Menú

El Gobierno pondrá fecha a la exhumación de Franco el 4 de octubre y prohibirá cámaras y móviles

Fuentes de Moncloa explican a LD que se realizará "en el mismo día la exhumación y la inhumación" en un acto "discreto, con decoro".

0
Fuentes de Moncloa explican a LD que se realizará "en el mismo día la exhumación y la inhumación" en un acto "discreto, con decoro".
Entrada al cementerio de Mingorrubio. | David Alonso Rincón

Movido por la euforia de la sentencia del Tribunal Supremo que da la razón al Gobierno, el Ejecutivo quiere pisar el acelerador y rentabilizar uno de los asuntos que mejor le ha funcionado históricamente al PSOE en los periodos electorales: la memoria histórica y la exhumación de Francisco Franco. Una exhumación que "se hará rápido", como explicó este martes la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, "lo más lejos posible de la campaña electoral, cuanto antes".

La inminencia depende en primera instancia del Alto Tribunal que debe ahora comunicar a las partes la sentencia sobre la exhumación del dictador. Algo que podría ocurrir en "3, 5 o 10 días", sin plazos concretos para realizarlo, como explican fuentes de vicepresidencia del Gobierno, que es quien ha fundamentado jurídicamente todo el procedimiento.

Según señalan estas fuentes de Moncloa a Libertad Digital, con la sentencia en la mano, el siguiente paso será la fijación de la fecha de la exhumación y la inhumación "en el mismo día" a través de un Consejo de Ministros que podría tener lugar en apenas "dos semanas". Quince días por delante para realizar el mismo trámite que el pasado 15 de marzo, cuando el Consejo de Ministros fijó la fecha de la exhumación el 10 de junio, que paralizó posteriormente el Supremo hasta que resolviera sobre el fondo de la cuestión.

Ahora que eso ya ha ocurrido, el Ejecutivo prevé ejecutar el "último eslabón del procedimiento" en la reunión del Consejo de Ministros. Admiten a LD fuentes de Moncloa que este viernes no podría ser: primero, porque "no da tiempo a recibir la comunicación oficial del Supremo"; y segundo –en realidad, la razón principal–, que el presidente, Pedro Sánchez, se encuentra fuera de España, de viaje oficial a Nueva York y ha tenido que valorar la buena nueva a través de las redes sociales como una "gran victoria de la democracia española".

De esta forma, el Gobierno pretende fijar la fecha final de la exhumación en el Consejo de Ministros del viernes 4 de octubre, con el objetivo de ejecutar la inhumación a mediados de mes. Una voluntad que expresan en privado fuentes del Gobierno y que evitan verbalizar en público, habida cuenta de las constantes rectificaciones que se han visto forzados a realizar por los "imprevistos" que se han encontrado en el camino.

Resuelta la duda de los plazos, queda también por saber cómo se hará y ahí se rescatará el procedimiento reglado en el Consejo de Ministros del 15 de marzo. Según informa Moncloa, se trataría de un acto "discreto y con decoro", con presencia de la familia Franco que, "si lo desea" podrá "organizar una breve e íntima ceremonia acorde con sus preferencias religiosas durante la inhumación" en Mingorrubio-El Pardo. En el procedimiento administrativo reglado por el Gobierno se prohíbe la entrada de cámaras de televisión y móviles.

"No se permitirá el acceso a medios de comunicación y se adoptarán las medidas necesarias para evitar el uso de medios de captación y reproducción de imagen y sonido". Como explicó este martes la artífice de este proceso "garantista" Carmen Calvo, "los españoles se levantarán una mañana y el dictador ya no estará ahí". Aunque el uso mediático y electoralista que le ha otorgado el Gobierno a la exhumación de Franco hagan que estos planes sean, cuando menos, difíciles de creer.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD