Menú

La prensa de un vistazo: Errejón, atónito y soliviantado ante una mujer a la que creyó incapaz de defenderse

Killer Ayuso dejó ayer estupefacta a una izquierda que llevaba las zarpas bien afiladas para destrozarla.

0
Killer Ayuso dejó ayer estupefacta a una izquierda que llevaba las zarpas bien afiladas para destrozarla.
Isabel Ayuso e Íñigo Errejón. | EFE

"Ayuso, presidenta de Madrid al vencer la reticencias de Vox", titula El Mundo. David Jiménez Torres no las tiene todas consigo. Es más, no da un duro por el gobierno de Madrid. "¿Cuánto puede durar el Gobierno de Ayuso cuando su principal socio quiere sustituir a su partido, cuando su otro socio es volátil y en cualquier momento puede echar por tierra la legislatura, y cuando en el horizonte del PP siguen apareciendo posibles imputaciones?". No seas agorero, hijo, con lo que le ha costado a Ayuso. A Ferrán Boiza le puso de los nervios el sobrado de Errejón que iba de abusón a zurrar al gordo gafotas de la clase. "Tan acelerado va Errejón, que ayer se pasó de frenada con Díaz Ayuso. Con un tono condescendiente, displicente, poniendo en duda la capacidad intelectual y la preparación de la presidenta electa de Madrid, el diputado Errejón dijo mucho más que de él mismo que da de la nueva lideresa madrileña". Ese tonito, ese tonito, que diría Oramas. "¿Qué hubiera pasado en la banda de Más Madrid si un diputado popular hubiera tratado con ese desdén a una dirigente de esa formación?". Puf, no quiero ni pensarlo, le habrían llevado a la hoguera por machista. Y hablando de machismos, Arcadi Espada les canta las cuatro verdades a las "metiómanas" y a buen seguro le va a caer la del pulpo. "Algunos hombres usan el poder para obtener sexo. Algunas mujeres utilizan el sexo para obtener poder". "Desde que las metiómanas empezaron a organizarse con el apoyo de una prensa puramente macartista cada tanto hay noticias de hombres que ha usado su poder para obtener sexo. Llamativamente no hay noticias de mujeres que hayan utilizado su sexo para obtener poder". Bueno, sí, las propias MeToo. Porque denuncian 30 años más tarde, cuando ya han logrado el éxito a cambio del cual decidieron libremente decir sí en lugar de no y guárdate tu papel donde te quepa que yo me voy a trabajar de camarera tan ricamente.

El País intenta resucitar el ‘¡que vienen los fachas!". "Ayuso promete cumplir en su totalidad el pacto con Vox". El editorial asume lo que Ayuso calificó como resentimiento de la izquierda. "Que Díaz Ayuso se haya hecho con la presidencia de Madrid no garantiza la autonomía de un Ejecutivo frente a los chantajes de la ultraderecha". Lo mismo podríamos decir de Navarra. Que la presida el PSOE no garantiza su autonomía frente a los chantajes de Bildu. "Unos chantajes que son graves porque posibilitan que la quinta fuerza en la Cámara regional imponga sus obsesiones retrógradas y dudosamente constitucionales". Hasta el momento Vox no ha hecho nada inconstitucional, y mucho menos justificar los tiros en la nuca. Y termina el editorial diciendo que Ayuso hace suya la acción de gobierno de sus predecesoras. "Fanatismo ultraconservador" y ocupar políticamente las instituciones desde los organismo económicos, incluidas las cajas de ahorro, hasta la televisión autonómica con el consiguiente agujero de corrupción". No, no habla de la Andalucía del PSOE, no crean. Debe ser que se les ha helado la risa que les producía Ayuso.

ABC dice que "Ayuso se faja con la izquierda y promete un contrapeso a Sánchez". Álvaro Martínez dice que "Ayuso se limitó a defenderse del que se veía venir como principal argumento que utilizaría la izquierda, cuya infantería mediática lleva preparándole el terreno desde hace semanas" con "hoy por hoy, una birria de caso. Hace falta tener cuajo para, como Errejón, intentar sacarle a alguien los colores corruptos teniendo en la mochila lo de la beca black". La izquierda, ya se sabe. No hay más que recordar el alzamiento de bienes de Carmena que todos los medios de izquierdas taparon. En cuanto a la peli de terror que nos ha contado El País "con la milonga de la extrema derecha que se come a los niños con patatas, ya no cuela". "¿Ha habido un apocalipsis en Andalucía? ¿ Se han cerrado los colegios o se cobra a los enfermos en los hospitales? ¿ No hay becas, no funciona la luz, se persigue a los gais? Pues en Madrid, lo mimo. Busquen otra cosa, que esa gaita ya no suena". Luis Ventoso se quita el sombrero con Ayuso. "Soltó tres verdades prohibidas" a la izquierda. "Al escucharlas, el podemismo se revolvía inquieto en sus escaños, recurriendo al escudo de la risita forzada". No se lo esperaban de la que ya habían señalado como rubia tonta oficial de turno. "Errejón, tal vez el político más sobrevalorado de nuestra historia reciente, soliviantado y un tanto atónito, buscaba por los pasillos un micro amigo donde enjugar los mandobles liberales". Vamos a tener a Errejón en La Sexta hasta aburrirnos, porque les va a costar lavar la imagen de machista, engreído, pedante y perdonavidas que dio ayer.

La Razón: "Presidenta Ayuso". Marhuenda entiende que la izquierda está que trina. "No ha encajado no retener el poder en Madrid, por lo que nos tememos que intentara deslegitimar por todos lo medios el pacto con que la han estigmatizado: un acuerdo con la extrema derecha". "Mención aparte merece la intervención de Errejón, desabrido y con resabios intelectuales que sonaron impostados y, sobre todo, soberbio". No obstante, a Marhuenda no le gustó que Ayuso combatiera como una jabata las imposiciones ideológicas y morales de la izquierda. "Habría que evitar los debates esencialistas y de alta carga ideológica por estériles, que acaban siendo la herramienta para dividir la sociedad en dos frentes que acaba siendo un terreno favorable para los experimentos de la izquierda". Vamos, que hay que bajar la cabecita y poner la otra mejilla, estilo Rajoy. Julio Valdeón no lo comparte. "Desde las torretas de la oposición ya llueven las burlas contra una mujer desprovista del amparo que otras gozan. Será que no puntúa alto en los mantras obligatorios de la izquierda reaccionaria". Ayer no pareció necesitar mucho amparo. "Vapuleada por la apisonadora mediática despunta ya como una política formidable". Como dice José María Marco, "se equivocaron porque creyeron que tras la presencia dialogante y humilde de Isabel Díaz Ayuso había una persona apocada, sin carácter, incapaz de defenderse" y se encontraron con una tía con dos... que les cantó las verdades del barquero. Eso es lo que se llama ir a por lana y salir esquilado.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco