no era aplaudido por "los socios de Sánchez", según denunciaba airadamente tras el acto, en una rueda de prensa, la portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas, quien acusaba incluso a varios diputados del PSOE de no haberse sumado al aplauso.

De manera indubitada, y con gesto serio, Montero, como también su homólogo en el PNV, Aitor Esteban, evitaban aplaudir un discurso en el que Blanco arremetía contra RTVE por "blanquear" al portavoz de Bildu y "brindar sus micrófonos a un terrorista". El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, ni siquiera se levantaba, como sí hacían, aun sin aplaudir, el peneuvista y Montero y el resto de diputados de Unidos Podemos. Por su parte, los diputados de Junts Per Catalunya no asistían por primera vez a este acto, dado que celebraban su reunión de grupo en la cárcel de Lledoners. Fuentes del grupo independentista aseguran que se trata de "una casualidad" y remarcan que acuden cada año a esa cita.

Blanco lanzaba también una carga de profundidad contra la formación liderada por Otegi: "Jamás admitiremos equiparación entre víctimas y los asesinos de ETA. Hay que luchar frente a los que tratan de falsear el relato y por eso pedimos a los diputados que se abran sólo las puertas a los que condenen la violencia. No todos los partidos merecen igual consideración. Los herederos de Batasuna serán legales, pero no que se hagan con el control de las instituciones".

Montero escurre el bulto

Preguntada por qué no había aplaudido el discurso de María del Mar Blanco, Irene Montero evitaba la pregunta diciendo que "hoy es el día para mostrar el reconocimiento y el respeto a todas las víctimas del terrorismo y mostrar un compromiso irrenunciable con los Derechos Humanos, la paz y por la convivencia".

En esa misma declaración, la portavoz de Podemos aplaudía la entrevista a Otegi en RTVE: "Me parece lógico que la televisión pública entreviste a todos los representantes de fuerzas políticas que cumplan con las reglas del juego democrático. Creo que lo lógico es que RTVE puede hacer entrevistas a todos los representantes que cumplan las reglas de juego que son votadas por los ciudadanos ", insistía Montero.

Pablo Casado pedía tras el acto que se convierta en un "día para el recuerdo y homenaje a las víctimas" después de que este miércoles en la entrevista a Arnaldo Otegi se viera "un intento de blanquear a los herederos de ETA". Una entrevista por la que el PP ha pedido la comparecencia de la administradora del ente público Rosa María Mateo, mientras que Rivera solicita directamente su dimisión.

El líder del PP anunciaba además una batería de medidas legislativas para evitar beneficios penitenciarios a terroristas que no colaboren con la justicia, pedir que esos crímenes no prescriban y que se tipifiquen como delito los homenajes y la convocatoria de los mismos.

El escaño vacío de Abascal

Vox era el único partido político que se ausentaba de todos los actos de homenaje, incluido el minuto de silencio, por las víctimas del terrorismo. Santiago Abascal anunciaba una hora antes de que comenzaran que ninguno de sus miembros asistiría porque lo consideraban una "coartada" para el "blanqueamiento" de ETA.

"No acudiremos junto a formaciones como el PSOE, ERC, PNV o incluso Bildu", decía Abascal recordando que este último asistiría al minuto de silencio. Según advertía, se está permitiendo que Bildu asista a este tipo de homenajes sin que haya condenado los atentados de ETA, que haya homenajes sistemáticos en las calles del País Vasco y Navarra a los presos de la banda terrorista y que estos no colaboren para resolver los crímenes pendientes. Sobre esos homenajes a etarras ponía también el acento Arrimadas, que recordaba la Ley integral registrada el miércoles por Ciudadanos para evitarlos.

En España

    0
    comentarios

    Servicios