Menú

La prensa de un vistazo: La jugada maestra de Iglesias: presidente en la sombra y oposición de una tacada

Vamos a un Gobierno presidido por Pablo Iglesias en la sombra con nacionalismos de todo pelaje, como Rivera quería. Estará satisfecho.

0

El Mundo dice que "el pacto don Podemos quiebra el plan de Sánchez de virar al centro". Bueno, el viraje al centro se fue al carajo cuando Rivera le dijo que no es no. Dice el editorial que el Gobierno Frankenstein es "tan legítimo como preocupante para la nación". Iglesias, más listo que Sánchez, "ha tenido la habilidad de convertir el veto de Sánchez en una trampa para obligar al PSOE a algo que repudiaba de inicio: la formación de un Gobierno de coalición". "El PSOE abandona definitivamente la centralidad política y se dispone a afrontar la legislatura de la mano de formaciones que cuestionan alguno de los principios elementales en los que se sustenta el Estado, empezando por la unidad nacional (...) El programa de gobierno que hoy desgranará Sánchez ante la Cámara pasa a un segundo plano ante la inquietud tanto política como económica que despiertan los compañeros de viaje elegidos por el PSOE". No será para tanto, ni a Rivera ni a Casado les preocupa lo más mínimo, 'pacte usted con sus socios naturales' le decían. Pues hala, ya tiene Riverita el gobierno que quería. Federico Jiménez Losantos utiliza un símil taurino para explicar el triunfo de Iglesias. "Lo de Iglesias ha sido una faena extraordinaria. Pasa a ser el centro político del Gobierno, árbitro de los tratos con el separatismo y con capacidad desde sus ministerios para imponer leyes ideológicas como la de Memoria Histórica o Violencia de Género mediante observatorios o soviets de empresa". "Iglesias será el metisaca del Gobierno: entrará y saldrá de cada lío, hablará por Sánchez y contral él, alentará y frenará a los separatistas, será la Lucecita de Paracuellos del Frente Popular Separatista". Santiago González, siempre de buen humor, dice que "los perdedores seremos los españoles. A cambio, nos van a dar mucho qué reír". Sí, para partirse va a ser.

El País cuenta que "el PSOE busca cerrar el pacto con Podemos antes del debate". "La formación de Iglesias aspira a una vicepresidencia, además de ministerios". Colocar a la parienta. Vidal Folch se dedica a blanquear a Podemos. Que ha pasado de ser comunista a la "socialdemocracia". Ja. "Le queda ampliar su entusiasmo constitucionalista a los artículos de la Carta Magna que no versan directamente sobre la cuestión social: el respeto al modo y la jefatura del Estado; a la economía social de mercado; a la distribución competencial. Pablo tiene que "escuchar, apoyar, colaborar, convencer, compartir". Claro, claro, es lo que mejor se le da. Mientras, "Casado busca imponerse a Cs como líder de la oposición con un perfil de Estado". Que dejen ya de tomarnos el pelo con lo de los hombres de Estado, ya hemos visto que el Estado se la trae al pairo. Y "Rivera atacará a Sánchez por los pactos con los nacionalistas". Pero Rivera, si prácticamente se los has hecho tú, corazón. Pacte con sus socios naturales, ¿recuerdas? Que nos ahorre el bochorno, Rivera y su partido son un fraude.

ABC: "Sánchez busca seguir en La Moncloa con los apoyos de la moción de censura". Qué bien, ¿verdad Rubido? Justo lo que ABC recomendó en un montón de editoriales. Cuál es mi sorpresa que ahora leo un editorial diciendo que es la "peor noticia". "No es una buena noticia para España que el PSOE necesite a Podemos para gobernar". No los necesita, que se abstenga el PP. "Se trata de una alianza perniciosa para los intereses de los españoles". Pero Rubido, si es la alianza que tu periódico alentó, seguro que no será tan mala cuando fue la apuesta de un periódico tan serio como ABC. Isabel San Sebastián, otra que tal baila. Se ponía de los nervios ante la posibilidad de que Rivera impidiera con su abstención un gobierno con comunistas y separatistas y ahora se mesa los cabellos. "Vamos a un gobierno de frente popular encabezado por un socialista, rehén de los comunistas que tendrá metidos en su gabinete y de los separatistas cuyo respaldo precisará en cada votación". No se comprende la alarma, Isabel, sus socios naturales, los que tú y otros deseabais. Ignacio Camacho también se quita el cráneo ante la jugada de Iglesias. Sánchez le "ha entregado la llave del gabinete para que la maneje desde fuera. Con sus ministros dentro y las manos libres para hacer oposición cuando le convenga".

La Razón: "Legislatura a subasta". Cree Marhuenda que "este acuerdo de coalición sui generis no promete nada bueno para el futuro de los españoles y sus intereses generales (…) Convertir el Consejo de Ministros en un polvorín político no parece la mejor opción". Hay otra, Marhu, pide a Casado que se abstenga. Eduardo Inda está preocupado y con razón. "Lo que está por venir no tiene precisamente aires socialdemócratas. La mera inclusión de cuatro o cinco ministros de Podemos es para echarse temblar". "Que Dios nos coja confesados". Pues tú, Inda, más vale que vayas pidiendo hora al cura, el nuevo presidente en la sombra te tiene enfilado, ya lo sabes.

En La Vanguardia Jordi Juan dice que "el líder del PSOE no tenía otra alternativa por la obstinación de Albert Rivera por negarse a cualquier pacto posible con Sánchez. El tiempo dirá si la estrategia de Ciudadanos ha sido la más beneficiosa para sus intereses de partido, pero en todo caso no ha sido la más correcta para la estabilidad del país porque ha echado a Sánchez en brazos de Iglesias. Lo ideal para el PSOE era hacer un gobierno monocolor con las manos libres para pactar con unos y con otros, pero la negativa en banda de Cs a ejercer como bisagra no le deja otra opción a Sánchez que el pacto a su izquierda. Así, Cs se instala con el PP y Vox en el terreno de oposición dura y contundente contra el que se llamará nuevo Gobierno del Frente Popular". El que Rivera quería, el que Rivera pidió. Que no nos venga ahora con monsergas de frentes populares que él mismo propició, no tiene ninguna credibilidad ni él ni su partido. Mintieron groseramente a la gente con que venían a regenerar y a estabilizar y a frenar a los nacionalismos y encima ha mandado a gran parte de sus votantes a tomar viento fresco, que no quiere esos votos, dice. Habrá que tomar nota y que le vaya bonito.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation