Menú

Rivera destituye al secretario de Organización de Cs en el País Vasco por mantener contactos con el PP

El líder naranja le acusa de querer "irse a otro partido" mientras que el PP vasco reprocha a Rivera no tener "altura de miras".

0

La dirección nacional de Ciudadanos decidió este pasado miércoles destituir de su cargo al secretario de Organización de la formación naranja en el País Vasco, Javier Gómez Calvo, después de conocer que había mantenido contactos –que la Ejecutiva estatal desconocía–con el PP vasco. Unos contactos que tenían como objetivo, según fuentes de Ciudadanos a nivel nacional, realizar un "trasvase" de militantes hacia el PP, mientras que otras informaciones aseguran que lo que negociaban era una coalición para las elecciones generales del 10 de noviembre en las provincias vascas. El propio Albert Rivera, en una escueta respuesta dada en una comparecencia ante la prensa en Madrid, concretaba esa acusación contra Gómez Calvo: "Alguien quería irse a otro partido político y, evidentemente, si eres militante de Ciudadanos no puedes ser militante de otro partido".

El domingo vence el plazo para presentar coaliciones, pero Rivera ya tiene tomada la decisión de rechazar la idea de España Suma que le propone Pablo Casado, aunque en Navarra, como ya ocurrió en los comicios del 28 de abril, PP y Ciudadanos concurrirán juntos bajo la marca Navarra Suma, auspiciada por Unión del Pueblo Navarro (UPN).

Además, han asegurado que las conversaciones no oficiales se mantuvieron entre un grupo pequeño de Cs Euskadi, liderado por Calvo, y el PP vasco. Una vez que la dirección nacional tuvo conocimiento de ellas, el secretario de Organización del partido naranja nacional, Fran Hervías, contactó con el de Euskadi, Javier Gómez Calvo, y de "mutuo acuerdo" decidieron que este último abandonara su puesto.

El PP lamenta la decisión de Rivera

Desde el Partido Popular confirman que su líder en el País Vasco, Alfonso Alonso, y todos los dirigentes del partido en esa comunidad tenían el encargo de hablar con Ciudadanos para tratar de conformar una alianza preelectoral bajo el paraguas del "País Vasco Suma".

Los populares llevan semanas insistiendo a Ciudadanos en la necesidad de esta coalición de cara a las próximas elecciones del 10 de noviembre. Este jueves, Teodoro García Egea, secretario general del partido, insistía en que "los ciudadanos nos han elegido para dar lo mejor de nosotros y arreglar sus problemas y creemos que la unión de los constitucionalistas y de todos aquellos que no queremos que Sánchez siga en La Moncloa tiene que ser la tónica de los próximos días y semanas".

El líder del PP en el País Vasco, Alfonso Alonso, ha comparecido en rueda de prensa pidiendo a Albert Rivera que "recapacite" y tenga "más altura de miras" porque sería un "profundo error" no sumar en esa comunidad.

"Juntos ganamos los dos", ha explicado Alonso, que también ha pedido a los dirigentes de Cs que "no se sancione ni se castigue" al ya cesado secretario de Organización de la formación naranja en el País Vasco, Javier Gómez Calvo.

"Hasta el lunes hay tiempo de recapacitar", ha insistido Alonso que ha recordado que ese día se cierra el plazo para el registro de coaliciones electorales como sería el caso, ha dicho, de una bajo el nombre "vascos suman", para la que tiene "el aval" del Génova.

En las redes sociales, el presidente del PP de Álava, Iñaki Oyarzábal, ha responsabilizado directamente al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, del fracaso de que populares y la formación naranja concurran juntos en el País Vasco en las próximas elecciones generales.

Oyarzábal ha reconocido que ambas formaciones han mantenido contactos de cara a sumar fuerzas en los próximos comicios del 10 de noviembre y ha apuntado que, aunque había buena disposición en Cs Euskadi, finalmente, al parecer, ha sido Rivera el que se ha opuesto.

Una implantación fracasada

La implantación en el País Vasco es uno de los grandes fracasos de la expansión nacional de Ciudadanos iniciada en 2014. La formación naranja se quedó en 2016 fuera del Parlamento de Vitoria y en las pasadas generales obtuvo un resultado residual.

La oposición al Cupo Vasco ha sido una de las señas de identidad discursiva de Ciudadanos, un asunto que ha enfrentado a Rivera con prácticamente todo el arco parlamentario del Congreso de los Diputados, incluido el PP.

En España

    0
    comentarios

    Servicios