Menú

El nacionalismo se reinventa con el apoyo de 'El País' y 'La Vanguardia'

Reuniones para la refundación de un catalanismo que pretende pactar con el Estado más competencias, dinero, bilateralidad y un referéndum acordado.

Libertad Digital
0
Reuniones para la refundación de un catalanismo que pretende pactar con el Estado más competencias, dinero, bilateralidad y un referéndum acordado.
Imagen del último 'pleno' del Parlamento catalán | EFE

Una parte del nacionalismo catalán trata de reinventarse, da por muerto el procés, recupera la etiqueta de "catalanismo" y aborda la creación de una nueva Convergencia alejada del unilateralismo y de la propensión al choque con el Estado que marcaron los gobiernos de Artur Mas y Carles Puigdemont. Los restos del naufragio que no han encontrado acomodo en la Generalidad, los ayuntamientos y diputaciones se reúnen este miércoles en un restaurante de Barcelona para articular una plataforma electoral. Se trata de cuatro partidos: Units per Avançar (lo que queda Unió y que forma una coalición con el PSC), Lliures (del exconsejero convergente Antoni Fernández Teixidó), la Lliga Democràtica (el partido creado por el expresidente de Sociedad Civil Catalana, Josep Ramon Bosch, y la politóloga Astrid Barrio) y Convergents, la formación de Germà Gordó, pieza clave en el sumario del tres por ciento.

Estos son los actores del catalanismo que aspira a arrebatar el poder a Torra, Puigdemont y ERC y que cuenta con el apoyo de El País y La Vanguardia. Ambos medios bendicen y alientan el movimiento de esos notables de la vieja CiU con editoriales e informaciones que subrayan el supuesto moderantismo y el abandono del unilateralismo de la nueva opción catalanista. Además, el encuentro de este miércoles contará además con la participación de "particulares" como el exeurodiputado del PP Santiago Fisas y Josep Miró i Ardèvol, exconsejero de Pujol, independentista de primera hora y activista católico.

La reunión exploratoria de estos partidos es el prólogo de la "cumbre" que este sábado se celebrará en el monasterio de Poblet y a la que acudirán unas trescientas personas, en su mayoría profesionales liberales vinculados al PDeCAT y a las otras formaciones citadas y cuyo objetivo es dotar al "nuevo" catalanismo de un corpus ideológico para afrontar la fase postsentencia del Tribunal Supremo de la política en Cataluña.

Reunión monacal

La reunión en el monasterio de Poblet (con reminiscencias de la fundación de Convergencia en Montserrat) se llevará a cabo bajo el título "El país de mañana" y en ella se presentarán un par de documentos estratégicos que pretenden reformular el nacionalismo y superar la política de choque con el Estado por la vía de la negociación. En síntesis se trata de conseguir lo mismo que plantean Puigdemont y Oriol Junqueras, pero sin plazos, amenazas directas ni consecuencias penales.

Plan de máximos

Así, esta nueva versión de la vieja Convergencia planteará la recuperación de los artículos declarados inconstitucionales del Estatut de 2006, el blindaje de las competencias lingüísticas y culturales, así como nuevas trasnferencias en emigración, educación y justicia, un modelo diferente de organización territorial que elimine las provincias, más compensaciones económicas, una organización fiscal similar al concierto vasco, relaciones bilaterales con el Estado, presencia diferenciada en la Unión Europea y una reforma constitucional que faculte la celebración de un referéndum acordado.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation