Menú

Una decena de activistas de Greenpeace cortan el acceso a Madrid Central en la calle Alcalá

La Policía les ha retirado finalmente de la calzada, sin mayores incidencias.

LD/Agencias
0

Activistas de Greenpeace han cortado el acceso de vehículos a Madrid Central en la calle de Alcalá a primera hora de la mañana de este lunes, en el primer día sin multas en este área de bajas emisiones, según han informado en su cuenta de Twitter.

Según informa Efe, una decena de activistas de esta organización ecologista se ha sentado en la calzada de entrada a Madrid Central en la calle de Alcalá, cerca de la plaza de Cibeles, con pancartas con el logotipo de Greenpeace y lemas como "Madrid Central funciona" y "No más coches".

Además, en las redes sociales Greenpeace Madrid ha pedido que los ciudadanos acudan con carteles a los piquetes informativos que la Plataforma en Defensa de Madrid Central situará a las 10:00 y las 19:00 horas en algunos puntos de los accesos de este área de bajas emisiones.

La Policía les ha retirado finalmente de la calzada, sin mayores incidencias, y el tráfico ha quedado restablecido.

Tráfico fluido en el primer día sin multas

El tráfico a primera hora de esta mañana en el centro de la capital durante el primer día sin multas es fluido, aunque también influye que este 1 de julio muchos de los madrileños están ya de vacaciones.

Fuentes del centro de pantallas del Ayuntamiento de Madrid han señalado a Efe que es difícil hacer una evaluación sobre la influencia de la moratoria de multas en el tráfico, ya que a primera hora de la mañana la hora punta afecta más bien a los puntos de entrada a la capital por carretera.

Los efectos podrán empezar a notarse a partir de las diez de la mañana, hora de apertura de la mayoría de los comercios del centro, que esperan recibir una mayor afluencia de público al estar muchos de ellos en periodo de rebajas.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, asegura que "estamos haciendo un ejercicio de responsabilidad con Madrid Central, un ejercicio de evaluación de las consecuencias que ha generado, que todos sabemos que son indeseadas en muchos casos y, por tanto, estamos cumpliendo con la obligación que tiene un Gobierno".

Almeida ha recordado que "el anterior equipo de gobierno, por sus chapuzas y sus errores, tuvo que anular 6.000 multas porque era incapaz de poner un sistema de detección de multas que fuera verdaderamente eficaz. Tan chapucero, como que todavía tampoco están las pantallas de parkings que informan a aquellos que van en sus vehículos para entrar en Madrid Central si van a tener plazas o no, con la incertidumbre que eso les genera".

El alcalde ha recomendado a la izquierda "que se tranquilice y que nos deje trabajar. Es una pena que pretendan ganar en la calle tres semanas después de las elecciones lo que no consiguieron ganar en las urnas. Nosotros nos debemos al interés general de los madrileños y a los programas electorales que fueron votados y de ahí este Gobierno no se va a apartar".

Una moratoria de tres meses

Este lunes arranca la moratoria a las multas en Madrid Central de tres meses —hasta el 30 de septiembre— en los que quienes accedan indebidamente a este área de bajas emisiones recibirán un aviso pero no serán sancionados, una medida que se toma en medio de críticas al Gobierno de José Luis Martínez-Almeida (PP).

Aunque solo pueden acceder a este espacio de 472 hectáreas los vehículos de los residentes, los coches con etiqueta Eco y Cero Emisiones y los que tengan distintivo B o C siempre que acudan a un aparcamiento, desde este lunes infringir esta norma no conllevará, como hasta ahora, 90 euros de multa.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation