Menú

Policía y Guardia Civil detienen a cuatro yihadistas en Guipúzcoa y Lugo

Los tres detenidos en el País Vasco son ciudadanos marroquíes. En Galicia, una española conversa al islam.

0

Doble operación policial contra el yihadismo en nuestro país. Las Fuerzas de Seguridad del Estado han arrestado durante la madrugada de este martes a cuatro personas a las que se imputa la posible comisión de varios delitos relacionados con el terrorismo yihadista y la distribución de material propagandístico. Las operaciones han tenido lugar casi en paralelo en las provincias de Guipúzcoa y Lugo.

La primera operación ha sido llevada a cabo por agentes de la Policía Nacional y ha concluido con el arresto de tres ciudadanos marroquíes de 27 años de edad en las localidades guipuzcoanas de Ibarra, Villarreal de Urrechua y Urnieta, donde se ha procedido al registro y la extracción de documentación en varios inmuebles. Se les acusa de posibles delitos de adoctrinamiento y enaltecimiento del terrorismo.

Los detenidos, que formaban un grupo homogéneo y cohesionado, se habían introducido en los círculos salafistas de la provincia de Guipúzcoa. Comenzaron como consumidores de propaganda que el grupo terrorista Estado Islámico publicaba a través de Internet y fueron aumentando su actividad virtual, pasando a ser ellos mismos los que difundían en sus redes sociales mensajes de incitación al odio y a la violencia.

Fuentes del Ministerio del Interior han explicado que los mismos empleaban sus perfiles en estas redes sociales para distribuir imágenes cruentas de los conflictos bélicos de Siria e Irak, que siempre acompañaban con comentarios en los que alentaban a la confrontación religiosa con todos aquellos que no fueran musulmanes y en los que se mostraban partidarios de la destrucción de Occidente y sus aliados.

La investigación ha constatado que los detenidos habían adquirido cierta capacidad de captación y adoctrinamiento dentro de su comunidad virtual de la que formaban parte. Sin embargo, a raíz de recientes operaciones policiales y ante el temor a ser detenidos, empezaron a adoptar medidas de seguridad en sus actividades y comunicaciones online. Pese a esto no bajaron su actividad, ya que los investigadores descubrieron que hacían proselitismo en el plano real con otros individuos.

Por su parte, los agentes de la Guardia Civil han detenido en Lugo a una mujer española, conversa al islam, que ya había sido arrestada por motivos similares en 2018. Consciente del carácter delictivo de sus actividades, había asumido numerosas medidas de seguridad con la intención de eludir la vigilancia de los investigadores. Estas medidas abarcan su actividad en Internet, en redes sociales, el uso de comunicaciones telefónicas y su comportamiento en la vida real.

Además de consumir propaganda producida por diversos grupos terroristas de corte yihadista, la detenida ha celebrado públicamente atentado terroristas, en concreto, los ataques perpetrados en Barcelona y Cambrils en agosto de 2017. Incluso ha mostrado su intención de intentar replicar en Galicia un atentado de características similares.

En base a los elementos obtenidos a lo largo de la investigación y atendiendo a la reincidencia y el incremento del nivel de riesgo, la Guardia Civil ha procedido nuevamente a su detención para neutralizar esta amenaza a la seguridad pública y determinar si la mujer pudiera estar siendo instrumentalizada o influenciada por alguien.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios