Menú

Fuerte malestar en el PSOE con Pedro Sánchez por sostener a Noelia Posse, alcaldesa de Móstoles

Narbona da un golpe de mano para forzar su dimisión. Su protector en Moncloa: Iván García Yustos, el de las llamadas a líneas eróticas.

0
Narbona da un golpe de mano para forzar su dimisión. Su protector en Moncloa: Iván García Yustos, el de las llamadas a líneas eróticas.
Noelia Posse, alcaldesa de Móstoles | EFE

"Es un auténtico escándalo". Así describen varios dirigentes socialistas a Libertad Digital lo ya conocido como el Móstolesgate. Un iceberg sobre cuya punta se erige la alcaldesa, Noelia Posse, pero cuya negativa a dimitir de su puesto de regidora nadie entendería si no fuera por el apoyo sostenido y hasta el final desde el Palacio de la Moncloa por parte del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y por quien fue su pareja en el Ayuntamiento, según relatan fuentes socialistas a Libertad Digital, el hoy número dos de gabinete en Moncloa, Iván García Yustos.

Sólo así se explica la sorprendente respuesta del presidente del Gobierno y candidato socialista, Pedro Sánchez, el pasado martes en la cadena SER a un mes de las elecciones. Ni criticó ni desautorizó a Posse y su negativa a dimitir tras los múltiples casos de nepotismo en los que benefició a su hermana, su tío y su expareja. "El PSOE de Madrid está en ello y lo que haga está bien hecho", se limitó a decir poniéndose de perfil. Algo que explican varios dirigentes del PSOE-M de manera indubitada: "Es Pedro quien la ha apoyado desde el principio, tiene línea directa con Moncloa". La pregunta es ¿por qué? Se queda corta la respuesta de que Posse es una "ultrasanchista" que peleó junto a él en las primarias tras haberse visto repudiado de Ferraz por el Comité Federal.

García Yustos, mano derecha de Simancas

Y aquí entra en juego Iván García Yustos. El hoy número dos del gabinete del presidente del Gobierno en Moncloa se dio a conocer en 2003 cuando era concejal de Cultura en el Ayuntamiento de Móstoles. Su afición a las llamadas a líneas eróticas con cargo al Ayuntamiento, desde su móvil oficial, le obligaron a dimitir como concejal de Cultura pero se mantuvo como portavoz del grupo socialista. No fue hasta 2007 cuando llegó a ser diputado regional en la Asamblea de Madrid, cargo en el que estuvo hasta 2011.

Pero en el partido socialista de Madrid explican su perfil más allá de sus cargos: "Era la mano derecha de Rafael Simancas" en tiempos de su secretaría general del PSM, "la muy mano derecha; la izquierda, Antonio Romero, está en la cárcel condenado en el juicio de las tarjetas black". "Tras el escándalo erótico en Móstoles dejó la secretaría de la agrupación de Móstoles y se centró en la de Boadilla. Noelia Posse fue su novia, todos lo sabían".

Una supuesta relación sentimental que en el PSOE-M atribuyen a que Posse pasara de ocupar el puesto número seis a la alcaldía de Móstoles en 2015 a encabezar la lista en 2019 tras la retirada inesperada del conocido David Lucas en enero de 2018 "por motivos personales". Aparentemente, nada tuvo que ver que apoyara a Susana Díaz en las primarias, pero fuentes cercanas relatan las "presiones brutales de Ferraz" para que abandonara. Un ex alto dirigente madrileño cuenta a este periódico: "Una vez le dije: 'El primer gilipollas eres tú por haber cedido', a lo que él me respondió: 'Hay cosas personales mucho más importantes'. Me pareció que estaba hablando de amenazas".

Ascenso fulgurante de Posse

Fue con la retirada de Lucas cuando se produjo el ascenso fulgurante de Noelia Posse. "Sánchez confía en Yustos, quien entró por la cuota de Rafa Simancas (hoy secretario general del grupo en el Congreso), le deja hacer porque le debe gran parte de su apoyo en Madrid". No sólo eso. También formó parte de los dirigentes madrileños que ayudaron a Sánchez a derrocar a Tomás Gómez: "Yustos no podía ver a Tomás". Su perfil de politólogo experto en la elaboración de campañas electorales le une a Iván Redondo, es el subdirector del gabinete y "fue él quien llevó en la sombra desde Moncloa la campaña de Pepu Hernández" al Ayuntamiento de Madrid. Un perfil alejado de los medios y tildado de "conspirador".

Un fontanero cuyo nombramiento en Moncloa provocó la alarma de la vieja guardia del PSOE-M: "Cuando nos enteramos, todos los viejos entramos en estupor". Porque no es un perfil querido sino temido en el partido. "Cuando sale su nombre, la gente se aparta", explican otras fuentes, "ni Gabilondo ni los últimos secretarios generales lo han querido en sus Ejecutivas". Tampoco José Manuel Franco, actual secretario general del PSOE madrileño que, según adelantan fuentes socialistas, "ha convocado este martes una Ejecutiva de urgencia y monográfica. Posse puede ser expulsada del partido".

La caída de Posse, cuestión de horas

Una expulsión que serviría como un elemento de presión más, a sumar a las múltiples llamadas de atención de Franco en los medios de comunicación enseñándole el camino de salida. Todas en vano. Posse se sentía respaldada y así lo transmitió en privado al PSOE-M. Un respaldo de Moncloa que ha durado mucho tiempo, demasiado para una federación cuyo malestar destila por todos sus rincones y que ha tenido que presionar para forzar la intervención de Ferraz. Las mismas fuentes socialistas explican que ha sido un golpe de mano interno de la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, quien ha hecho rectificar a Pedro Sánchez para dejar caer a Posse: "Narbona dio un golpe en la mesa a finales de la semana pasada" impulsada por el malestar de otros veteranos como José Enrique Serrano o Josep Borrell.

Y, al parecer, ha tenido efectos. Tras varias semanas poniéndose de perfil, Ferraz emitió señales este lunes. En una entrevista a TVE, la portavoz parlamentaria y vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, verbalizaba que dejan caer a Posse: "Estamos sorprendidos y disgustados con la actitud de la alcaldesa de Móstoles. La responsabilidad política, en este caso, tiene un camino". Tras ella, varios dirigentes, como el secretario general de Juventudes, Nino Torre, entonaron el "debería irse". El clamor en privado era enorme y el silencio de Pedro Sánchez ensordecedor. El "escándalo" ha durado demasiado pero, según parece, ya es cuestión de horas.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation