Menú

Nart vuelve a desvincularse de Ciudadanos pero presume de seguir pagando a los asesores del partido en Bruselas

Arremete contra Rivera y dice que su número dos le dijo que podía seguir en la delegación europea, algo que el partido desmiente.

0
Arremete contra Rivera y dice que su número dos le dijo que podía seguir en la delegación europea, algo que el partido desmiente.
El eurodiputado Javier Nart. | D.A.

Primero dejó la Ejecutiva de Ciudadanos en junio, el mismo día en que Toni Roldán abandonaba todos su cargos en el partido, luego se dio de baja como militante la semana pasada y ahora deja la delegación de la formación naranja en el Parlamento Europeo, liderada por Luis Garicano, el cabecilla del sector crítico.

El divorcio político de Javier Nart y Albert Rivera adquiría este miércoles tintes de serial, de enredo incluso, tras un comunicado en el que el eurodiputado se despachaba a gusto con el presidente de Ciudadanos y se presentaba como el garante del estipendio e incluso el puesto de trabajo de varios de los asesores naranjas en Bruselas.

"Abandono la Delegación de Ciudadanos en Europa, pero no cambio mis compromisos económicos para con esta, que cuenta con 11 colaboradores y cuyos sueldos dependen en 1/7 de mí. Sin ella, o se reducen las nóminas o se producen ceses" afirmaba Nart, que sigue ocupando su escaño en la Eurocámara bajo la disciplina del grupo Renew Europa, una alianza entre los liberales y el grupo del presidente francés, Emmanuel Macron.

nart-rivera-europeas.jpg
Javier Nart y Albert Rivera, durante un acto en 2014.

El comunicado comienza con toda una reivindicación política de su trayectoria, que comenzó en 2014, cuando, según relata, Rivera "me pidió que, como independiente, encabezara la lista de Ciudadanos en las elecciones europeas, en un aventura de imposible éxito. Ciudadanos obtuvo el inesperado resultado de dos diputados".

A continuación, y en un abrupto salto temporal de un lustro, relata su reunión del pasado jueves día cinco con el Secretario General, José Manuel Villegas, quien le habría ratificado, siempre según Nart, su conformidad con que siguiera en la delegación de Bruselas, despidiéndole con "un abrazo". Fuentes del gabinete de Villegas desmienten ese extremo salvo en la efusiva despedida: "Lo del abrazo sí es verdad". Por lo demás, afirman que el número dos de Rivera "nunca dio esa conformidad" sino que, al contrario, le trasladó la cuestión a la Ejecutiva permanente del partido, que el lunes decidió que Nart debería renunciar a su acta, algo que la propia Secretaría General le comunicó mediante una misiva este mismo miércoles.

Lo que dice la carta ética

La carta ética que firman todos los cargos públicos de Ciudadanos estipula, en su punto número 16, que se deberá abandonar el cargo público "en el supuesto de cese de militancia". Nart aduce que dos de los miembros de la delegación europea son independientes, como la ex socialista Soraya Rodríguez o la antigua eurodiputada de UPyD, Maite Pagazaurtundúa.

Nart reproduce un comunicado oficial del Departamento de Prensa del propio Ciudadanos que el mismo jueves de la semana pasada informaba de que seguiría en la delegación europea. Una comunicación que fuentes del partido califican de "error" que ayudó a crear "confusión" sobre el asunto.

Lo cierto es que al día siguiente del mismo, soliviantado por unas manifestaciones de otro miembro del sector crítico, el ex diputado Francisco de la Torre, Rivera arremetió públicamente contra Nart, acusándole de "aprovecharse" de "los recursos del partido" y pidiéndole claramente que renunciase a su acta. Entre esas manifestaciones y el abrazo de Villegas transcurrieron menos de veinticuatro horas, lo que lleva a Nart a considerar, en su escrito de renuncia, que "una organización política debe ser fiable y no cambiar de criterio de un día para otro".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation