Menú

La vuelta de Rivera: molesto por los comentarios sobre sus vacaciones y reiterando el no a Sánchez y Casado

"España suma pero la corrupción resta" afirma sobre la propuesta de PP, en sus primeras palabras públicas en un mes.

0
"España suma pero la corrupción resta" afirma sobre la propuesta de PP, en sus primeras palabras públicas en un mes.
Albert Rivera, en su escaño el pasado jueves. | EFE

No se escuchaba su voz desde hacía un mes y cuatro días, cuando el 29 de julio el Consejo General de Ciudadanos trató de solventar la crisis vivida por el partido naranja en julio. Albert Rivera regresaba este lunes a la actividad pública con una larga entrevista en Onda Cero, en la que se mantenía firme en todos sus posicionamientos políticos, singularmente su rechazo tajante a facilitar –por activa con un sí o por pasiva con una abstención– la investidura de Pedro Sánchez, pero también en su oposición a una coalición preelectoral como la que le propone desde este verano Pablo Casado.

En un ensayado juego de palabras con la marca España Suma, Rivera lanzada un dardo a los populares: "España suma, pero la corrupción resta". En ese momento, Carlos Alsina le preguntaba si eso no valía para los acuerdos de coalición con los populares, implementados en el último año en cuatro comunidades autónomas. A juicio de Rivera, una cosa es pactar después de las urnas y otra hacerlo antes, incluso por una cuestión de estrategia electoral, ya que, explicaba, "hay votantes de Ciudadanos que nunca votarían al PP, y viceversa".

Igualmente, insistía en que Sánchez "no es de fiar" y afirmaba, pese a la evidencia en contrario de la investidura fallida de julio, que el pacto de PSOE y Podemos está "hecho" ya que, argumentaba, únicamente discuten por unos cuantos ministerios. "Lo único que distancia al PSOE y a Podemos es quién es el ministro de Trabajo" afirmaba. Una y otra vez, además, recordaba el pacto de los socialistas con Bildu para gobernar en Navarra como prueba de que Ciudadanos no puede pactar a su vez con el partido que ostenta el Gobierno de España en funciones.

Pese a ello, y a preguntas sobre la más que posible repetición electoral en noviembre, Rivera llegaba a negar que su veto al PSOE hubiese sido un asunto central de su campaña en abril. "Ustedes me preguntaban y yo contestaba" afirmaba, omitiendo que fue una posición aprobada por unanimidad en la Ejecutiva del partido en febrero.

Pocas horas después, la nueva portavoz de la Ejecutiva de Ciudadanos, Lorena Roldán, reiteraba los posicionamientos de su jefe de filas en su primera rueda de prensa tras la reunión de la nueva cúpula naranja. Sin embargo, no descartaba totalmente una alianza con el PP parcial, circunscrita al Senado y al País Vasco, una posibilidad que desde hace tiempo se estudia en el círculo más próximo a Rivera.

Ya en abril Ciudadanos concurrió junto al PP y UPN en Navarra bajo la marca Navarra Suma, que luego se repitió en las elecciones forales y municipales de mayo.

Molesto por algunas preguntas

Por lo demás, el líder naranja se mostraba visiblemente molesto en varios momentos de la entrevista cuando se abordaban dos cuestiones espinosas: sus opacas vacaciones y la crisis interna del partido. Nada más comenzar la entrevista en el programa Más de Uno, aseguraba, en clara referencia a las crónicas y comentarios de este verano, que "pasas de no tener equipo a estar desaparecido" poniendo en valor la tarea de sus compañeros en verano. "Cuando no estás, quieren que estés, y cuando estás, estás demasiado. Pero, bueno, la vida política es eso y estar en el centro político es justamente eso".

Ya hacia el final de la entrevista, polemizaba con el periodista Ruben Amón, quien lograba soliviantarle al referirse a quienes han abandonado recientemente Ciudadanos, como Toni Roldán o Francisco de la Torre, como "los talentos de Ciudadanos". "¿Qué talentos?" contestaba airado Rivera, quien preguntaba si, por ejemplo, la portavoz parlamentaria, Inés Arrimadas, no tenía esa cualidad. Además, presumía de incorporaciones como las de los diputados Edmundo Bal, Marcos de Quinto o Joan Mesquida.

En el terreno legislativo, Rivera planteaba una reforma del Código Penal para combatir escaladas de violencia como la que vive este verano Barcelona. A su juicio, quienes delinquen son reincidentes y "se ríen" de la Policía. "No me preocupa que haya más policías en las calles, me preocupa que haya más delincuentes", sintetizaba.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios