Menú

El entorno de ETA se crece: acoso a la Guardia Civil, ataques a placas de víctimas, pancartas…

La Audiencia Nacional permite un acto de acoso a la Benemérita en Navarra pese a que hasta la Fiscalía había solicitado la prohibición del mismo.

0
La Audiencia Nacional permite un acto de acoso a la Benemérita en Navarra pese a que hasta la Fiscalía había solicitado la prohibición del mismo.
Pancartas, pintadas y placas atacadas. | Covite/AVT/LD

La organización terrorista ETA se disolvió oficialmente hace poco más de un año, aunque nunca han entregado todo su arsenal, pero los acólitos que aplaudieron y justificaron su actividad criminal durante décadas siguen campando a sus anchas en las calles del País Vasco y Navarra. Utilizan especialmente los meses de verano para rendir homenaje a los asesinos que salen de prisión y decorar las calles con sus mensajes de odio.

El último fin de semana de julio realizaron en Oñate y Zarauz (ambas localidades guipuzcoanas) sendos actos de homenaje a los terroristas de ETA José Javier Zabaleta Elósegui, alias Baldo, y Xavier Ugarte Villar. El escándalo fue tal que obligó a Pedro Sánchez a actuar pese a que había callado tras los otros 177 actos de exaltación a ETA celebrados anteriormente durante su mandato. Pero apenas cuarenta y ocho horas después volvió a celebrarse otro homenaje en Vitoria.

Este viernes los acólitos de ETA han vuelto otra vez a la acción. En la localidad navarra de Echarri Aranaz se está celebrando un año más el denominado "Día del inútil", que no es otra cosa que una serie de actos convocados extraoficialmente, aunque con la complicidad del ayuntamiento, en plenas fiestas patronales de la localidad con el objetivo de parodiar y acosar a los agentes de la Guardia Civil que están destinado en el cuartel local.

Como en años anteriores Partido Popular, Ciudadanos, asociaciones de víctimas del terrorismo y asociaciones profesionales de la Guardia Civil han pedido públicamente que sea prohibido, algo que este mismo viernes no han aceptado los jueces de la Audiencia Nacional pese a que la propia Fiscalía se había unido a la petición. La petición en los tribunales había sido solicitada por Dignidad y Justicia, presidida por Daniel Portero.

El objetivo final de estas jornadas es conseguir que los guardias civiles abandonen esta pequeña localidad de 2.500 habitantes, como paso previo a que abandonen todo el territorio del País Vasco y Navarra, un viejo anhelo de los terroristas de ETA como paso previo a la independencia. Otro años, incluso, se había organizado un juego denominado "tiro a facha" en el que se podía en la diana y se lanzaban huevos contra muñecos que representaban guardias civiles o al propio Rey de España.

Ataque a placas conmemorativas de víctimas

La larga mano de los proetarras también se ha dejado ver en San Sebastián. En la madrugada de este viernes han atacado las primeras cinco placas colocadas por el ayuntamiento donostiarra en las calles de la ciudad en recuerdo de varios vecinos asesinados por la organización terrorista. La colocación de las mismas tuvo lugar el pasado 23 de marzo, exactamente, en el número 8 de la Avenida de la Libertad.

En ese punto, el 4 de octubre de 1976, un grupo terrorista de ETA que había sido entrenado en Argelia asesinó al entonces presidente de la Diputación de Guipúzcoa, Juan María Araluce, que ocupaba el cargo por petición expresa del rey Juan Carlos I. También arrebataron la vida a su chófer, José María Elícegui, y a tres agentes de la Policía que realizaban labores de escolta: Alfredo García González, Antonio Palomo Pérez y Luis Francisco San Flores.

La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) ha solicitado al Ayuntamiento de San Sebastián que las placas sean limpiadas "inmediatamente" y ha asegurado que "estos comportamientos en el País Vasco, como los 'ongi etorris' -actos de homenaje-, reflejan que ETA ha dejado de matar, pero aún queda mucho por hacer en lo que al reconocimiento y memoria de las víctimas se refiere para la construcción del verdadero relato del terrorismo en nuestro país".

Pancartas en Rentería y Vitoria

Las pancartas de apoyo a los terroristas de ETA que cumplen condena en prisión por sus crímenes también han aparecido en otras localidades. Ayer jueves algunas de las calles del centro de Rentería (Guipúzcoa) aparecieron con grandes pancartas y varios murales de apoyo tanto a la organización terrorista como a los etarras locales que o bien están cumpliendo condena o bien se encuentran fugados de la justicia.

De manera paralela, la Policía Local de Vitoria retiró a primera hora de ayer varias pancantas de grandes dimensiones que habían sido colocadas en el centro de la ciudad, que durante estos días estaba celebrando las fiestas de la Virgen Blanca. En las mismas estaban las fotografías de 19 terroristas de ETA, que iban acompañadas por el texto en vascuence "Maite zaituztegu" (os queremos).

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco